jueves, 26 de mayo de 2016

0

Arrow (4x23) Schism: Luces y sombras


Si algo nos ha desvelado esta cuarta temporada de “Arrow” es que unos simples momentos controvertidos y unas decisiones tal vez erróneas (o discutibles) han sido capaces de abrir una tremenda e irreversible brecha y distanciamiento entre serie, como objeto, y público, que lo utiliza a sus intereses. Dentro de esa turbulencia de polémica, conviene recordar que el rumbo de esta cuarta temporada era sumamente interesante y satisfactorio, trayendo la ‘magia’ a nuestras pantallas gracias a Damien Darhk, añadiendo elementos sobrenaturales para incluso conjurar cameos como los de John Constantine y Vixen e incluso gestionando ese crossover junto a The Flashpara germinar el nacimiento de Legends of Tomorrow de la mano del misticismo de Vandal Savage. A todo lo anterior se añadía la inclusión de un flasforward para indicar que un personaje principal perecería en la recta final de la entrega y que Oliver Queen necesitaba regresar como un nuevo icono, que invitara a Star(ling) City a la esperanza tanto en su luz interior (su carrera para encumbrarse como alcalde) como en la oscuridad que atenaza su alma (el nacimiento de Flecha Verde). Aquí existe un paralelismo con la imagen de Uprising” (3x12) al verle subido nuevamente en un coche inspirando una revolución en su ciudad frente a los opresores. Pero Oliver ya no necesita a su álter ego sino que puede ser él mismo para crear esa esperanza y salvación… La serie de The CW, además, se permitió lanzar en Dark Waters” (4x09) un poderoso cliffhanger para remitirnos al ya propiciado en 2014 en The Climb” (3x09) y dejarnos claro que hasta Felicity Smoak pudiera ser la elegida para ocupar el misterio alrededor de esa tumba que ‘buscaba’ ocupante. Todo iba bien, bajo un halo de luces y resplandecientes sensaciones, hasta que se inició el arco argumental tras el controvertido cierre deTaken” (4x15), en el que se desató la ira de los seguidores del show de The CW al ver que el Olicity iba a ser un chicle pringoso en manos de los escritores y productores, forzando una ruptura en el momento más inoportuno e incluso ridículo. Recordemos que Felicity conseguía dejar atrás su silla de ruedas para (literalmente) dar puerta a su prometido por no soportar sus mentiras y secretos más (pese a que ella hacía lo mismo con sus seres queridos). Aquí empezó la oscuridad, las dudas y las sombras. En cierto modo, el problema no es esa hacker cuya asociación con Oliver Queen fue fundamental para construir la mejor versión del espectáculo sino el complejo de Mary Sue alrededor de su personaje. En Agents of SHIELDa Skye, curiosamente otra hacker, le ocurrió algo parecido en los inicios de la serie de ABC y los guionistas tomaron nota para ir puliendo un personaje que, finalmente, se ha convertido en fundamental a los intereses de crecimiento de la producción para desarrollar la mitología del Universo Marvel en la pequeña pantalla. Por parte de Felicity, vamos a peor ya que esa inteligente y carismática informática ―que conquistó el corazón de la audiencia― se ha convertido en una Mary Sue completamente prescindible que solamente aporta problemas y una innecesaria (a estas alturas) tensión sexual. “Schism”, vigesimotercer episodio y último de la cuarta temporada de “Arrow”, desea volver a traer de vuelta a esa hacker capaz de salvar el mundo siendo la pieza que necesita Oliver Queen para dar sentido a todo. Repasemos el season 4 finale

