viernes, 11 de enero de 2013

0

Jack Reacher: Una película patrocinada por Tuenti©

Jack Reacher”
(2012)
EEUU
Director: Christopher McQuarrie

Sinopsis (Página Oficial):

En “Jack Reacher”, un pistolero acaba con la vida de cinco hombres y todas las pruebas apuntan a un sospechoso preso. Durante el interrogatorio, éste muestra una nota: «¡Buscad a Jack Reacher!» Comienza entonces una increíble persecución en busca de la verdad, enfrentando a Jack Reacher a un inesperado enemigo cuya destreza es la violencia y que tiene un secreto que mantener.

Crítica Bastarda: 

[Esto no es una crítica sino un ensayo (de ensaladilla)]

“Jack Reacher” da la sensación de formar parte de una nueva generación de películas que parecen patrocinadas (o ideadas) para satisfacer las necesidades de un público (pre/post/eternamente)adolescente. El otro gran bloque estaría encabezado con las ‘definidas-películas-para-marujas’. Reflexionen sobre este terrible hecho y lo comprenderán todo en su propio ensayo. Pueden tomar, para vislumbrar este terrible concepto, un plato de ensaladilla tras otro y su cerebro adquirirá la proporción y concisión de un guisante [opcional]. Si uno analiza fríamente la película de Christopher McQuarrie se encuentra con el 95% de diálogos de la misma extraídos directamente de la popular red social frecuentada por chonis y canis, coches molones especial mención para el Chevrolet Chevelley, persecuciones molonas en cocheno vaya a ser que Tom se nos canse, que ya podría ser el abuelo de su público actual…— y ese híbrido de héroe entre Jason Bourne, Brian O'Conner y Ethan Hunt entre la fantasmada y la auto-parodia. El objetivo es epatar a toda costa y trazar un guión con un argumento de telefilme en base de las novelas del personaje de Lee Child con proyección de futuro. Son 130 minutos pero podría ‘montarse’ en perfectamente 60 para ser el piloto de una serie procedimental de la CBS… No hay mucho más allá de la típica-película-de-entretenimiento-similar-a-hacerse-una-paja-e-ir-diciendo-por-ahí-y-pregonando-que-has-echado-el-polvo-de-tu-vida-hasta-que-te-haces-otra-paja… O sea, ver la ‘Jack Reacher’ que estrenan cada 15 días…


En esta película no hay pajas, ni pajotes ni polvos ni polvorones. La generación tuenti necesita un PG-13 y el contenido sexual se limita a la tensión sexual que aporta la chica-florero (Rosamund Pike), los morros de la Lolita local (Alexia Fast) y ver a la estrella descamisdada gran parte del metraje. Curiosamente, “Jack Reacher” es una de las pocas películas que intenta justificar el momento pecho-lobo de Tom Cruise. Quitando su previsible trama de cartón e incluso cierto alegato racista, el filme sorprende por la aparición de Werner Herzog haciendo un revival de la abuela rumana-croata-ruso de “Arrástrame al infierno”. Es normal que Herzog busque pasta para producir sus documentales en estas películas ‘tuenti’, ya que piensa que así nadie le reconocerá… Sí, sí… Al director de “Grizzly Man” le hubiera venido bien una escena extra final en la que obligase a Tom Cruise a firmar el cheque por su interpretación (con un ‘Frigo Dedo’ de regalo) y darse el piro corriendo antes de que alguien se arrepienta en el montaje. No paran de decir que es un ‘superviviente’… y aquí concluyen la realidad y ficción. ¡Claro que es un superviviente! ¡Cualquier villano hubiera hecho tragarse a Tom Cruise esa birria de guión con pretensiones… página a página! Otro versión alternativa hubiera sido la aparición de Abel Ferrara armado hasta los dientes y desnudo para hacerle comer a Herzog un carrito de DVDs de “Teniente corrupto” firmados por Nicolas Cage… pero ya conocemos la nulidad de ideas de Hollywood.


En todo caso, el mejor momento —y más tróspido— se halla en la secuencia ‘gorra’ y por la ‘gorra’. El subtexto de la escena es claro: el pueblo llano odia a la policía y el chico guapo siempre es ‘inocente’. También que el transporte público nos salvará. Si no está en huelga, claro… Aquí, Jack Reacher sería visto con un perro-flautas que mendigaría por su Tetra Brik de vino Hacendado diario, siempre llegaría tarde a salvar a la chica y se impregnaría del olor a sobaco que inunda el transporte público si es que no le roban la cartera antes. Sí, el protagonista homónimo de “Jack Reacher” es el héroe más anti-sistema y anárquico del cine comercial de acción. Es un vividor que no cree en la propiedad privada y vive de la ‘subvención’. Subsiste gratamente echando sus polvetes, mantiene su cuerpo de escándalo y no parece que necesite entrenamiento salvo probar la resistencia elástica de colchones, no requiere de ordenador ni smartphones ya que tiene una memoria que ya quisiera Data de ‘Star Trek’, va vestido con lo puesto, puede reducir tranquilamente a cinco tipos mientras baila el charlestón, es capaz de meter una bala por el culo de una mosca a 300 kilómetros de distancia y mientras hace el pino puente y siempre… siempre… siempre… siempre… va en transporte público… salvo que te robe o te pida prestado el coche que para este tipo es lo mismo. Alguno aquí dirá que también le ha robado la cartera… pero sarna con gusto no pica, ¿no? Desde luego, “Jack Reacher” pica. Pica por los ojos, da regustinín intestinal por ser una hábil comedia involuntaria y, finalmente, sale por el tercer ojo cuando encienden las luces de la sala. Adiós Jack Reacher, adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...