lunes, 1 de diciembre de 2014

9

The Walking Dead (5x08) Coda: Esperanza y oscuridad

Hemos llegado al final del camino… o a su punto intermedio. “The Walking Dead” sigue ejerciendo esa alegoría sobre sus reanimados muertos vivientes… eternamente caminando. La serie de AMC puede parecer tambaleante, un objetivo fácil, pero siempre lanzará un sorpresivo y demoledor ataque final para recordarnos que también nosotros estamos infectados. La viralidad del drama más exitoso a nivel internacional, que se emite actualmente a través de la televisión por cable, nos ofreció en su contundente regreso [No Sanctuary” (5x01)] nuevas razones para permanecer contagiados al otro lado de la pantalla. Tanto en Strangers” (5x02) y Four Walls and a Roof” (5x03) se gestionó el cierre argumental de ‘Los cazadores’ y la adaptación televisiva del cómic escrito por Robert Kirkman ha buscado otras vías de narración gracias a sus numerosos personajes e interrogantes vitales. Ni Slabtown” (5x04), ni Self Help” (5x05) ni tampoco Consumed” (5x06) y Crossed” (5x07) han logrado la misma contundencia que ese enérgico season premiere pero “Coda”, octavo capítulo de la quinta temporada de “The Walking Dead”, llega para dar sentido a su mid-season finale y despedida de 2014. ¿Será verdad que veremos un desenlace devastador según Norman Reedus (Daryl)? 

Cierto es que los guionistas se han dejado toda la carne en el asador… y no hablamos de la pierna de Bob Stookey… sino de que “Coda” debe cerrar varios arcos argumentales alrededor de los personajes y dotar de sentido las aventuras venideras de Rick y los suyos. Teníamos un par de batallas pendientes en Atlanta. Una ‘exterior’ que es aquella que ha llevado a un enfrentamiento entre dos grupos de supervivientes. Los policías que controlan y gestionan el Hospital Grady Memorial retienen a Carol y Beth AKA Alfonsa, generando que Rick y compañía hayan estimado que un intercambio de rehenes será la solución más pacífica y amistosa al respecto. Pero aquí llega la otra contienda y es ‘interior’, apegada a la psicología de Rick y su evolución a lo largo ya de cinco temporadas. Sus decisiones y dilemas van a explotar de nuevo delante de su cara, recibiendo una respuesta irónica del destino. Si Sasha tomó de esa medicina al cierre de Crossed” (5x07), siendo engañada por su Bob, vamos a seguir sus pasos y consecuencias a su fuga. El montaje frenético del arranque en paralelo nos lleva a su intento de liberarse mientras tiene que lidiar con bastantes caminantes que se interponen en su vía de escape. Rick toma cartas el asunto y le sigue con un coche patrulla advirtiéndolo de que se atenga a las consecuencias si no se detiene… y sabemos que Bob no va a hacerlo, recibiendo un muy doloroso ‘toque’ de atención. El diálogo, desde luego, no tiene desperdicio: 

—Mierda. Hijo de puta. Hijo de puta. Ayúdame. Hijo de puta. Ayúdame. Estás loco... estás loco hijo de puta. Creo que... me rompiste la columna.

—No tenía que ser así. Solo tenías que detenerte.

—No podía. No te conozco. Pero creo... que estoy haciéndome a la idea.

—Solo tenías que detenerte.

—Llévame de regreso. Llévame de regreso al hospital. Yo lo hice por tu amiga.

—No después de esto, no. No puedes regresar, Bob.

—Iba a arreglarlo todo. Ella no es capaz. Y has estado aquí afuera mucho tiempo. Morirás. Todos ustedes...

[BANG]

—Cállate.