miércoles, 25 de mayo de 2016

1

Avance Game of Thrones (6x06) Blood of My Blood


[SPOILER ALERT] Tras un río de lagrimas, gracias a una de las más emotivas y épicas despedidas que se recuerdan, “Juego de Tronos comienza a encarar la recta final de su sobresaliente sexta temporada. Pocos espectáculos pueden reafirmar tras cada temporada su calidad y devoción al otro lado de la pantalla, en convertir el entretenimiento en un arte condenado a la viralidad y a construir un potente culto y legado televisivo en el proceso. Pocas lo hacen y unas de esas pocas es la serie que adapta las novelas de George R. R. Martin. Si bien la quinta entrega sirvió como pieza de controversia y distanciamiento sobre el material original, en la presente colección de diez capítulos las intenciones no solamente pasan por ejecutar un acto en el que se empiece a divisar el desenlace de Canción de Hielo y Fuego” sino que su espíritu es articular un gran todo al amparo de la mitología del universo del show de HBO. Es cierto que la gran limitación de poder integrar un cunatioso número de arcos argumentales, que afectan a decenas de personajes, juega en contra de una babilonica maquinaria digna de la mejor superproducción hollywoodiense y que, tal acotación, supone que no todos los protagonistas tengan un mismo espacio de desarrollo. Sobre tal premisa, la omisión de Bran Stark en la anterior temporada pudiera estar plenamente justificada al ver que su papel en la historia de Poniente se antoja fundamental tanto para establecer la mitología necesaria para entender el presente (a través del pasado) y poder desarrollar ciertas paradojas al tener el don de reescribir esa tinta que suponía estaba seca. Precisamente una de las jugadas más certeras de The Door” (6x05) fue sacrificar a Hodor desde un prisma emotivo, que bien pudiera adelantar la mecánica dese final agridulce que tiene en mente George R. R. Martin, y transformar a un secundario en uno de los grandes héroes de la gran historia que se está narrando. Es cierto que en Blood of My Blood”, sexto episodio de la sexta temporada de “Game of Thrones”, Meera Reed y Bran Stark no está todavía a salvo de una hora de espectros que los persigue; simplemente los sacrificios de Hodor, Verano y los Hijos del Bosque les hicieron ganar un tiempo que ahora se les acaba. ¿Y cómo van a poder salir airosos a tal efecto? Aquí entra una nueva teoría alrededor del regreso en los créditos del actor Joseph Mawle, que interpretó a Benjen Stark y del que perdimos su rastro tras esa misión a la que fue enviado por el Lord Comandante Mormont. Aunque aparece acreditado como un Hermano Más Allá del Muro, otra paradoja generada por Bran pudiera aclarar el regreso del hermano de Ned Stark. Recuerden, todo tiene un sentido, un porqué. ¿Y si Bran hubiera intercedido en el pasado para que Benjen acabara en la Guardia de la Noche y poder ser ese elemento para dotar de sentido tal golpe de efecto y círculo vital? ¿O qué ocurriría si todo fuera objeto del azar? En Blood of My Bloodtendremos las respuestas... ¿Y qué más ocurrirá en tan esperado capítulo? 

0

The Flash (2x23) The Race of His Life: ¿‘Crisis en Tierras Infinitas’ meets ‘Flashpoint’?


