domingo, 26 de junio de 2016

0

Orange Is the New Black: Cuarta temporada

Hubo muchos cambios. Cuando llegué, este sitio me parecía estupendo. Privado y limpio. Pero ahora llegaron los militares y tomaron medidas contra los judíos. Trajeron cámaras y drones que vigilan todos nuestros movimientos. Además, ¡nos dirige un gigante barbudo y fascista!
[SPOILERS NARANJAS Y NEGROS] Volvamos a la evolución de ese gran universo que plantea la serie creada Jenji Kohan pero, al mismo tiempo, tracemos una línea respecto a aquello que en principio deseaban contarnos. La adaptación de las crónicas y memorias de Piper Kerman nos llevó a seguir las vivencias en una penitenciaria de una cultivada y prometida treintañera de clase acomodada, que cometió un error en su turbulento pasado por estar enamorada de una traficante de drogas de un cartel internacional. La realidad, ya instaurada desde los primeros compases, es que Piper Chapman acabó siendo la secundaria de su propia historia. Una constante, sí, pero ya relegada a ser una más de ese populoso grupo de presas que han acabado por socializar el conjunto. La vida pasada de Chapman es precisamente pasado, incluso únicamente vamos a tener unos pocos segundos de conexión con su hermano Cal (que va a ser padre) para dejarnos claro que su presente ha absorbido cualquier componente de ese tiempo anterior que ya es demasiado lejano. Es hora de que también nos centremos en esa coralidad impuesta desde el comienzo de la serie de Netflix y esta cuarta temporada de “Orange Is the New Black” nos vuelve a remitir a que el resto de reclusas (y personal de la penitenciaria) desea reclamar su propio espacio. En el universo de Litchfield siempre ha existido un componente de humanización de esos ‘animales’ y parias de la sociedad pero, constantemente, nos recuerdan que son las ovejas negras, que están hacinadas en el lugar por los crímenes que cometieron y que no son presas sino depredadores. Previamente presenciamos los motivos que llevaron a muchas de ellas allí y que el proceso para pagar por sus delitos y regresar al mundo fuera de esos muros muchas veces se instaura como una utopía, como un acto de supervivencia incluso más duro si cabe que encontrarse entre esas paredes y rejas inexpugnables. Que veamos qué hizo Crazy Eyes para acabar en el lugar no es baladí teniendo en cuenta sus incontables ataques de violencia como parte del entramado argumental. Del mismo modo, la salida de prisión de Aleida incide nuevamente en esa sombra que persigue a las presas una vez son liberadas, aunque la idea es que sintamos que una vez que la sociedad marca a sus ovejas negras les es muy difícil decolorar tal naturaleza. “Orange Is the New Black” siempre ha funcionado como parte de un espectro sociopolítico para hablarnos (sin pelos en la lengua) de muchos tabúes que muchos analistas no desean tocar por considerar temas sensibles o polémicos como la religión, la orientación sexual, la enfermedad mental o la raza. Y no sólo de reclusas vive el seriéfilo porque las intenciones de esta cuarta temporada pasan porque ese cosmos del privatizado mundo carcelario sea retratado como una de las grandes industrias del sistema norteamericano, como parte de un oscuro y siniestro círculo y vaso vinculante que cada vez hace más transparentes esos muros. ¿Quién está realmente encerrado allí? ¿Esas presas mantenidas por un sistema que incluso trata de aprovecharse de su condición, amparándose en la letra pequeña de los trabajos forzosos, o de ese personal que trata de lidiar con la imposición de sus nuevos y precarios designios de cara a su supervivencia? Tal vez uno de los diálogos que marque esta nueva entrega de la serie de Netflix sea aquel en el que Baxter Bayley comenta a otro guarda que si todas esas presas se unieran podrían acabar con todos ellos con suma facilidad… La revolución siempre es posible pero la sociedad, al igual que esas mujeres, se encuentra completamente dividida y el sistema siempre vence. Puede que ese escape que cerraba la tercera temporada y que servía de prólogo e introducción para la presente, nos confirme que esa toma de aire de libertad será (auto)neutralizado por ese mismo rebaño que volverá sobre sí mismo a ese redil que lo conduce a un matadero donde ninguna presa y animal muere, donde simplemente son retenidos perpetuando un ciclo. Y ese ciclo se puede romper tal y como nos refleja “Toast Can't Never Be Bread” (4x13)… ¿Qué más sorpresas hemos tenido en esta nuevamente sobresaliente temporada de OITNB?

sábado, 25 de junio de 2016

0

Pompeya: Perfecta para trollear a gafapastas

“Pompeya”
Título original: “Pompeii”
Director: Paul W.S. Anderson
EEUU
2014

Sinopsis (Página Oficial):

