lunes, 16 de junio de 2014

11

Juego de Tronos (4x10) The Children: La ‘niña bonita’ de la audiencia

Hemos llegado al season 4 finale de “Juego de Tronos” y a la nueva confirmación de la serie de HBO a todos los niveles: las mejores críticas recibidas por parte de los medios norteamericanos para una serie emitida en 2014, los mejores datos de audiencia en la cadena de cable donde se televisa y, sobre todo, la mejor ratificación viral y fandom divisada desde que se anunciara la adaptación de las novelas de George R.R. Martin. Sobresaliente capítulo a sobresaliente capítulo esta cuarta entrega de “Game of Thrones” ha confeccionado la mejor temporada hasta la fecha de la serie de HBO y las cumbres han sido tan constantes que es difícil seleccionar una de las mismas. ¿La Boda Púrpura en The Lion and the Rose” (4x02)? ¿El duelo de Oberyn Martell y Gregor Clegane en The Mountain and the Viper” (4x08)? ¿La Batalla del Castillo Negro en The Watchers on the Wall” (4x09)? Hemos tenido muchas más cúspides como las tarantinianas aventuras por un puñado de pollos de Sandor Clegane y Arya Stark, la violación (consentida) de Jaime a Cersei, la conquista de Meereen por Daenerys, la presentación (extra)oficial de El Rey de la Noche, el monólogo de Tyrion como colofón de su juicio o la caída ‘por amor’ de Lysa Arryn de la Puerta de la Luna. Lo suyo sería ordenarlos en nuestra cabeza e incluso revisar si han aparecido otras memorables instantáneas para el recuerdo pero, de momento, nos quedamos repasando “The Children”, décimo y último capítulo de la cuarta temporada de “Juego de Tronos”

Con el season 4 finale es momento también de replantearse el futuro y revisar el inmediato presente y pasado. La adaptación de ‘Tormenta de Espadas’ en dos temporadas ha sido todo un acierto, pese a tener que lidiar con esa irregularidad marcada con los arcos argumentales de las tramas con menos material propiciado por la saga de George R.R. Martin. No obstante, los guionistas han decidido ensamblar todo el conjunto dejando un capítulo al completo para narrar la Batalla del Castillo Negro en The Watchers on the Wall” (4x09) y dejarse para “The Children” todas las esperadas resoluciones menos un par: aquella propiciadas por la transformación de Sansa Stark y por ese bastardo llamado Ramsay que dejó de ser bastardo para seguir siendo un bastardo. ¿Y el futuro? Los creadores tienen claro que desean cuadrar cifras («7 Dioses, 7 Reinos, 7 temporadas») y el propio autor de ‘Canción de Hielo y Fuego’ ha tenido que desmentir los rumores que indicaban que se fuera a ampliar su saga literaria a 8 libros de los 7 planteados inicialmente. Recordemos que la quinta temporada de “Juego de Tronos” adaptará tanto ‘Festín de cuervos’ como ‘Danza de dragones’, dejándonos en vilo para una conformación un tanto ajustada de ‘Vientos de invierno’ y ‘Sueño de Primavera’ ya que el cierre de la Saga no está todavía publicado a fecha de hoy. ¿Se imaginan la cara que pondrían los fanboys más puristas de los libros si se estrena la séptima y última temporada sin el libro publicado y con los creadores al tanto del material narrativo? ¿Se lo imaginan? Evoquemos la palabra ‘adaptación’ porque, aunque R.R. Martin estuviera satisfecho desde que vio el guión del piloto con el trabajo de David Benioff y D.B. Weiss, los cambios y desviaciones no han dejando de marcar la senda de la polémica o el debate. No es el de este bastardo blog salvo la propia curiosidad del matiz o cambio. “The Children” no va a ser menos y muchas modificaciones, omisiones y variaciones estarán dentro de esos márgenes habituales de la serie. 


