martes, 14 de octubre de 2014

5

Gotham (1x04) Arkham: War is coming

“Gotham” se ha convertido en el mejor estreno otoñal de FOX y es comprensible que rápidamente haya conseguido una temporada completa de 22 episodios; sobre todo teniendo en cuenta sus buenos datos de audiencia y recepción de crítica y público en líneas generales. Mientras que Red Band Society”, “Gracepoint” y “Mulaney” han entrado en las porras del primer show cancelado de la temporada —¡incluso considerando que en la lista está la adaptación norteamericana de Broadchurchconcebida como miniserie!—, el drama criminal producido por Warner Bros ha conseguido consolidarse gracias a la su gran expectación previa… pese a plasmar una serie de Batman sin Batman. Gotham y sus personajes deberían crear todo un mundo propio por encima del héroe que la defenderá en el futuro y ese joven Bruce Wayne va a ir desmigajando la mitología del universo DC Comics. La teoría, no obstante, no ha sido la práctica para muchos. ¿Nos hará cambiar de opinión “Arkham”, cuarto capítulo de la primera temporada de “Gotham”? Y, por cierto, ¿cuándo sale The Jocker? ¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker¿Cuándo sale The Jocker? Pues eso, ¿cuándo sale The Jocker

Aunque resuena que este capítulo es el mejor emitido hasta la fecha, personalmente lo considero el peor con absoluta diferencia. Pésimamente escrito y previsible hasta la náusea, “Arkham” constata los méritos visuales y escenográficos de la propuesta. “Gotham” es una serie con un perfecto envoltorio que juega con el guiño y la referencia, el homenaje superficial. En breve llegarán Harvey Dent (Nicholas D'Agosto) y Victor Zsasz (Anthony Carrigan) junto a nuevos personajes… pero la realidad es que todo el mundo quiere a The Jocker. ¿Se equivocaron en el concepto de la serie? ¿No hubiera sido más satisfactorio un punto de vista principal de los grandes villanos de la serie luchando por hacerse con el control de la ciudad y dejarse el policial con tufo a procedimental en la recámara? Sea como fuera, “Gotham” es la serie de Gotham, nos guste o no y esté muy por debajo de aquello que están ofreciendo actualmente Arrow, The Flash o Agents of S.H.I.E.L.D.. Aunque, como siempre, es cuestión de opiniones. Lo importante, por el contrario, es que la audiencia sigue firme y apoyando mayoritariamente la propuesta. El resto, de momento, sobra. 


“Arkham” demuestra que se mantiene por las conspiraciones de sus dos villanos más carismáticos: Oswald Cobblepot y Fish Mooney. Ambos saben de la guerra inminente en su ciudad y el destino presumiblemente les va a enfrentar a muerte por hacerse con su control, mientras Falcone y Maroni incendian las calles y se matan entre sí. El futuro del distrito de Arkham, los planes de los Wayne y la muerte de un par de concejales en el bolsillo de los mafiosos son el campo del cultivo perfecto para un capítulo que se antoja en cierta media decepcionante en el planteamiento de guión, aunque necesario para el avance de la temporada. El regreso de Oswald Cobblepot (Peter Humboldt para Barbara) a la vida de James Gordon va a suponer toda una sorpresa para el detective. Oswald necesita tener un contacto policial —como anteriormente tenía a Allen y Montoya— y su salvador parece idóneo para sus intereses. Del mismo modo, tendrá que conspirar para causar la muerte del gerente del restaurante donde trabaja y ganarse el respeto y ascenso por parte de Maroni. Fish Mooney y su búsqueda de cantante y arma (¿para seducir a Falcone ante el ‘accidente’ de su novia?) revelan lo complicado que está el mercado laboral en Gotham. O bien te tienes que liar a hostias o dejar tu currículum en una mesa llena de sangre y pólvora. ¡O liarte con tu jefa sin ser lesbiana! El asunto, desde luego, es tan previsible como carne de MEME. 


Malos tiempos para el suspense. Que los cannoli estaban envenenados es un giro de guión digno de Dora la exploradora… Nos interesa aquí que Oswald Cobblepot vista y enlace con la esencia de El Pingüino mientras evoluciona su faceta de psicópata violento a un sociópata manipulador al que ya no le hacen falta mancharse las manos de sangre para asesinar y conseguir sus objetivos. Con la entrada de Cobblepot en escena, Barbara y James tendrán que sincerarse o no… Revelado su romance lésbico con Montoya, la cara de James es un poema… aunque que Ben McKenzie tenga menos registros que el rostro de Espinete tampoco ayuda demasiado. ¿Es porque era una mujer, James? ¿Es porque era una mujer, James? ¿Es porque era una mujer, James? ¿Es porque era una mujer, James? ¿Es porque era una mujer, James? Pues eso, una tontuna muy bien dirigida y fotografiada con un guión manchado en heces y meados del tugurio más sucio de la ciudad. 


El sueño de los Wayne se convertirá en pesadilla con un asesino a sueldo contratado por ambos bandos para revelarnos que no hay mirar dentro de extraños objetos facilitados por desconocidos. Si los padres de Bruce Wayne creían que un nuevo asilo traería esperanza a Gotham… es que se habían leído muchos cómics. Una investigación policial (un poco tontuna y facilona) conducirá a Gordon al objetivo del asesino (Richard Gladwell): el mismísimo alcalde Aubrey James. Al final, Maroni conseguirá construir un depósito de residuos a lo Tony Soprano y también el contrato para remodelar Arkham, mientras que Falcone se ciñe a la construcción de viviendas y especulación inmobiliaria. Todos ganan y el alcalde salva el culo en una secuencia que bien pudiera ser un sketch de ‘Saturday Night Live’ con pistolas que aparecen y desaparecen y el peor escape concebido por un detective de policía para defender la vida ¡del mismísimo alcalde! ¿No era lo suyo salir por la puerta de atrás? No, no… por la puerta principal, con dos cojones… oigan. Además, ¿para qué valió al final la visita de Harvey Bullock a Fish Mooney si Gordon averiguó él solito todo y le avisó? ¿Por qué aparece/desparece tan cutremente la pistola de Gordon? En fin, que no he querido volver a ver esa secuencia de marras para no perder las pocas neuronas que me quedan después de comprobar cómo Gordon se tele-transporta de la comisaria a la mansión de Bruce Wayne para acabar con el informativo. Digo yo que lo grabó o lo repitieron… No importa, mis neuronas han dicho adiós… aunque seguiremos informando salga The Jocker o su vecina.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

5 comentarios:

  1. Por qué no haces una critica de boardwalk empire y si de las normaluchas y flojas gotham, the big bang theory y walking dead. Para cuando la critica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Anónimo, mil veces "sorry" y tienes toda la razón. Ayer tocaba LO PRIMERO la review de la gran "Boardwalk Empire". Por problemas no he podido acabarla con el acabado que se merece por el gran último episodio. Después de "The Flash" y "Agents of SHIELD" (reviews del miércoles) sale a la luz.

      Disculpe las molestias ocasionadas y gracias por el comentario (y recordatorio).

      Eliminar
  2. Sabes que es Joker y no Jocker, ¿no? xdddddddddd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sips, pero Jocker suena más a "cock". :P

      Eliminar
    2. Ah, y gracias por el comentario y recockrdatorio. ;D

      Eliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...