lunes, 13 de abril de 2015

6

Comienza la quinta temporada de ‘Juego de Tronos’

Con la quinta y esperadísima temporada de “Game of Thrones” llegó el escándalo y controversia: cuatro episodios fueron filtrados prácticamente un día antes del estreno y emisión de “The Wars to Come”. El primer capítulo de la quinta entrega de la serie de HBO se ha topado con otro enemigo ante la evolución del show y de la propia cadena de cable para ofrecer sus contenidos online a través de su plataforma HBO Now. Los primeros cuatro episodios filtrados —a baja calidad y con marca de agua— obedecen al material entregado tanto a medios como a un círculo determinado para su visionado. Normalmente pudiéramos pensar que se trata de marketing aunque en esta ocasión HBO se ha lanzado a ofrecer el contenido de su show estrella de manera simultánea para frenar esa etiqueta de ‘serie más descargada y pirateada’. ¿Tiene alguna moraleja toda esta historia? ¿Cuánto más luches contra la piratería ésta se volverá más virulenta en tu contra? Centrémonos en el presente e ignoremos ese brutal avance ante lo que se avecina. “The Wars to Come” (5x01) obedece a las reglas de todo season premiere de “Juego de Tronos” y va a posicionarnos en esa puesta al día de las novelas publicadas de George R.R. Martin hasta la fecha. La cuarta temporada del show fue sublime y sobresaliente, marcando y reiterando su concepción como entidad propia respecto al material original. Esta quinta entrega desea potenciar las múltiples tramas y brechas abiertas en las casas que dominan Poniente, bañándose en ese material sanguinolento y visceral donde las muertes violentas, los desnudos y el sexo formen una capa sobre el poder e intrigas que ha dejado a los Lannister tan mal parados como los Stark, aunque todavía mantienen el Trono de Hierro y no se encuentran tan divididos y separados… Sabemos que hay varias amenazas a lo largo de los Siete Reinos y que Daenerys Targaryen todavía tiene que hacerse con el control de un continente para poder regresar a aquel que le pertenece… 

“The Wars to Come” habla sobre reyes y políticos y esa sutil línea que les une como gobernantes. En esa terna tenemos a Tyrion y Lord Varys junto a un destino del que ambos no pueden escapar: Daenerys. Evidentemente los planes de Varys pasaban por derrocar a Robert Baratheon trayendo de vuelta los Targaryen, pero nada salió como estaba pensado… y, ahora, Desembarco del Rey está dividido entre el poder e influjo de dos mujeres: Cersei Lannister y Margaery Tyrell, madre y esposa del actual regente Tommen Baratheon. El asesinato de Tywin Lannister ha puesto de nuevo todo patas arriba y las noticias vuelan como cuervos en Poniente. Varys sueña con una tierra donde los poderosos no se aprovechen de los débiles y para Tyrion se trata de una utopía… aunque Daenerys pudiera hacerla realidad. Da la impresión de que en los planes de ‘la Araña’ estaba desde el principio Tyrion como engranaje y pieza fundamental para dar sentido a esa conspiración que traerá de vuelta a un Targaryen al Trono de Hierro. «Los Siete Reinos necesitan a alguien más fuerte que Tommen, pero más amable que Stannis. Un monarca que pueda intimidar a los grandes señores e inspirar al pueblo. Un gobernante querido por millones, con un poderoso ejército y el apellido pertinente». Es obvio que el discurso de Varys bascula entre la política y la compasión y Tyrion tiene ambos elementos necesarios. Otra cuestión es que todos los personajes tengan demasiadas preocupaciones y un pasado que ha ido destrenzando el propio show. Tyrion asesinó con sus propias manos al amor de su vida y ejecutó a su propio padre. ¿Existe compasión en esos actos? El alcohol pudiera revelar esa decadencia de uno de los personajes más queridos de “Juego de Tronos” pero el propio póster de esta quinta temporada desprende esa bisagra entre los Lannister y los Targaryen, entre esos dos mundos que se van a acercar de manera irremediable como desenlace y clímax de la serie. ¿Se perderá definitivamente en la niebla existencial Tyrion y beberá hasta morir o se encontrará con su destino directamente ante sus narices? Esa casa en Pentos de un amigo mercader de Varys es un punto de partida para un viaje que llevará a ambos personajes a Meereen… y a una nueva versión del material original. «Cualquier tonto con un poco de suerte puede encontrarse que ha nacido con poder. Pero ganarlo por uno mismo requiere esmero y trabajo». Varys se dirige a Tyrion pero ese discurso también parece aplicable a Petyr Baelish y ese monólogo divisado en The Climb” (3x06) sobre esa escalera llamada caos. No sabemos qué contenía la nota que recibió Meñique pero tiene un nuevo plan en mente y va a viajar con Sansa —dejando a Robin en la ‘escuela’ militar— a un lugar lejano y desconocido para esa joven que quiere aprender del maestro de la desconfianza y la intriga. 


