domingo, 7 de diciembre de 2014

0

Branded: Una película sobre la publicidad que no sabe venderse…

“Branded”
Directores: Jamie Bradshaw, Aleksandr Dulerayn
Rusia / EEUU
2012

Sinopsis (Página Oficial):

“Branded” es un alucinante thriller oscuro de ciencia ficción y alucinante en una sociedad surrealista, distópica donde las megas corporaciones han desatado una monstruosa conspiración global para llegar dentro de nuestras mentes y mantener así a la población desilusionada, dependiente y pasiva. La búsqueda de un hombre para liberar la verdad detrás de la conspiración dará lugar a una épica batalla con las fuerzas ocultas que realmente controlan nuestro mundo.

Crítica Bastarda:

Me resulta muy gracioso (y curioso) que una película que habla sobre el poder (peligroso) de la publicidad sea finalmente víctima de la misma. Considerada una de las peores películas de 2012 por público y crítica, su propio póster bien pudiera ser un ejemplo de engaño y manipulación comercial. ¿No parece un videojuego o que va a ser una especie de de nueva “Matrix”? Nada de nada, este thriller futurista amparado en su supuesta originalidad de combinado estadounidense-ruso, retrata una crítica al consumismo, una conspiración internacional y una historia de amor con el mismo tacto que Jack el destripador sacando las entrañas a sus víctimas. Ni sátira, ni humor, ni crítica social ni, por supuesto, drama. “Branded” se queda únicamente en su idea de un mundo invadido por el marketing, que convierte la moda de ser como un protagonista de “Los vigilantes de la playa” sobre los humanos de “WALL•E” junto a conspiraciones sobre la comida rápida tan idiotas que parecen que fueron escritas por un guionista en cuya cabeza habitaba más grasa que masa cerebral. 


Después de un arranque pésimo y larguísimo, comprobamos que el protagonista es El Elegido y puede ver aquello que los otros desconocen. No, la idiotez del guión… no. Ahora puede salvar al mundo y esas cosas que ocurren películas ruso-estadounidenses tan mal vendidas como un muñeco vudú en un anuncio de Pepsi Max. Y, entonces, llega la revolución y la historia de amor junto a visiones mesiánicas paridas de un videojuego pasado de moda y uno ha perdido el hilo desde tiempo atrás y no quiere retomarlo salvo que Leelee Sobieski haga un striptease. No se preocupen, el mundo sigue igual de estúpido y amansado… salvo para aquello que consideran que la película se convertirá en un clásico de culto pasados los años… Digamos mejor, pasados los publicistas… 


La moraleja de “Branded” es que sin publicidad y, por extensión, efectos digitales cutres amateurs el mundo sería mejor. Debería tomar ejemplo la película de Jamie Bradshaw y Aleksandr Dulerayn y auto-borrarse a sí misma o dejar, al menos, de tratar al público como un idiota con esa voz en off robotizada femenina para guiarnos en esta historia que va de original y quiere ser una alegoría visual y extravagante y está completamente destartalada en un sinsentido y batiburrillo que encima resulta completamente previsible. Un mal anuncio, ergo una mala película. Y es que cuando los rusos y americanos trabajan juntos no puede salir nada bueno. Y cuando digo NADA quiero decir N-A-D-A.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...