sábado, 17 de febrero de 2018

1

Explicación de ‘La llamada’

“La llamada”
Directores: Javier Ambrossi y Javier Calvo
España
2017

Sinopsis (Página Oficial):

En esta comedia musical, dos adolescentes rebeldes y amantes de la música electrónica viven una experiencia realmente divina en un campamento regentado por monjas.

Review + Crítica Bastarda (con spoilers):

Lo siento, no he entendido esta película... y lo he intentado. De verdad. Precisamente, este post nace para que el mundo me explique el film dirigido por Javier Ambrossi y Javier Calvo tras unos infructuosos intentos en Twitter. Paso a relatar los hechos. Tras ver recientemente “La llamada” en Netflix y no entender absolutamente nada (o casi nada tras su final), decidí buscar respuestas en internet y en las redes sociales. Nadie me quiso ayudar, incluido los directores. Solamente me topé con incomprensión, todo tipo de burlas, respuestas que no contestaban a ninguna de mis preguntas y, sobre todo, ‘unfollows’ constantes. ¿Por qué nadie se atreve a responder a mi llamada sobre “La llamada”? La única refutación posible a mis cuestiones —con hechos y datos en la mano— es que nadie ha comprendido la película y, por lo tanto, el ‘postureo’ y el ataque como defensa es la nueva carne de la sociedad actual. ¿Por qué si no he entendido un largometraje me tiene que parecer repulsivo o no haberme gustado? ¿Qué sentido tiene tal injusta y recurrente aseveración nacida presumiblemente de la estupidez o el odio renqueante? Personalmente, considero el film de los Javis como todo un reto a tratar y reflexiono sobre que también es hora de desenmascarar a todos aquellos/as palmeros/as que no han entendido absolutamente nada y no lo quieren reconocer. Por favor, si todo está tan claro, ¿por qué no lo explican? ¿Son una clase de culto en el que está reservado el derecho de admisión o, por el contrario, una especie de casta que no desea compartir sus conocimientos en la era del internet democrático? 


Vayamos a una pequeña clase de historia. El pasado 2 de mayo de 2013 se estrenó en el Teatro Lara de Madrid un musical que se convirtió en todo un éxito que emocionó y divirtió a propios y extraños. Los Javis hicieron una obra musical distinta y original, con un tono gamberro, que no resultaba en absoluto una ofensa contra los católicos (o eso cuentan los propios católicos). El problema ha sido que su paso al cine ha decepcionado a unos y dejado en un mar de dudas a otros. ¿Aquello que funcionaba en el teatro causa un efecto contrario en el lenguaje cinematográfico? ¿Tiene sentido la película con su propio final? No hablo de que Dios se comunique con la protagonista con canciones de Whitney Houston y que el electro latino sea vaso un comunicante emocional con el espectro divino y el corazón de la audiencia. No, hablo de concretar si estamos una alegoría o un espectro real. Así de simple, así de sencillo… y nadie en este mundo es capaz de concretar una de las dos opciones cuando se le plantea. ¿Es tan complicado? ¿Es “La llamada” más intricada queTwin Peaks: The Return? ¿De verdad? La razón es que la ganadora del Premio Feroz a la ‘Mejor película de Comedia’ no deja del todo claro aquello que desea plasmar (que no contar). ¿Se me entiende? Si repasamos el argumento de la cinta, aparentemente no hay demasiado con lo que causar ese hecatombe de dudas que se genera en su final. María y Susana viven los últimos coletazos de su adolescencia antes de que cumplan 18 años de edad. Ambas, que tienen un grupo llamado Suma Latina, se encuentran en un campamento cristiano en Segovia, La Brújula. Su último acto de rebeldía consiste en escaparse una noche para asistir a un concierto de electro latino y son castigadas a permanecer en el campamento con la recién llegada Sor Bernarda de los Arcos, que quiere que su canción ‘Viviremos firmes en la fe’ salve el verano que queda. Y también está allí la Hermana Milagros. ¡Faltaría más! El núcleo del guion lo establecen los encuentros de María con Dios (Richard Collins-Moore), que se comunica con ella a través de canciones de Whitney Houston, sin que ésta pueda darle una respuesta adecuada… ¿Podrán ayudar a María el resto de protagonistas? 


El leitmotiv

No hace falta irse más lejos de la Wikipedia para entender aquello que desean contar Javier Ambrossi y Javier Calvo
Los realizadores enarbolaron una trama emocionante y melancólica, pero aderezada con un humor surrealista y alocado. Entre las divertidas coreografías y las canciones que componen la banda sonora, la película defiende la libertad individual, el respeto a las opciones vitales de cada persona y la importancia de ser uno mismo, además de transmitir el mensaje de que nunca es tarde para que alguien descubra su camino en la vida, se lance a perseguir sus sueños y se entregue a quien ama sin prejuicios ni miedos.
Es obvio que cada personaje del film tiene su propia llamada. La Hermana Milagros, por ejemplo, rememora a Presuntos Implicados y sus tiempos antes de ser monja para darse cuenta de que se equivocó de decisión consagrando su vida a Dios. Susana, por su parte, descubre su homosexualidad y que se ha enamorado de la Hermana Milagros (y ésta de ella). Incluso Yanice encuentra en Carlos, el hombre de la tirolina, la respuesta existencial y vital que buscaba. La llamada de María es obviamente Dios. ¿Se hará monja? ¿Ha encontrado en la fe todo aquello que deseaba averiguar? La música hace milagros y Sor Bernarda se dará cuenta de que quizás no fue la mejor consejera de María para alcanzar su comunión con Dios. Ella encontró también su llamada.