¿Quién pensó que la contratación de Maximiliano Hernández iba a ofrecer un personaje a largo plazo? No se fíen de esta serie… Pudiéramos ir trazando toda la evolución del personaje principal de “The Walking Dead” aferrándonos al desarrollo y diferencias de sus instantáneas sujetando su mítico revolver y apuntando al otro lado de la pantalla. Ahí se encontraba Bob y tomó su decisión… Los putrefactos lo agarraron y se lo comieron… todos lo hemos visto, ¿verdad? ¿Verdad? ¿Verdad? Y Shane masturbándose desde su tumba… El Padre Gabriel también deberá tomar la suya al acercarse a esa escuela donde yace la barbacoa que dejaron los caníbales y el otro Bob… ¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza? Gabriel va a hallar las respuestas que andaba buscando y toparse con el otro lado de la moneda divina afilada por sus propios pecados. Tal y como nos avanzó el glotón de Gareth, ese cristal se va a quebrar liberando a decenas de caminantes que yacían en el interior… haciendo que el padre y su cojera conduzcan a sus feligreses a su propio tempo, santuario y tumba. Es hora de pedir ayuda y atender a ese chiste que ha producido el destino. Él quería ver y, ahora, recibirá la ayuda tanto de Michonne como Carl. Incluso la pequeña Judith colabora en su función de mochila. Esperemos que pronto la den un arma de fuego para cubrir correctamente la espalda de sus protectores. ¡Una ametralladora para Judith esta temporada! ¡Ya! 


Una vez dentro, Michonne comprobará que son demasiados caminantes para el filo de su katana y el propio Padre Gabriel les dará la señal para escurrir el bulto y hacer la ‘8-14’ a su ingrato rebaño. Desde su cuarto se escabullen por el agujero en el suelo y ese machete, marcado por el designo de la violencia y Dios, recibe una de las muertes absurdas y geniales de caminantes que nos están regalando los guionistas a lo largo de la temporada. El machete quedará manchado en sangre pero no como esperábamos… En el exterior, Gabriel no puede correr más y tampoco es la intención de Michonne al encerrar a la congregación de caminantes en la misa más movidita que ha tenido la iglesia en tiempo. Las imágenes se repiten a lo largo de “The Walking Dead” con esas manos y dedos putrefactos que tratan de hacerse un lugar en ese mundo post-apocalíptico. De nuevo, parece que el fin está cerca pero el destino les ha llevado a esos misteriosos caminos del Señor (guionista) y el camión de bomberos conducido por Abraham irrumpe para que no haya vía de escape para esos condenados. Glenn, Maggie, Rosita, Tara y Eugene se tienen que poner al día. Sobre todo Maggie, que conocerá por parte de Michonne que su hermana sigue viva y, al mismo, tiempo la afroamericana ve apagada su esperanza al conocer la verdad sobre Washington DC. No hay esperanza… o tal vez sí… porque nuestro GREATM+MCJG decide tomar rumbo a Atlanta para colaborar en el rescate de Alfonsa (AKA Beth). ¡Save Alfonsa! ¡Save!


