sábado, 13 de diciembre de 2014

1

Gracepoint: ¿Quién mató a Danny Solano?

Serie de TV Limitada
(…o eso dijo FOX)
“Gracepoint”
EEUU
2014

Sinopsis (Página Oficial):

Cuando un niño es encontrado muerto en una playa idílica, una importante investigación policial se pone en marcha en la pequeña ciudad costera del norte de California, donde se produjo la tragedia. Enseguida que se considera que es un homicidio, el caso enfrenta a los vecinos y desata el frenesí de los medios, lo que arroja la familia del muchacho a una mayor agitación y da un vuelco a la vida de los residentes de la ciudad. Bienvenido a Gracepoint, una nueva serie de eventos misterio de 10 episodios basada en Broadchurch, exitoso drama criminal británico aclamado por la crítica. “Gracepoint” es una expansión de la serie original, la introducción de nuevos personajes, la identificación de nuevos sospechosos y enhebrar nuevas historias a través de la narración de agarre que terminará cuando se revelan los secretos y el asesino es capturado. La serie policíaca está remachada por una estela oscura poderosa a través de la ciudad de Gracepoint con una conclusión sorprendente, ya que los detectives reconstruyen lo que ocurrió en la noche de la muerte de Danny.

Crítica Bastarda:

Si en Broadchurch nos preguntábamos «¿Quién no mató a Danny Latimer?» en su remake norteamericano la única incógnita posible la marca la posible y distante diferencia. ¿Quién mató a Danny Solano? ¿Quién mató a Danny Solano… esta vez? Los guionistas nos avanzaron que cambiarían el resultado final para sorprender en la audiencia y el juego que proporciona “Gracepoint” es el de la cita, la conexión, la divergencia y el final descubrimiento. ¿Quién mató a Danny Solano? Al final de ese post podrá leer el nombre del asesino pero la recomendación es simple y sencilla. Si no ha visto Broadchurch, no vea “Gracepoint” sino la serie creada por Chris Chibnall. Son menos episodios y es infinitamente mejor. Es la original. Si ha ya visto la serie británica, tampoco pierda el tiempo viendo la apuesta de FOX y guarde sus horas de seriefilia para la segunda temporada del drama criminal y de misterio protagonizado por Olivia Colman y David Tennant. No pique el cebo por Tennant. No lo haga porque puede que no quiera acercarse a los nuevos capítulos de Broadchurch… 


Repasemos los cambios y conversiones. El gran mérito de Broadchurch fue matizar/perfilar/desmitificar ese juego de un asesinato sin resolver y el cortejo resultante de la investigación policial entre detectives y un culpable, entre numerosos (y aparentemente honestos) sospechosos. La idea era que ese pueblo fuera tan ficticio como extrapolable a otro entorno. Broadchurch pudiera ser un lugar en la costa estadounidense si no fuera por esos detalles british. “Gracepoint”, por lo tanto, carecía, carece y carecerá de sentido en la crónica televisiva. No importa que Tom Butler haga de Tracey Childs, que ganemos a Nick Nolte y Jacki Weaver cuando Michael Peña provoca cierta vergüenza ajena con un papel que intenta sostener con un registro bastante pobre. Se entiende que han buscado ciertos demográficos con un componente latino. Virginia Kull mejor aunque quede lejos del trabajo ofrecido por Jodie Whittaker. Tampoco importa que pasemos de ocho a diez episodios y se añada una nueva trama (y sospechoso) para dar más coherencia interna a ese escenario de acusados, que provocan que los secretos de una comunidad queden al descubierto. Los méritos de “Gracepoint” son los mismos que Broadchurch pero sus defectos quedan amplificados. Las vueltas de tuerca con periodistas y realidades de los supuestos asesinos provocan que la sombra del pasado emerja cual peligrosa marea y desee arrastrar a todos los personajes mar adentro. Con esa ruptura y exposición de misterios, vamos conociendo toda la verdad. Y la verdad duele… tanto como descubrir el nombre del asesino de Danny Solano… aunque sea una simple fotocopia redibujada torpemente y coloreada para la ocasión. Nada tiene sentido porque simplemente pierde el encadenamiento con el otro extremo del mar. 