Milo (Kit Harington), un esclavo convertido en gladiador, contempla impotente cómo su verdadero amor, Casia (Emily Browning), la hermosa hija de un rico mercader, se ha prometido con un corrupto Senador romano. Pero cuando el Monte Vesubio entra en erupción, Milo deberá luchar en una carrera contra el tiempo para salvar a su amada mientras la magnífica ciudad de Pompeya se derrumba a su alrededor.

viernes, 24 de junio de 2016

0

London Spy: El fin de las mentiras

Miniserie de TV
“London Spy”
Reino Unido
2016

Sinopsis (Página Oficial):

Un joven británico, fiestero y hedonista se adentra en un mundo de espionaje cuando su amante banquero, y un tanto solitario, desaparece.

jueves, 23 de junio de 2016

0

Mad Dogs: Paradisíacos infiernos

Serie de TV
“Mad Dogs”
EEUU
2016

Sinopsis (Página Oficial):

CANAL+ Series emite en exclusiva “Mad Dogs”, un remake de su homónima británica nominada al Bafta y desarrollada para Amazon por Cris Cole y Shawn Ryan (creador de “The Shield”). “Mad Dogs” es un thriller con toques de humor negro protagonizado por un potente reparto: Ben Chaplin (“La delgada línea roja”, Dates), ―quien también protagonizó la versión inglesa―, Michael Imperioli (ganador de un Emmy por su papel en Los Soprano), Romany Malco (“Weeds”, “Virgen a los 40”), Steve Zahn (“Treme”, Dallas Buyers Club) y Billy Zane (Titanic”, “El bufete”) y la española María Botto (“Sophia”).

miércoles, 22 de junio de 2016

4

Avance Game of Thrones (6x10) The Winds of Winter


[SPOILER ALERT] Tras la resaca del espectacular Battle of the Bastards” (6x09), conviene observar algunos de los rastros más oscuros que ha dejado también aquel que actualmente es el mejor capítulo valorado de “Juego de Tronos” (según los miles y miles de votantes de Imdb). Y es que en el actual reino televisivo no todo es de color de rosas y siempre existe un espacio para la controversia o la crítica que a veces es necesario recapitular. A todos nos hubiera encantado, por ejemplo, ver a Wun Wun con un gran tronco de árbol con la punta astillada destrozando el ejército de Ramsay Bolton o, al menos, que tuviera un arma de mano que le permitiera tener más protagonismo que ser un simple, necesario, socorrido, infalible y abrumador ariete. Algunos incluso han señalado que el desaprovechado gigante podría haber lanzado rocas a un gran distancia superando a los arqueros de las fuerzas enemigas y, así, haber marcado una diferencia… Una diferencia que también pudiera haber puesto en evidencia un gran arquero como Ramsay Bolton, lanzando una flecha que hubiera acabado con la vida de Jon Nieve una vez que éste trató de salvar a su ‘medio hermano’. Por no hablar de ese retrato de Meñique como un hombre de palabra y salvador en el último suspiro… Y, de este modo, podríamos ir haciendo una contra-crónica de todos los elementos de La Batalla de los Bastardos en la que acabaríamos contando nuestra propia versión de la historia sin una salida posterior, limitándonos a un cuadro en el que no tenemos la visión general. Recuerden las palabras de Kinvara: todo ocurre por un motivo. Tal vez hay que pensar en que el apoteósico “Battle of the Bastards” (6x09) tenía, del mismo modo que esta temporada cuestionada por sus capítulos mal llamados de «transición» que dotar de sentido ese aspecto de consolidación y recopilación que hemos vivido en estos últimos episodios emitidos. La idea, cediendo el poder al fanservice, está siendo cerrar un gran acto de cara al desenlace del gran espectáculo de HBO y algunos se pueden quedar en la superficie sin tener en cuenta aquello que realmente quieren contarnos los escritores y guionistas de “Game of Thrones”. Los villanos tenían ya que transcender y ser pasado y, de este modo, las derrotas de Los Amos y Ramsay Bolton forman parte de una perspectiva general, en la que hay que pasar página para otro tipo de batalla que se avecina. La adaptación de ‘Canción de Fuego y Hielo’ siempre fue la historia de los Stark, Lannister y Targaryen y de cómo se han ido desenredando de todos esos terribles caprichos del destino para llevarlos hacia otro tipo de finalidad mayor. En el caso de los Casas Stark y Targaryen es obvio que están condenadas a entenderse de cara a enfrentarse al Rey de la Noche pero todavía quedan algunos flecos de ese círculo que todavía no está cerrado. La cuestionada trama de Arya Stark (y peculiar homenaje de la transformación de Bruce Wayne en Batman), por ejemplo, se resume en la ratificación de su identidad, diluida y ocultada desde que su padre fue decapitado enfrente de una niña que se ha hecho mujer. Algo similar ha ocurrido con Bran Stark, condenado a transformarse en una fuerza capaz de derrotar al gran enemigo de Poniente y capacitado para que entendamos toda la mitología de los Siete Reinos. Todo ese cúmulo de capas dramáticas nos llevó a la historia de una venganza, aquella en la que Sansa Stark debía acabar con su último torturador y desvelar que ya es un personaje capaz de gobernar a otros y someterlos a sus deseos. No se olviden de la relación con Theon Greyjoy y dónde se encuentra el hermano de Yara… e incluso vayamos más lejos con ese matrimonio no consumado con Tyrion Lannister. Tal vez todo haya tenido un sentido al fin entre esa madeja de personajes y múltiples tramas… ¿Y qué sentido va a encontrar todo el actual asunto en “The Winds of Winter”, décimo y último episodio de la sexta temporada de “Game of Thrones”