¿Y qué pasó con Alfonsa AKA Beth y Carol en el Hospital Grady Memorial? Aquí se cierran todos los arcos argumentales de varios personajes. Ya vimos que Carol completó todo aquello que pudiera ofrecer pero su nacimiento nos avisa que bien pudiera ejercer de aquella Andrea que sigue viva y plenamente vigente en los cómics. Algo parecido pudiera sugerir Beth AKA Alfonsa al entender en Dawn, la ‘lideresa’ del lugar, cómo funciona ese orden que rige el hospital. El Dr. Steven Edwards mandó señales a ese inocente cuerpo del delito, que no ha matado a ninguna persona viva pero ha empezado a entender aquello que simplifica Dawn. La oficial de policía acabó con su antiguo mentor, tomando el relevo de poder y no queriendo perderlo a toda costa. Dawn es consciente de la calaña a la que se enfrenta, con esos policías que te meten un chupa-chups cuando menos te lo esperas o son capaces de agredir a un anciano por no coser bien una camisa. Precisamente es el desagradable O'Donnell aquel que va a trazar el rumbo moral tanto de Dawn como de Beth. Alfonsa va a comprender los mecanismos que utiliza Dawn para hacer frente a sus rivales y una conversación entre ambas —que repasa los crímenes cometidos enSlabtown” (5x04)— es escuchada por O'Donnell. O eso quiso Dawn, claro. Una brutal pelea entre ambos agentes de policía posiciona a Beth en una decisión para poner fin, por ese hueco del ascensor tan remarcado por los guionistas, a todo el asunto. Beth AKA Alfonsa se ha convertido en una asesina de policías por necesidades de la propia Dawn, declinando todo el trabajo sucio a aquellos pupilos que como Noah acoge tras su ala y protección. Dawn así resuelve sus problemas y posibles golpes de estado a su hegemonía, utilizando a otras personas y deshaciéndose de esos agentes que se han desviado del camino correcto. La lección es anotada por Beth AKA Alfonsa mientras vemos el despertar de Carol, cuya vinculación entre ambas había sido también divisada por la propia Dawn. Queda claro que la oficial de policía nos revela otro modo de supervivencia y otra clase de villano condenado también a las acciones de su propio pasado. Se siente, por lo tanto, que todo su arco argumental ha quedado trazado y ligado junto al de esas dos mujeres que ahora van a suponer un punto de giro en un intercambio de rehenes. 


Rick, cubierto por Daryl y Sascha, entablará toda esa línea con un par de agentes. Shepard y Licari por Carol y Beth AKA Alfonsa. ¿No debería valer la rubia por dos? En este punto, todo se acelera. “Coda” nos ha ofrecido todo aquello que planteaba y solamente queda el clímax, ese intercambio premeditado y pacífico que ocurre en un pasillo del hospital. Previamente la secuencia de montaje nos reveló la propia despedida de Alfonsa a su encierro y se ocultó en la escayola de su brazo esas afiladas tijeras con las que pensó romper el ecosistema del Hospital Grady Memorial asesinando al Dr. Steven Edwards. El intercambio de rehenes se produce de manera amistosa hasta que Dawn quiere ejercer de Dawn y condenarse a su propia condena. Volvemos a la redundancia, sí. Recordemos, la oficial al cargo necesita de ese consorte y escudero que realice todo el trabajo sucio. Sin Beth AKA Alfonsa reclama la vuelta de Noah… que incluso da la impresión de desear volver con esa dura ‘coach’ completamente sibilina, conocedora de aquellos a los que somete bajo su yugo de protección. Beth entiende todo, sus mentiras y su manipulación. Su hipocresía. Ha visto los hilos y a lo largo de todas las temporadas, con las que hemos contado con la presencia de Alfonsa, el progreso moral y emocional ha quedado marcado en su personaje. Ella parecía simplificar la esperanza mediante su intento de suicidio y esa cuestionada decisión de Andrea para que se enfrentara, como hizo la propia amiga de Michonne, a su existencia en ese mundo post-apocalíptico. Alfonsa era la perspectiva luminosa del show, aquella que marcaba la sintonía y banda sonora con sus canciones, pero sencillamente ha dejado de creer en alguna clase de posibilidad salvo en la de su propio sacrificio. Apuñalando a Dawn desembocará en su propio fin, en esa helada bala que también traspasa nuestro corazón y nos confirma ese devastador desenlace que indicaba ‘Daryl’. 