En el previo de “The Race of His Life”, vigesimotercer episodio y último de la segunda temporada de “The Flash”, van a estar presentes todos los elementos necesarios para dotar de sentido lo revelado anteriormente. Tenemos la introducción de Jay Garrick y Zoom, las intenciones de que el archivillano sea el corredor más rápido de cualquier mundo conocido, las vibraciones de Cisco Ramon que identificaban a Jay como Zoom, la incógnita respecto a la identidad del hombre de la máscara de hierro, la relación de Iris West y Barry Allen, las pretensiones de Zoom por conquistar todas las Tierras del multiverso, el ‘final del mundo’ divisado por Cisco y, evidentemente, la muerte de Henry Allen a manos de Hunter Zolomon… Volvamos a ese fatídico y trágico momento para sentir en nuestros corazones el grito ahogado de Barry ante el último suspiro de su padre. La familia es una debilidad y aquello que pretende Zoom es que la rabia y la venganza consuma al superhéroe, que se equipare ese lado oscuro que ambos comparten ocasionado por un mismo trauma y que se fusionen esos dos polos opuestos posicionados en el bien y el mal respectivamente. Zoom tiene dos estrategias en ciernes que unidas resultan un tanto confusas: la primera es hacer que su (otro) doppelgänger en Tierra-1 (Barry Allen) acabe quebrando sus propios principios y pase al ‘lado oscuro’ de la Fuerza (de la Velocidad) mientras que, simultáneamente, desea destruir todas las Tierras infinitas (menos aquella que es el centro del multiverso) para convertirse así en el corredor más rápido de todos. Esa mezcla de locura y megalomanía pudiera ser bastante cuestionable, aunque los escritores nunca nos han engañado respecto a Hunter Zolomon desde que conocimos la auténtica naturaleza e identidad de Zoom. Incluso alguien tan cerebral como Cisco admitirá que ese sinsentido de plan, completamente irracional, encuentra cierta coherencia si uno se mete en la mente de un tipo que conviene recordar iba a ser sometido a electroshocks en un psiquiátrico por ser un asesino en serie que había perdido el norte y la chaveta tiempo atrás. Aunque Barry consiguió equiparar su velocidad a la de Zoom, éste guarda ciertos ases en la manga que tampoco resultan novedosos. Uno de los conceptos introducidos en la presente temporada era el remanente de tiempo o, lo que es lo mismo, cómo Zoom logró estar en dos lugares a la vez y pasarse por el forro cualquier tipo de paradoja. Y el deleznable archivillano va a demostrar a Barry que no solamente desea asesinar a todos sus seres queridos sino que tiene un plan B para que éste abrace su ira y lo asesine, siendo un remanente de tiempo de Zoom aquel que se mate a sí mismo ante la decepcionante (?) decisión del corredor escarlata. Zoom sigue suelto y va consumar su plan para crear un (gran) Anillo para gobernarlos a todos… para encontrarlos… para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas. ¿Y qué hará The Flash en este punto cuando él es realmente la pieza clave (de nuevo) en las maquinaciones megalomaníacas de su némesis? Repasemos “The Race of His Life”

martes, 24 de mayo de 2016

1

Guerra y Paz: Tolstói por The Weinstein Company y BBC

Miniserie de TV
“Guerra y Paz”
Título original: “War & Peace”
Reino Unido
2016

Sinopsis (Página Oficial):

En una nueva adaptación de la atemporal novela de León Tolstói, tres jóvenes experimentan la vida, el amor y la pérdida en el contexto de las épicas guerras de Rusia con Napoleón.

lunes, 23 de mayo de 2016

0

Fear the Walking Dead (2x07) Shiva: La vida eterna


Esto es no es el Apocalipsis. Este es nuestro comienzo… El fin de la muerte en sí. La vida eterna. 

Es interesante que “Fear the Walking Dead” decida explorar ciertos conceptos que evidentemente no surgieron ni fueron tratados en el show original de AMC, aunque es obvio que la creación de esta producción pasa precisamente para dar otro tipo de espectro a ese Apocalipsis Zombie que destruyó el mundo tal y como lo conocemos. Es cierto que vivimos sobre pequeñas réplicas y conexiones respecto a las vivencias de Rick y los suyos y todo el arco argumental alrededor de esa finca cerca de Baja, Mexico, nos remite a la granja de Hershel Greene y a la divergencia de su fe (y necesidad de mantener ‘vivos’ a los caminantes) respecto a ese contraste más oscuro y macabro que propicia Celia Flores. El problema es que todo ese crisol y perspectivas ―y focos de interés― no tiene una posibilidad de crecimiento pese a tener una planificación de temporadas de 15 episodios. Si bien en The Walking Dead podíamos acusar los productores y escritores de estirar tramas aquí no va a existir ninguna clase de respiro para los protagonistas bajo el leitmotiv de esta segunda entrega: no hay puerto seguro. Hemos pasado de un viaje marítimo en Abigail a tener distintos y peligrosos encuentros con esa continuidad y, finalmente, tomar tierra… para partir de nuevo. Y es el que arco argumental iniciado en Sicut Cervus” (2x06) se cerrará en “Shiva”, séptimo episodio de la segunda temporada de “Fear the Walking Dead” sobre esa sensación de mid-season finale. Repasemos el episodio. 

3

Juego de Tronos (6x05) The Door: HOLD THE DOOR! HOLD THE DOOR! HODOR! HODOR!