martes, 21 de junio de 2016

0

Baskets: El drama y tristeza de soñar ser un payaso

Serie de TV
“Baskets”
EEUU
2016

Sinopsis (Página Oficial):

Chips Baskets (Zach Galifianakis) quiere seguir su sueño de ser un payaso francés ―sin embargo, la realidad siempre continúa interfiriendo―. Agobiado por las dificultades financieras y frente a una impenetrable barrera idiomática, acaba regresando a su Bakersfield natal con grandes esperanzas. Allí, se ve obligado a enfrentarse a su pasado mientras trabajaba como payaso de rodeo y compitiendo con su hermano por la aprobación y afecto de su madre. 

lunes, 20 de junio de 2016

6

Juego de Tronos (6x09) Battle of the Bastards: La Batalla de los Bastardos


Anunciado como el capítulo en el que presenciaríamos la más grande y mejor batalla televisiva de todos los tiempos, “Battle of the Bastards” ha llegado con el deber también de recuperar todo el ‘hype’ perdido en los tres últimos episodios por una parte de la audiencia. El noveno y penúltimo episodio de la sexta temporada de “Juego de Tronos” había sido anunciado desde su propia germinación e incluso se habían filtrado muchos de sus giros de guion surgidos ya del material de rodaje y declaraciones por parte de algunos de los implicados en confeccionar tal y magna batalla. No obstante, la serie de HBO siempre ha tenido la capacidad tanto de sorprendernos respecto a sus avances impuestos como por traernos inesperados puntos de giro con los que no contaba nadie. Si bien Hardhome” (5x08) llegó para impactar a la audiencia de un modo inesperado, Miguel Sapochnik da la impresión de haber cogido su propio relevo para traernos un nuevo torrente de sensaciones y emociones destiladas por un perfeccionamiento visual y estilístico. Pensemos en que esa actual entrega desea establecer también aquello que definirá la recta final del espectáculo más grandioso y faraónico que actualmente se emite en televisión, marcando las distancias con la competencia gracias también a esas variaciones que hemos tenido durante su existencia alrededor de la leyenda de los capítulos novenos. Si los rumores se confirman, en lo que duración y número de episodios se refiere, puede sea nuestro último noveno… y, tal vez, los productores sean conscientes de que estamos ante una despedida en la que algunos de los villanos, todavía presentes en la vida de nuestros héroes, han de pasar ya definitivamente a un segundo plano. Recuerden, «winter is coming» y el Rey de la Noche aguarda en las frías sombras para dotar de sentido el arco argumental conclusivo de la propuesta. En los márgenes de ese desquite de personajes y antagonistas, tenemos dos frentes abiertos con dos grandes batallas en irrupción. La primera, tal y como comentábamos, era esperada desde ya el propio título impuesto desde aquellos tiempos de rodaje, mientras que la segunda se fraguó en No One” (6x08). La Defensa de Meereen nos va a traer también la idea de que no solamente de Stark vive el hombre sino que Daenerys Targaryen desea reclamar su lugar en la épica del drama plagado de fantasía de HBO. Es hora de que nos sumerjamos en ese universo y cosmos en el que dos grandes batallas van a decidir parte del destino de Essos y Poniente. Es hora de repasar el esperadísimo “Battle of the Bastards”

domingo, 19 de junio de 2016

3

Expediente Warren. El caso Enfield: ¡Los demonios somos gente honesta, buena y honrada!

