viernes, 4 de enero de 2013

2

The Big Bang Theory (6x12) The Egg Salad Equivalency: Sheldon Cooper's Council of Ladies

The Big Bang Theory” nos da la bienvenida a 2013 cargada de noticias y un nuevo capítulo. Para empezar, una audiencia de cine se merece un Big Bang de cine y, así, se rumorea con la posibilidad de que Chuck Lorre estuviera planeando un largometraje para 2014 con Sheldon, Leonard, Penny y compañía… Obviamente lo dirigiría el ombligo de Lorre e incluso se hablan de detalles como una boda y un cameo de Charlie Sheen… Con todo, e incluido el nombre que un biólogo brasileño ha puesto a una abeja para que hablen de él…, entendemos que el filme se llamará… ¿“Bazinga”? Mientras que el debate de una serie en decadencia de calidad de guiones y superación de récords de audiencia, es si podrá batir los 20 millones que marcó “Friends” en su momento ¿no entraría aquí la ‘inflación’ como valor y debería marcar la cifra de 30 millones?, llega el duodécimo capítulo de la sexta temporada de “The Big Bang Theory” titulado “The Egg Salad Equivalency”.

Confirmado, “The Big Bang Theory” se ha convertido en un culebrón de con referencias nerds a capón. En “The Egg Salad Equivalency” sabíamos del cameo de Regina King como jefa de Recursos Humanos en la universidad donde trabajan los chicos, así como parte del argumento. Conocíamos de antemano que Sheldon pondría en un lugar muy incómodo a su asistente personal, Alex. Otra cuestión es ver que Alex iría a ser lugar ¿incómodo? con un catálogo de clichés. El argumento, como viene siendo habitual últimamente en la sitcom, se resume en dos líneas y medio tirabuzón. O sea, cuando Sheldon es acusado por la universidad de acoso sexual, pone en aprietos a los otros chicos… Ya está. Sí, ya está.


Me resulta muy gracioso ver a gente indignada con aquellos que criticamos la serie por su actual situación y utilizan la base de la popularidad como defensa y recursos tan pobres como el fascismo y la prohibición. Sería como defender ‘Sálvame’ porque es muy ‘colorido’ y tiene ‘audiencia’ y evitar cualquier crítica en el suicidio (o asesinato vía silencio) del criticón. Efectivamente “The Big Bang Theory” es la sitcom más colorida de la pequeña pantalla y tiene una legión de millones de televidentes… pero algunos de ellos le pedimos más… porque sabemos que ha demostrado en el pasado que puede dar más. Comentarios dignos del Tercer Reich aparte porque uno puede ser sadomasoquista televisivo y ver lo que quiera, ¿no?, así, como cada uno puede leer o dejar de leer lo que considere oportuno… ¿no? es momento de centrarnos desde este bastardo blog en lo poco que se puede analizar de “The Egg Salad Equivalency”.


Empezamos bien, con esa referencia friki-nerd al Jenga Gigante —que ni es novedad pero sí será el regalo de estas navidades— pero sabemos que vamos a acabar mal. ¿Por qué? Porque el capítulo simplemente trata de estirar la tensión sexual de ese triángulo tróspido formado por Alex-Penny-Leonard. Algunos pensábamos que sacarían más jugo al episodio pero se resuelve así: Alex propone una cita a Leonard que sigue enamorado de Penny y se siente feliz con aquello de ser el objeto del deseo mientras que el bocazas de su amigo se lo chiva a su novia y amigas para que Penny sienta inquietud al no dar la talla intelectual. Como realiza Penny, todo se resuelve por pose que por cerebro. La cuestión es seducir a la copiosa audiencia incluidos gafapastas, frikis y nerds y colocar una camiseta rosa para el regalo de merchandising del Día de los Enamorados y a la rubia unas gafas de pasta gruesa para provocar erecciones. ¿El resto? Sheldon hará sentir incómoda con una conversación ¿incómoda? cargada clichés que provocará una reacción en cadena: será llamado por Recursos Humanos donde saca viejos temas pendientes de sus amistades y al final acaban todos juntos en el despacho de Miss Davis (Regina King). No sabemos lo que pasa, ni tampoco creo que nos importe mucho. Es como el gato de Schrödinger: no podemos abrir el interior para fastidiar el experimento… Simplemente podemos teorizar, así que teorizo. Sheldon no cambia pero sí el envoltorio de la serie: tan repetitivo como torpe. ¿Qué os ha parecido el episodio tanto al Tercer Reich como a la Stasi? ¿Os ha gustado el pelo de la 'perra' de Raj?

¡NO os dejéis seducir gafapastas!

2 comentarios:

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...