Sobre el discurso de la obra considero que no hay demasiado que discutir. Es blanco, con banda sonora de Whitney Houston y en botella. Mi problema es que algunos/as confunden el leitmotiv con la explicación. Y, en este caso, poco o nada tienen que ver.


El final

Tras lo que la Inquisición podría haber considerado un aquelarre (junto a los desaprovechados aunque necesarios cameos de Brays Efe y Esty Quesada), Dios hace acto de presencia delante de María y el resto de protagonistas. María va a tener que cantar épicamente junto a Dios ‘Step By Step’ y el resto de mujeres seguirá su propia llamada sumándose a esa canción que conforma una despedida. La razón es que María tiene que irse con Dios... entre luces de discoteca y celestiales. ¿En el sentido alegórico o real? Veamos, se entiende que es una secuencia metafísica que sirve como clímax para el cierre pero, sin embargo, volvamos a la pregunta anterior. ¿En el sentido alegórico o real? Si es en el sentido simbólico, el film se desprende del sentido realista que subyacía desde el comienzo de la narración. Es decir, aquello que tan bien funcionaba como atmósfera teatral en el musical se trasladaba a un lenguaje audiovisual en clave ‘realista’. Salvo los encuentros con Dios, todo en “La llamada” puede ser calificado como algo real y tangible, lo cual aleja al conjunto de esa percepción presente en otras producciones claramente alegóricas comoMadre! de Darren Aronofsky. Incluso en “El ángel exterminador” de Luis Buñuel la parábola que establece el autor está sometida a reglas. En el caso que nos ocupa, nada tiene demasiado sentido. Si estamos en un plano completamente real, la ‘ascensión’ de María difícilmente podría encajar por la credibilidad del relato. Véase la historia de Carlos y Yanice, por ejemplo, o la del resto de chicas y monjas ausentes del campamento. De acuerdo, se trata de un ‘milagro’ pero, no obstante, ¿está preparado el mundo para ellos? ¿Cómo podrían explicar Susana, Milagros y Bernarda a la policía o los familiares de María tal ‘abducción’? E.T., el extraterrestre, se fue a su planeta. No tenía que dar explicaciones. Punto final (y punto y final). En el caso de María, su desaparición del plano terrenal haría que sus amigas fueran a prisión —como cómplices de un crimen— o acabaran en un manicomio. Si tienen algo que objetar a todo lo anterior, hagan la prueba. Que una amiga suya ‘desaparezca’ y cuando la busquen diga que «se fue con Dios». A ver en qué lugar acaban… 


Si no podemos encajar el final como algo real ni tampoco como una alegoría, al establecer previamente la película otro concepto contrario, ¿qué es exactamente aquello que nos está narrando (que no contando) “La llamada”? 


He aquí las posibilidades y teorías de este film que convierte a Twin Peaks: The Return en un episodio de “Dora, la exploradora”

A) María y Susana nunca regresaron del concierto de Henry Méndez. Es la explicación más sencilla para explicar todo (valga la redundancia). Ya sea porque el taxista que trajo a ambas chicas era primo de Hannibal Lecter o que tuvieron un fatal accidente, María y Susana murieron esa noche. La secuencia inaugural del film simboliza el aviso de Dios a la protagonista sobre su pronto destino esa noche… Todo encaja. Tras un proceso de asimilación, María irá al cielo con Dios… ¿y su amiga Susana se quedará en el ‘limbo’ por ser lesbiana? Ambas serán felices y es lo que importa. THE END


B) Todo fue efecto de las drogas. Llámenlo experimento de un gobierno extranjero con drogas en suelo patrio a través de un gas nervioso o, simplemente, un “Reefer Madness: The Movie Musical” versión episcopal. Sea lo que fuera, la culpa fue de las drogas y lo que consumía María acabó en el cuerpo de Susana, Milagros y Bernarda. La resaca fue mala, eso sí. Y dolorosa, claro, al descubrir que Dios nunca estuvo allí salvo en una alucinación colectiva. THE END

C) “La llamada” no tiene explicación. La idea de los Javis siempre fue revelar que la religión no tiene razonamiento porque no es racional y plasmaron una obra metacinematográfica que elevara tal discurso. De este modo, la ausencia de respuestas en su final es, en sí, la manera de entender la obra. No hay respuesta porque la religión no la tiene, salvo ese ‘cielo’ al que se dirige María junto con Dios y al que no podremos acceder hasta que muramos. THE END.


D) Dios no era Dios… sino una presencia demoníaca. Dios nunca visitó a María ni el campamento La Brújula. Nunca lo hizo. Fue, en realidad, una presencia demoníaca que utilizaba un halo divino, poderes con los que manipular las mentes de sus víctimas y canciones de Whitney Houston para seducir a jóvenes, que no habían cumplido la mayoría de edad, en lugares solitarios (como un bosque) para atraerlas y, posteriormente, devorar su corazón y entrañas. Susana, Milagros y Bernarda encontrarán el cuerpo de María descuartizado a la mañana siguiente y se darán cuenta del terrible engaño… Esa presencia demoníaca, además, hará todo lo posible para que el resto de mujeres sean culpadas del crimen y asesinato. Esta es la mejor explicación de todas debido a que aclara el argumento desde un punto racional —para un género en el que no estaba aferrada la película— y se podría considerar como el creepypasta de “La llamada”. Dos en uno. THE END.

Pues eso, THE END.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

1 comentario:

  1. A mi me parece que la explicación a esta pelicula rara de cojones es que María se ha quedado pillaísima con tanto M... porque no tiene ni pies, ni cabeza

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...