Precisamente en la ciudad que gobierna Daenerys las cosas están descontroladas… La propia Madre de los Dragones comprobará que el destino y los actos que ha cometido en el pasado pueden volverse en su contra. Los Inmaculados están siendo asesinados por un grupo rebelde local (¿y terrorista?) llamado Hijos de la Arpía. ¿Y qué hacía un inmaculado en un burdel, se pregunta Missandei? Daenerys es una Reina no una política y se nota… para mal. Su negativa a reabrir los pozos de lucha, para mostrar a la gente de Yunkai y de Meereen que respeta sus tradiciones, tendrá sesión de alcoba y glúteos de Daario Naharis que nos mostrará más de su pasado. Daenerys se dará cuenta de que sus dragones están descontrolados y ahora ni respetan ni reconocen la autoridad de su propia madre. ¿Los problemas de la edad del pavo? Pero “Juego de Tronos” no se olvida de su otra estrella y reina bastarda, de ese potente, trágico y demencial personaje en el que se siente a Shakespeare a cada paso y falsa sonrisa. El pasado de Cersei es interesante para dibujar ese presente en el que una profecía de una bruja y vidente cuando era pequeña se cumple paso por paso. Al fin y al cabo, ese destino está escrito en su propia sangre. «Todos quieren conocer su futuro hasta que lo conocen». Cersei va a hallar junto con los espectadores esas revelaciones: 
Nunca te casarás con el príncipe. Te casarás con el rey. Serás reina por un tiempo. Entonces vendrá otra, más joven, más hermosa, para ocupar tu lugar y tomar todo lo que aprecias. El rey tendrá veinte hijos y tú tendrás tres. De oro serán sus coronas. De oro sus mortajas…

Parafraseando a Tyrion, el futuro es una mierda… justo igual que el pasado. Cuando esas palabras se han hecho realidad (salvo esas mortajas de oro) nos queda el camino hacia la condena pero también emerge ese sentimiento del drama sobre personajes que luchan frente a un destino del que no pueden escapar. Algo similar a lo ofrecido en el discurso de Jon Nieve respecto al papel de los salvajes: «Nacieron en el lado equivocado del Muro». Como si esa dirección existencial impuesta marcara las personas en Poniente e incluso diera título y nombre a aquellos que tal vez no lo merecieran como Robin Arryn. Otros de su edad (13) van a la guerra… Otros, son ya reyes. En Desembarco del Rey todos arrastran su penitencia y la recuperación de Lancel Lannister que lidia con sus pecados mediante una secta fundamentalista que ofrece paz en la luz de los Siete. ¿Será una salida para Cersei o esas mortajas de oro que serán dispuestas sobre su cadáver? La cuestión es que “Juego de Tronos” vive de paralelismos y esa nueva imagen de Cersei y Jaime en el Gran Septo de Baelor nos remite al comienzo del show y esa polémica violación que articuló parte de la cuarta y sobresaliente temporada. La ruptura entre ambos personajes es evidente y el odio crece como muro ante la falta de perdón de Cersei sobre su hermano, amante y padre de sus hijos por matar por error al padre de ambos. Loras Tyrell tampoco piensa ya en el matrimonio con Cersei y no parece esconder una sexualidad que no es un secreto en Desembarco del Rey. Margaery le regaña antes de ponerse las botas viendo ese recital de desnudos masculinos y tiene planes para deshacerse de su suegra… 


En “The Wars to Come” no vamos a tener nada de las aventuras de Arya Stark y nos centramos en una irritada Brienne de Tarth que da la impresión de pagar su frustración con Podrick Payne. Esa extraña pareja ahora nos recuerda más si cabe a un guiño y reescritura de don Quijote y Sancho Panza, desterrados ya en un mundo donde el idealismo ha fracasado. «Los señores buenos están muertos y el resto son monstruos». En Poniente los ideales mueren junto a sus portadores… como pudiera ser el caso de Mance Rayder. Stannis Baratheon tiene un plan mayor en mente y su heroísmo tiene un precio para una guerra mucho mayor. Evidentemente el título hace referencia también a ese enfrentamiento que se va a ir desarrollando entre Roose Bolton, como nuevo Señor de Invernalia, y prácticamente el único superviviente con corona (y cabeza sobre sus hombros) de la ya pasada Guerra de los Cinco Reyes. ¿Mance Rayder? Bitch please… Stannis quiere que el Rey Más Allá del Muro doble su rodilla (o muera) para unir así a su ejército a los salvajes y ofrecerles tierras en el Norte. Jon Nieve es el encargado de tratar de convencer a Mance en un trato en el que no entendemos la negativa del líder de los salvajes. ¿Arder por unos principios? Stannis es más dialogante que Bolton aunque el destino de cualquier negativa acabe en sus perros de presa al servicio del poder. La religión de Melisandre —y el calor fatal de una hoguera como sacrificio a una finalidad mayor y deidad— o las torturas, la carcoma y corrupción del poder y nulo sentido de la palabra, honor y justicia de Ramsay Snow. Puede que cuando finalice “Game of Thrones” se escriban ensayos sobre las implicaciones y paralelismos históricos del poder y la política bajo el yugo y contexto en el que se inspiró George R.R. Martin para algunos de sus personajes y tramas. ¿Melisandre representa a la Inquisición y Ramsay a la Gestapo? El ser humano es especialista en repetir sus errores a lo largo de su historia… eso lo tenemos claro y esta serie es y se respalda sobre la crónica y humanidad integrada en su mundo de fantasía.