Si alguien pensaba que “Juego de Tronos” iba ser incapaz de sorprenderle a estas alturas se equivoca completamente y en este terreno también entra en juego la capacidad de enfrentarnos a un territorio desconocido ante la ausencia de esa guía que pudiera sugerir el material publicado por George R. R. Martin. No obstante, las últimas novelas de ‘Canción de hielo y fuego’ y los arcos argumentales del espectáculo de HBO se habían distanciado como entidades independientes y, al mismo tiempo, complementarias, para justificar todo el tránsito y camino a un mismo y coherente final para ambos formatos. Y ahí no existe lugar para la comparación sino para el equilibrio orgánico y la utilización de los medios y recursos que los autores tienen en su mano. Es cierto que los productores ya habían avanzado que nos esperaba la entrega más completa que había emitido la serie de HBO y “The Door”, quinto episodio de la sexta temporada de “Game of Thrones”, es un definitivo golpe de efecto para revelar que estamos ante una gran historia mucho más armonizada y épica de lo que pudiera parecer en un principio. Todo tiene un sentido, un lugar. Las apariencias engañan, siempre nos han engañado… y tal vez no hayamos percibido que había mucho más detrás de la mitología expuesta hasta el momento. Precisamente Bran Stark está ejerciendo como un faro para iluminarnos a través de un denso y nebuloso camino narrativo, abriendo el pasado hacia nuestros ojos y transportándonos al comienzo de todo… aunque ese todo se haya fragmentado en múltiples teorías y suposiciones desde que en Hardhome” (5x08) se articulara el primero de los muchos golpes de efecto que nos espera para una gran batalla de la que todos hablan pero en la que pocos piensan actualmente. “The Door” quiere aportar coherencia en tiempos de caos y sensacionalismo televisivo, como si cualquier exceso venidero obedeciera a un círculo existencial alrededor de cada uno de los personajes. «Todo es voluntad del Señor», nos indica Kinvara en este sobresaliente episodio y, en realidad, da la impresión de que todo estuviera ya escrito incluso antes de producirse, incluso antes de presentar nuevos personajes y proposiciones, incluso antes de esos retos expuestos para cada uno de los protagonistas. Repasemos qué significa esa puerta a la que hace mención el título del capítulo y por qué es tan importante todo lo que nos espera de ahora en adelante. 

domingo, 22 de mayo de 2016

0

¿Ha sido la novena temporada de “The Big Bang Theory” la peor de todas?