Dale Horvath o Hershel Greene fueron los bastiones morales del grupo y la muerte de Beth condena a Rick y los suyos a esa oscuridad de la que no pueden escapar. No importa que Daryl tome consciencia de la venganza y dispare a Dawn entre ceja y ceja porque Shepard insta a la calma. Es, en realidad, lo que querían en el otro lado del pasillo. Ese error con el que soñaban y que produjo una reacción instintiva y no controlable por la propia Dawn. Su salvación fue finalmente su perdición. Rick también manifiesta ese choque entre esos dos mundos que distan y se basculan en el Hospital Grady Memorial. Aquel que fue comisario en el departamento de oficiales King County encaja su propio reflejo, ofreciendo una oportunidad a esos supervivientes e incluso víctimas que prefieren quedarse allí. Seamos sinceros, él es la prueba viviente —tal y como Bob Lamson confirmó del rumbo para poder sobrevivir en el exterior. Con Dawn y el resto de ‘hijos de puta’ caídos (camuflados en esa cita y eufemismo reiterados «Era uno de los buenos») llegamos a un punto de inflexión y en cierta medida un reboot macabro del comienzo de “The Walking Dead”. ¿Lo que ocurrió en Atlanta se quedó en Atlanta? En el exterior llegó el grupo de Judith (sí, ella es la nueva líder os pongáis como os pongáis) y la salida de Rick con una convaleciente Carol revela el horror: Daryl lleva el cuerpo de Beth en sus brazos ante las lágrimas de Maggie. El drama siempre ha vivido de esas réplicas, de ver cómo Rick se ha transformado en Shane y únicamente Carl y Judith pueden darle la esperanza para aferrarse a la luz, de ver cómo nos encontramos ante una variación de Pretty Much Dead Already” (2x07). El grupo va a quedar conmocionado por la triste verdad que se encontraban tras unas puertas. La esperanza da la impresión de haber muerto… aunque no se vayan, tras el avance para la vuelta de la serie de AMC, porque hay un jugoso extra y rayo de luz.


Si Morgan Jones marcó también la sintonía de ese sobresaliente regreso al cierre de No Sanctuary” (5x01), ahora también va a llegar a esa escuela prácticamente desierta, a toparse con las pistas que le dirijan a esa iglesia cuyas puertas ya yacen abiertas y en cuyo interior se encuentra el altar y la esperanza. ¿Es Morgan ese nuevo bastión moral que necesita Rick? El destino le ha llevado allí y ese mapa que en teoría era para Abraham Ford encuentra las correctas manos. Firma Rick Grimes y he ahí el juego y doble mensaje oculto, la referencia y mueca del designio en ese mapa que nos lleva a Washington DC. Todavía queda esperanza… pero también oscuridad. Veremos ambas en 2015.

A continuación, las reviews de la primera parte de la quinta temporada de “The Walking Dead”. Por cierto, no quiero decir nada pero Alfonsa también estaba en nuestra lista y porra de Descubre quién morirá en la quinta temporada de ‘The Walking Dead’:

5x01 “No Sanctuary
 5x02 “Strangers
 5x03 “Four Walls and a Roof
 5x04 “Slabtown
 5x05 “Self Help
 5x06 “Consumed
 5x07 “Crossed

☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠-☠

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

9 comentarios:

  1. Cual es la cancion del final?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una composición de Bear McCreary. Todo el mundo está buscándola como loco... :D

      Eliminar
  2. estoy con el corazon roto. como llore con la muerte de beth habian dicho que el final iba a ser mortifero pero igual no me lo esperaba creo que en mi interior esperaba que todos salieran sanos y salvos. a hora a esperar hasta febrero haber que pasa con los otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonsa siempre estará en nuestro corazón. :_(

      Eliminar
  3. Genial review como siempre, muchas gracias por la labor. Mi pregunta es, ¿Porque ves a Carol como la Andrea de los comics? Nunca entendí la relación. Por cierto, vaya pareja mas extraña se nos dará si así acaba siendo XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada. Dos veces que envío mensaje y no aparece.

      Eliminar
    2. Tienen validación, Christian. Si estoy ausente físicamente, no se actualizan. Sorry. :(

      Eliminar
  4. ¿Por qué la llamaís Alfonsa? :) (Hace poco que leo vuestros reviews)

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo con que Carol tiene en parte el rol de Andrea del comic. Pero también le veo rasgos de Carl, básicamente que es la más echada p'alante junto con Rick quizás cuando hay que hacer alguna locura porque es "lo que hay que hacer."

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...