“Expediente Warren: El caso Enfield”
Título original: “The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist”
Director: James Wan
EEUU
2016

Sinopsis (Página Oficial):

La nominada al Óscar Vera Farmiga (“Up In the Air”, la serie de televisión Bates Motel) y Patrick Wilson (las películas de Insidious) interpretan una vez más el papel de Lorraine y Ed Warren, quienes, en una de sus investigaciones paranormales más aterradoras, viajan al norte de Londres para ayudar a una madre soltera que vive sola con sus cuatro hijos en una casa plagada de espíritus malignos.

sábado, 18 de junio de 2016

0

Annabelle: Monchita, la película


“Annabelle”
Director: John R. Leonetti
EEUU
2014

Sinopsis (Página Oficial):

John Form encuentra el regalo perfecto para su mujer embarazada, Mia: una preciosa e inusual muñeca vintage que lleva un vestido de novia blanco inmaculado. Sin embargo, la alegría de Mia al recibir a Annabelle no dura mucho. Durante una espantosa noche la pareja ve como miembros de una secta satánica invaden su hogar y los atacan brutalmente. No sólo dejan sangre derramada y terror tras su visita…los miembros de la secta conjuran a un ente de tal maldad que nada de lo que han hecho se compara al siniestro camino a la maldición que ahora es… Annabelle.

viernes, 17 de junio de 2016

0

Orphan Black: Cuarta temporada


La tecnología también está sujeta a la selección natural. Cambia, se adapta.

Tatiana Maslany y el Clone Club han regresado y, en esta ocasión, su vuelta desea enmendar la irregularidad de las últimas temporadas, donde tuvimos algunos estupendos episodios y secuencias para la posteridad sin llegar a establecer entregas tan sólidas como su llegada a la pequeña pantalla. Desde “The Collapse of Nature” (4x01) hasta “From Dancing Mice to Psychopaths” (4x10) la idea de la serie de culto ha sido mutar, establecer y propulsarse a través de un «back to basics» que haga cerrar el círculo de ese ‘sueño’ de Sarah Manning que enlazó con el suicidio de Beth Childs como prólogo y premisa. Las buenas noticias, además, que nos ha proporcionado el show de BBC America es que tendremos una quinta temporada, aunque el contrapunto es que será su conclusión, generando así ese sentimiento de consumación que ya se ha filtrado en los diez episodios de esta penúltima entrega. La estructura, no obstante, ha vuelto a ser la misma, instituyendo ese juego de cajas chinas que ya nos presentaba en el cierre de su tercer acto a los auténticos villanos de la historia: las intenciones de ‘neolutionistas’ siempre fueron hacerse con el poder y que los clones fuera parte del pasado (o tal vez parte de un futuro distópico). Y aquí surge Evie Cho (Jessalyn Wanlim) como nueva villana de la historia, como ese elemento oculto e hija del transhumanismo que estaba desde el comienzo de todo hasta el presente. Dentro de los márgenes de esta cuarta temporada de la historia alrededor de Sarah Manning hemos tenido toda la constitución de la mitología de la serie, reflejando a Beth Childs en ese nuevo clon que llegó a la ciudad para tomar su relevo y acabar definitivamente con lo que ésta comenzó. Que veamos cómo Beth mató (por error) a Maggie Chen o la influencia negativa que supuso Evie Cho para que el clon hiciera su trabajo sucio, tratando de asesinar a sangre fría a Susan Duncan, llevaron a la detective que tenía un affaire con Art Bell a un callejón sin salida. Los escritores han planificado que Sarah se vea en la misma tesitura, que piense que el suicidio es la única opción… aunque aquí irrumpen su propio hermano y hermanas para dotar de sentido una lucha que todavía no ha concluido. Entre el (auto)homenaje y la proyección de futuro, esta cuarta temporada de “Orphan Black” ha cogido prestados visuales del universo de Black Mirror o “Tú eres el siguiente” de Adam Wingard para presentarnos a un nuevo clon hacktivista llamado MK. Tal vez nada de lo anterior tenga que ver con esa máscara de oveja sino un guiño a Dolly, como ese primer mamífero clonado. Este nuevo miembro del equipo, que suele esconder una cicatriz en su cara, desvela finalmente las secuelas del ya mencionado operativo llamado Helsinki (en honor a la ciudad donde se desarrolló) donde fue la única superviviente y ahora clama venganza. No obstante, aquello que revela MK es que poco o nada importa el dinero o la vendetta personal (sobre Ferdinand) cuando la enfermedad que afecta a los clones hace acto de presencia. ¿Conseguirá Cosima acabar definitivamente con esa lacra y maldición esta temporada? Hagamos un rápido repaso de qué nos ha ofrecido el Clone Club y cómo queda la historia de cara a esa quinta y última temporada que nos espera el año que viene.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...