Leonard, los amigos son como el papel higiénico. Es bueno tener de repuesto bajo el lavabo. 
Sheldon Cooper en “The Fermentation Bifurcation” (9x22)
Con “The Convergence Convergence” (9x24) se ha confirmado la ya confirmada sensación (valga la ‘rebuznancia’) de ocaso ―en cuanto calidad y audiencia se refiere― de la popular sitcom estadounidense “The Big Bang Theory”. No obstante, hay que matizar aquí muchas cuestiones como, para empezar, los ratings millonarios que todavía sigue manteniendo y por los que mataría cualquier cadena generalista. Si bien el descenso de una media de 16,14 millones de televidentes ―que tenía su octava entrega― se ha mermado a una cifra para nada desdeñable y digna de ovación (15,21 millones), lo cierto y más preocupante pudiera ser el destino de la comedia de CBS a partir de la décima y, tal vez, última temporada. Por las declaraciones del reparto ha quedado en evidencia que Kaley Cuoco y Jim Parsons (y compañía) quieren seguir ligados al proyecto televisivo, aunque sus reivindicaciones salariales (ya astronómicas) aumentarían haciendo plantear a los ejecutivos de la cadena si merece seguir manteniendo a una de sus gallinas de los huevos de oro en antena o, por el contrario, lo suyo es concluir un camino que ya se torció tiempo atrás y que da la impresión de que está condenado a la controversia del desenlace de “Cómo conocí a vuestra madre” o la intrascendencia de “Dos hombres y medio”. Puede que los cerebros de muchos fans de la serie hayan sido lavados y con sus ya limitadas mentes (?) sean incapaces de divisar una trayectoria que quedó truncada desde que “Big Bang” dejó de ser esa gran serie inicial sobre unos geeks inadaptados y se convirtió en juego de parejitas en la onda “Friends”, siendo precisa y contrariamente su cuestionado punto de giro creativo la propulsión a un mastodóntico éxito internacional para recibir multitud de premios y nominaciones en Emmys y Globos de Oro. Esos tiempos, para pena de Chuck Lorre y Bill Prady, son ya cada vez ya más lejanos… en lo que alfombras rojas se refiere. Precisamente, la sitcom de CBS se ha convertido en la crónica de unos actores que pasan cada semana a recoger su cheque de un millón de dólares y ofrecen muy poco a cambio, salvo esa constancia de los seguidores o, definámoslo ya, como un acto rutinario por ver cómo acaba el asunto por parte de la audiencia. En algunas ocasiones, sin embargo y rara vez, dejan algo de calderilla y propina a los escritores para dejarnos alguna perla para el recuerdo… Vayamos a esta novena temporada, que recuperaba la ruptura de Sheldon Cooper y Amy Farrah Fowler en The Commitment Determination” (8x24), mientras Penny y Leonard Hofstadter tenían que lidiar durante su luna de miel con esa confesión, previa a la boda relámpago, de una infidelidad bucal/labial del nerd. Justamente pudiéramos entender esta actual entrega respecto a ese solitario y virtual casamiento y su celebración familiar en “The Convergence Convergence” (9x24), donde Amy y Sheldon son nuevamente pareja aunque todavía vayan a pasos de tortuga en su relación afectiva… con masajes cronometrados cual huevos escalfados. La (única) gracia del asunto viene de la mano del affaire del Dr. Alfred Hofstadter (Judd Hirsch) y Mary Cooper, pudiendo convertir a Sheldon y a Leonard en hermanastros para el ataque de risa de Penny. Considero que en ese diálogo que cierra la temporada se sintetiza el actual estado de “The Big Bang Theory”: hay gente a la que «no le gusta esto para nada» mientras que a otra «le encanta» el asunto. Y los segundos son ya minoría y ex rubias tontas con cierta cultura geek por el paso de los años… Vayamos ahora a responder la pregunta planteada: ¿ha sido la novena temporada la peor de todas o las apariencias engañan?

sábado, 21 de mayo de 2016

2

X-Men. Apocalipsis: ¿Solo los fuertes sobrevivirán?

“X-Men: Apocalipsis”
Título original: “X-Men: Apocalypse”
Director: Bryan Singer
EEUU
2016

Sinopsis (Página Oficial):

Siguiendo el éxito mundial de X-Men: Días del Futuro Pasado, el director Bryan Singer vuelve con “X-Men: Apocalipsis”. Desde los orígenes de la civilización, él fue venerado como un dios. Apocalipsis, el primero y más poderoso de los mutantes del Universo X-Men de Marvel, se hizo con los poderes de otros muchos mutantes, convirtiéndose en inmortal e invencible. Tras su debilitamiento después de miles de años, su desilusión hacia el mundo le obliga a reclutar a un grupo de poderosos mutantes, incluyendo al descorazonado Magneto (Michael Fassbender), para purificar la humanidad y crear un nuevo orden mundial, del cual estará al frente. Mientras el destino de la Tierra pende de un hilo, Raven (Jennifer Lawrence) con la ayuda del Profesor X (James McAvoy) tendrá que liderar un equipo de jóvenes X-Men para detener a su mayor enemigo y salvar a la humanidad de la destrucción total.

viernes, 20 de mayo de 2016

1

Legends of Tomorrow (1x16) Legendary: Los nuevos y legendarios Maestros del Tiempo


