domingo, 14 de julio de 2013

1

Sharknado: ¿La mejor ‘peor película’ de esta década?

“Sharknado
Director: Anthony C. Ferrante
EEUU
2013

Sinopsis (Página Oficial):

Cuando un monstruo huracán pantanos de Los Ángeles, miles de tiburones aterrorizan a la población inundada y mortífero asesino reglas mar de la naturaleza, la tierra y el aire.

Crítica Bastarda:

De acuerdo, “Sharknado” es todo un BODRIO fecundado por obra y (des)gracia de The Asylum y defecado en el canal SyFy. Superada la anterior e irrefutable verdad llega la otra incuestionable realidad: nos encontramos ante la «película acontecimiento» de 2013 que ha engendrado todo tipo de comentarios en redes sociales y que debería haber quedado rebautizada como “Tiburón 33 1/3. El insulto (ventoso) final”. Si pensábamos que Fast & Furious 6 (A todo gas 6)iba a ser la película más «WTF» del año, en “Sharknado” sus momentos más ‘inspirados’ dejan en un juego de guardería la mayor de las flipadas y fantasmadas ideadas por Justin Lin… ¡en toda su carrera! Anthony C. Ferrante ha confeccionado la cinta más estúpida, gloriosa y genial para dejar congeladas nuestras neuronas en menos de hora y media. ¡Gracias Anthony! ¡G-R-A-C-I-A-S!


La ecuación del desastre y la ensaladilla —entre el género de catástrofes y los tiburones de los avernos de la productora de “El ataque del tiburón de dos cabezas” y “Megatiburón contra crocosaurio”— ha alcanzado una de las cúspides del pensamiento científico-cinematográfico. Basada en eventos naturales reales del tipo «si cagas en una playa y por allí pasa un tornado, tu mojón puede acabar en los cristales exteriores del rascacielos más alto del mundo» su argumento viene (re)cargado de lógica: es una realidad que los tornados son capaces de succionar miles de tiburones y traerlos de las costas al interior junto a un huracán para llenar nuestras calles de sus afilados e insaciables colmillos. ¡Es una realidad y punto! Yo siempre bajo a la calle con una motosierra si veo que el día está nublado y les recomiendo que hagan lo mismo. Después llega una lectura oculta que deviene en un drama social dentro “Sharknado”: los tiburones no son más que inmigrantes sin papeles que viven duramente en el interior de un tornado y necesitan alimentarse para poder sobrevivir. ¡No sean tan duros con ellos! ¡Usted hubiera hecho lo mismo si hubiera acabado atrapado en un ventoso torbellino privado durante días de alimentos!

Uno de los comentarios más frecuentes desde el estreno de la ignominiosa obra ha sido que el padre de Clark Kent en Man of Steel tendría que haber sido absorbido por un Sharknado en vez de un tornado tradicional para ver aquello que hubiera hecho el supuesto hombre de acero. No obstante, el guionista de American Battleship”, seguramente bajo los efectos de la cocaína durante la escritura en una noche del libreto, no necesita superhéroes creando unos personajes geniales, inolvidables y carismáticos —borrachos aferrados a la silla del bar, camareras que superan sus traumas a golpe de escopeta, seres uni-neuronales con los huesos más inquebrantables de la serie B o los divorcios más traumáticos con hijos tróspidos secretos arrojados a medida que avanza la desopilante trama—. Con Ian Ziering y Tara Reid presidiendo el reparto, Los Ángeles son amenazados por tornados y tiburones sedientos de sangre mientras que al otro de la pantalla el espectador no puede evitar revolverse por los suelos de su morada cual escualo expulsado de un tornado.


Todo podría quedar resumido en el gran letrero de HOLLYWOOD arrasado por ese ciclón llamado The Asylum y aplastando a un señor que parece un clon de Santiago Segura. El mockbuster quiere dominar la meca de los sueños y no importa el raccord ni el risible chroma key o los peores defectos especiales de la historia de la Serie Z. Aquí lo fundamental es escupir un continuado canto a la estupidez entre todos los clichés y bikinis posibles. Sirviéndose de la reunión y cohesión familiar spielbergiana ante una amenaza venida del cielo como en “La guerra de los mundos”, Ferrante y Thunder Levin han firmado una mastodóntica locura con lógicas lagunas de guión: ¡la película no tiene fallos, algunas partes explicativas fueron comidas por los tiburones! Su desenlace brutal, lírico y completamente prodigioso es el insulto y espejo que necesitaba el mainstream para someterse a las nuevas reglas del firmamento de esos ávidos escualos digitales cada vez más reales llamados The Asylum.


Esperemos que “Sharknado” sea una simple aleta que emerge del mar catódico para salir definitivamente en su imparable e inminente secuela. ¿Tiburones vampiros? ¿Escualos zombis? ¿Tiburones con superpóderes después de alcanzar la estratosfera y comerse a Felix Baumgartner? ¿Sharkaggedon con bestias marinas del espacio exterior cayendo en meteoritos? Bienvenidos al mundo del mockbuster-motherfucker donde todo es posible. Bienvenidos a “Sharknado”, la mejor peor-película de la presente década e incuestionable clásico del cine cutre.

1 comentario:

  1. ¡Cómo me divertí viéndola!

    Aquí os dejo mi crítica por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/03/tv-movie-time-sharknado.html

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...