FOX ha pecado de duplicar algo que no tenía sentido replicar. La pregunta no es «¿Quién mató a Danny Solano?» sino «¿Por qué tan pronto?», «¿Por qué ahora?», «¿Era necesario?» y, sobre todo, «¿Por qué?». La baja audiencia y las desiguales críticas han provocado que el asesinato sea sobre la serie original, sobre sus pequeños detalles y sobre la muerte de la angustia y el simbolismo. Nos quedan las ballenas… y conocer al nuevo asesino. Y llegamos al territorio SPOILER y a la resolución del crimen… cambiando algún detalle. El ‘aparente’ culpable es el mismo: Joe Miller (Josh Hamilton). Pero, tal y como apuntaban los forenses, esta vez estamos ante un accidente y caída un tanto absurda sobre una roca y no ese ‘estrangulamiento’ que vimos en Broadchurch… Los guionistas han preparado la vuelta de tuerca en esa secuencia en la que la detective Ellie Miller pregunta a su hijo Tom en el baño de la habitación del motel —donde se alojan antes de la vorágine que conmocionará al pueblo— si su padre abusó tanto de él como de su hermano. Ellie se da cuenta del detalle y sus zapatillas, de esas pisadas alrededor de la cabaña, del libro de crucigramas de Danny que tenía en su mochila cuando trató de buscar a ese extraño excursionista que los productores incluyeron para ampliar el argumento. Tom confiesa y en un flashback veremos cómo siguió a su padre a la cabaña y vio todo. Tom cogió un remo para interponerse entre su padre pedófilo y su mejor amigo. Trató de defenderle en su huida desde el barranco de la manera más absurda y asesina posible. Sí, Tom golpea a Danny… o la cabeza de Danny golpea a Tom… No importa, es una nueva solución argumental y sorpresa… más patética y ridícula porque ahora comienza el delirio… y la vergüenza ajena.


“Gracepoint” está cancelada. No de una manera para que las 859 millones de webs que informan al respecto se pongan de acuerdo, ante la falta de un comunicado oficial, pero todo el mundo sabe que la serie limitada se quedó en limitada. FOX anunció su décimo capítulo como un ‘series finale’ aunque los productores tenían otras ideas ante el mismo material de Broadchurch. La cuestión es que Ellie continúe el sacrificio realizado por su marido ya que, aunque no hubiera tocado todavía a Danny, iba a comenzar a hacerlo y se dirigía al precipicio destruyendo igualmente a su familia. Ellie, por lo tanto, da por bueno que Joe cargue con el asesinato accidental que cometió su propio hijo y se sacrifique por ellos. ¿Qué harían unos padres para salvaguardar el futuro de su retoño? Aparte del esquema moral, el cambio en sí es ridículo pero la secuencia en la que Emmett Carver interroga tanto a padre e hijo —sobre los correos encontrados en el disco duro del ordenador de Tom— es utilizada para un nuevo cierre. Vimos que Emmett grabó con su móvil el interrogatorio al quedarse sin cinta la cámara. Casualidades del destino. En la secuencia final de la playa —tras hablar con su hija por videollamada sobre su operación y la fecha de la graduación de ésta— vuelve a ver ese vídeo para darse cuenta que tanto Tom como Joe eran cómplices. Emmet llama a Miller pero ésta no responde… sabiendo el motivo y que el olfato de su jefe es letal a sus intereses. Seguimos, en un primer plano a cámara lenta, a Emmet mientras camina y sigue llamando. Fin. Y vergüenza ajena y nosotros con esta cara:


Es cierto que ese final aporta otra dimensión al show si tuviera su renovación en el bolsillo. Todo lo contrario. Da la impresión de repetir los errores de la también cancelada y recienteThe Divide, donde los guionistas incluyeron numerosos giros finales y cliffhangers sin conocer si podrían dar salida a los mismos. “Gracepoint” no solamente perdió el sentido argumental de Broadchurch, donde todo estaba proporcionado y detonaba apropiadamente en la historia, sino que sus intentos de construir una serie nueva con distintos matices han aplacado un desenlace absurdo, inverosímil y bastante cutre e incluso satírico involuntariamente. Y es que “Gracepoint” produce vergüenza ajena por encima de cualquier tipo de ambigüedad y debate mortal. Acaba en un naufragio en el que la pregunta final no es «¿Quién mató a Danny Solano?» sino «¿Por qué es necesario poner un remo asesino en tu vida si el patriarca de tu familia es, en realidad, un pedófilo?». 

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

1 comentario:

  1. Dios, ojalá hubiéramos leído antes tu crítica, menuda perdida de tiempo, menuda vergüenza ajena y menudas ganas de mierda que tenemos de conocer eso finales que ya sabemos que son de mierda.

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...