“The Wars to Come” va a cambiar el material original para que Mance arda en las llamas que prendió Melisandre y que muestre a sus hombres el camino de esa justicia bajo el estigma de la religión y un Dios que gobierna sobre el resto. Jon Nieve tampoco es experto en diplomacia pero cuenta con la compasión de la que hablaba Lord Varys y pone con una flecha en el corazón el punto final al sufrimiento del Rey de Más Allá del Muro. Al fin y al cabo, el miedo a morir gritando delante de su pueblo era el mayor de los temores de Mance. Los guionistas vuelven a simplificar y triturar subtramas (y personajes) que muchos fans de los libros de George R. R. Martin esperaban con locura… Tal y como contamos y analizamos en este bastardo blog, está tardando en quemar las novelas de ‘Canción de Hielo y Fuego’… si quiere disfrutar de la serie como objeto independiente sin bilis sobre su pantalla. La serie de HBO ha vuelto con toda la vitalidad de uno de los grandes espectáculos que se pueden disfrutar en televisión en nuestros días, con imágenes —como la caída de esa arpía de oro encima de la Gran Pirámide de Meereen— que hacen que la pantalla pequeña sea tan grande como una cinematográfica. Si usted es un fanático de la saga literaria aún por finalizar sepa que esas variaciones están pensadas para que las serpientes salgan de sus nidos para revelar sus venenosos colmillos y cabeza antes de que alguien se la corte… ¿Es que no han entendido la indirecta, rebeldes en contra de su nueva Reina? Doblen sus rodillas o perezcan sin compasión entre las llamaradas del olvido.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

6 comentarios:

  1. Me encanta tu blog sólo creo que tienes una errata al final de tu texto "llamadas del olvido" supongo que sería llamaradas

    No lo digo por joder, adoro tu blog de verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido. ;)

      Gracias por el comentario y saludos.

      Eliminar
  2. Bastardo, he seguido tu blog desde hace algún tiempo y nunca me había animado a escribirte.
    No estoy de acuerdo con tu valoración, creo que la nueva Reina se llama "Better Call Saul" no "Game of Thrones", aunque tú no le hayas hecho mucho caso.
    No soy quien para decirle a nadie lo que tiene que ver y menos sobre lo que tiene que escribir, pero si sirve de algo te hago la petición de que hagas una reseña de la serie de Saul Goodman, aunque sea de la temporada en conjunto.
    A mí no me ha gustado nada el arranque de GoT, así que supongo que soy una de esas serpientes a las que te refieres (soy lector). XD.
    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la opinión y sugerencia.

      Tras el maratón de capítulos de "Better Call Saul" me gusta la serie pero me parece un hype, respecto a esa valoración y halagos que muchos (muchísimos) estáis otorgando al spin-off de "Breaking Bad". No sé si haré un post pero si hago uno será conceptual alrededor de la historia de esa pobre papelera. ;)

      De momento, no está en seguimiento aunque seguramente vea la segunda temporada.

      Supongo que a los lectores acérrimos no les gustará el enfoque de esta quinta temporada de GOT. Me he negado a ver los capítulos filtrados así que no sé si lo venidero les satisfará u odiarán a muerte una serie que va a en paralelo desde ya sobre el material original. Dejé de leer las novelas (aunque sí conozco las tramas y qué ocurre con cada uno de los personajes) para valorar de manera independiente la serie de la saga literaria y para no convertirme en una de esas serpientes que quedarán descabezadas cuando el el show de HBO acabe antes que las novelas de R.R. Martin.

      Gracias por el comentario y saludos.

      Eliminar
    2. Yo de momento estoy feliz como serpiente, igual en el momento de ser descabezado ya no pensaré lo mismo.
      Sin revelarte nada, sí puedo garantizarte que los lectores acérrimos echarán fuego valyrio por los ojos en cuanto vean como va avanzando la temporada, al menos estos capítulos.
      Me parece un poco injusta tu valoración de Better Call Saul, pero qué le vamos a hacer.
      Gracias por tu respuesta.

      Eliminar
  3. Excelente Post Bastardo. Sigue dándole duro a los gorriones de los libros. Que todo el mundo sabe que es postureo -luego son los mismos que dicen que Festín de Cuervos y Danza de Dragones son un coñazo-.

    Btw, alguien ha visto a Hodor?

    Firmado: Roose Bolton, señor de Fuerte Terror y Guardián del Norte.

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...