Llegados al final de la primera temporada de “Legends of Tomorrow” deberíamos empezar a comprender las intenciones de la serie creada por Greg Berlanti, Marc Guggenheim y Phil Klemmer y, sobre todo, su capacidad para dotar de sentido la mitología de DC Comics en el universo catódico. Esta carta de presentación ha pasado por distintas y disfuncionales fases y generando todo tipo de opiniones y reacciones al respecto, creando tanto decepción como el aplauso ante el acierto. Tal vez el show de The CW nos plantee que debemos esperar al ‘futuro’ para poder construir ese presente catódico al que se suma ya Supergirl junto a The Flashy Arrow. Es normal que ya se haya anunciado un gran evento que unificará todas las producciones de la cadena en un objeto que esperemos siga marcando un antes y un después en lo que los crossovers se refiere. Precisamente “Legends of Tomorrow” es la hija bastarda de Legends of Today” (2x08) y Legends of Yesterday” (4x09), donde únicamente funcionaron satisfactoriamente Vandal Savage, Hawkgirl y Hawkman y da la impresión de que los productores han tomado nota de esos deslices sentimentaloides afines a Kendra Saunders que no han aportado absolutamente nada. Se nos anunció que el arco argumental inmortal archivillano tendría su conclusión y una de las decisiones más acertadas ha sido articular en “Legendary”, decimosexto capítulo y último de la primera temporada del espectáculo de The CW, una defunción ya anunciada. Además, Saunders y Carter Hall también parecen despedirse de la serie salvo alguna presencia episódica, dando respuesta a las plegarias de muchos al otro lado de la pantalla. Esa concepción temática también pudiera ser uno de los grandes aportes de “Legends of Tomorrow”, siendo una apuesta que permita a productores y guionistas un intercambio de personajes que facilite la exploración de toda esa mitología de DC Comics. Hay mucho material y “Legendary” quiere cerrar el primer volumen del show siendo esta estela de gran círculo existencial sobre el destino de los protagonistas ya formulado en el sobresaliente “Destiny”. Repasemos “Legendary”, donde aprenderemos qué es y para qué sirve el reposicionamiento cronométrico. 

jueves, 19 de mayo de 2016

1

Arrow (4x22) Lost in the Flood: … Hope Vs. Dr. Strangelove


Es hora de que el Team Arrow se reconfigure para el enfrentamiento final con Damien Darhk aunque antes debemos encararnos a “Lost in the Flood”, vigesimosegundo episodio y penúltimo de la cuarta temporada de “Arrow”. Este paso previo al season 4 finale quiere posicionar los movimientos de ambos bandos enfrentados para evitar/provocar el fin del mundo bajo un desastre nuclear sin precedentes. La única salvación es ese Arca que ha construido Hive en las ‘catacumbas’ de Star City y Malcolm Merlyn va a tener que lidiar tanto con su hija díscola como con las acciones de Anarky (Lonnie Machin). Pero, sobre todo, nos quedamos a la espera de ese enfrentamiento entre Darhk y Flecha Verde y Spartan tras haber ‘devorado’ el archivillano todo el poder desprendido por la muerte de decenas de miles de personas en Monument Point. Más allá de los abrazos solicitados por Felicity Smoak ante tan brutal golpe apocalíptico, Rubicon de A.R.G.U.S. está en manos de Hive y Calculator y su hija van a tener que hacer frente a esa amenaza en ciernes y todavía activa. Todo el conglomerado narrativo anterior va a desarrollarse en el presente episodio, tratando “Lost in the Flood” esos arcos argumentales alrededor de la familia, la (in)humanidad de los villanos y, sobre todo, el posicionamiento ético entre el héroe y su gran antagonista. No solamente de drogas vive todo hombre y las ideas apocalípticas de Darhk, para convertirse en una versión perversa de Noé encarnado en el Dr. Strangelove, han calado en parte de los habitantes de Star City, siendo la única esperanza que han encontrado… Es curioso que si en el season 3 finale deAgents of S.H.I.E.L.D., Coulson hiciera un homenaje starwarsiano con su «Help me Obi Wan Kanobi, you're my only…», Oliver Queen sea el encargado de poner la última frase en el anterior y citado hueco: «hope». La esperanza es lo último que se pierde y Flecha Verde va a tener que infundir ese sentido de la ilusión a los habitantes de una ciudad que sufren una destructiva tragedia en mayo de cada año… Al fin y al cabo, el epítome de la serie ha tratado respecto al poder de la luz frente a la oscuridad y Oliver Queen se aferra a tal iluminado sentimiento (y componentes de su equipo como Felicity) para exorcizar sus demonios y derrotar a ese mal encarnado por la negrura de las almas de sus oponentes. Repasemos “Lost in the Flood”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...