El capítulo va a comenzar donde lo dejó The Watchers on the Wall” (4x09), con Jon Nieve dirigiéndose al campamento de Mance Rayder para negociar con el Rey-Más-Allá-Del-Muro y aprovechar la más mínima oportunidad para rebanarle el pescuezo. Ya en su tienda, van a ponerse al día de todo y Mance sacará el tema de Ygritte como única vía que tiene de traer de nuevo a sus filas a aquel que siempre fue fiel a la Guardia de la Noche. Brindarán por los caídos en la Batalla del Castillo Negro con algo que no es vino pero que beben los machos del Norte-Norte. Un momento, ¿¡por todos!? ¡No tienen suficiente alcohol allí! Realmente en esta secuencia nos enteramos de las intenciones reales de Mance y de cómo consiguió unir a todos los salvajes y a esos gigantes en peligro de extinción. Oh wait! Ya fueron extinguidos y por un granjero. Mance es consciente del famoso soniquete «Winter is coming» y que ninguno de los que viven en el Norte (Norte), salvo los caminantes blancos, tienen una oportunidad. La idea es abrirse paso hasta el sur y para ello deben atravesar el muro por la única vía por la que pudieran hacerlos 100.000 personas (gigantes, caníbales y cabras incluidas). Mance se da cuenta de las intenciones asesinas de Jon pero éste ya arrojó un trato de paz con su verdad revelada para que nadie más muriera. Además, informa al bastardo que otros 400 de sus hombres fueron enviados a trepar el Muro y que seguramente ya estén sobre el mismo. Aquí no hay ‘cuerno’ que valga y la condensación nos lleva a que suene otro tipo de cuerno que alerta de un inminente ataque. ¿Quién será? Jon confirma, cuchillo en cuello, que Mance estaba en lo que correcto y que no disponen de hombres con los que atacar el campamento. Lo dicho: ¿quién(es) será(n)? 


No hay demasiado donde elegir y sabíamos la identidad de aquel que dirige ese gran ejército a caballo que el director del capítulo, Alex Graves, se encarga de resaltar mediante grandes planos aéreos y cenitales. El bosque repleto de salvajes será arrasado por el CGI y, antes de que Mance puede ni siquiera responder o servir otra copa, llegarán al exterior de su tienda Stannis y Ser Davos. A Mance no le queda otra que soltar sus armas aunque nunca se arrodillará. ¡Nunca! ¡Los salvajes nunca se arrodillan ante nada ni nadie! ¡Nunca! ¡Que para eso son salvajes! ¡Nunca! Davos será todo lo troll que quiera uno pero da gusto ser el único y verdadero Rey de los Siete Reinos para comprobar cómo te anuncia. ¡Qué bien lo hace! ¡Qué placer cuando suelta a la plebe que para dirigirse a su Rey-de-Reyes uno tiene que llamarlo ‘Su Alteza’! Para soltar allí mismo que uno es republicano… Ya me gustaría ver a esos que sacan la bandera tricolor delante de Stannis (de todos los Santos). ¡Ya me gustaría! Yo es que soy repúblican... ZÁS! TRK-TRK-TRK-TRK. Con la rendición sin despelleje de rodilla del Rey-Más-Allá-Del-Muro, Jon se revela como el hijo de Ned Stark y sus consejos para hacer prisionero a Mance y escuchar aquello que tenga que decir son para Stannis una buena idea. Jon advierte también a Stannis que tienen que quemar a todos los muertos antes de que llegue la noche… que esto es “Juego de Tronos” y no The Walking Dead aunque en esa parte del Norte estén luchando por los derechos de autor. Aclarado todo, veremos cómo el Maestre Aemon da paso a esa ceremonia de ‘despedida’ de los caídos, donde se encuentran Stannis y familia, y donde también yacen Pyp y Grenn por obra y (des)gracia de David Benioff y D.B. Weiss. Lo interesante aquí es la presentación a nivel visual de Melisandre y Jon Nieve, con la sacerdotisa roja al otro lado de las llamas en una atrayente y consecuente concepción visual de una nueva mecánica completamente inédita para la serie en su narración de los eventos que suceden (y sucederán) en El Muro. 


El capítulo también nos desvela a Tormund Matagigantes como prisionero y su conversación con Jon sobre algunas palabras en el funeral a los salvajes caídos en la Batalla del Castillo Negro. Tormund deja claro que los muertos no pueden escuchar y le pregunta si amaba a Ygritte, recordándo que ella le ¿piropeó? con asesinarlo una y otra vez hasta su último suspiro. Recordemos, que para los salvajes, ESO es amor. El respeto a los muertos y las palabras de Tormund, acerca de que su amada pertenecía al Norte verdadero, provocan que Jon se dirija con el cuerpo de Ygritte al bosque para dejarla yacer sobre una pira funeraria. Sus llamas serán la despedida para su personaje y para esa flecha a escasas pulgadas del corazón de Jon Nieve. Los ‘hijos’, como el encadenamiento recíproco a sus padres, es el tema principal del capítulo y es hora de que Bran Stark nos lleve a conocer a aquello que fueron nombrados como tales por los Primeros Hombres, pese a nacer mucho antes que ellos. Recordemos que el destino de Bran tenía que conducir a Hodor, Meera y Jojen a ese árbol místico y misterioso para encontrarse con una cueva en la base del mismo. Si esperaban que todo iba a ser sencillo, vayan olvidándose porque unos espectros tomarán el control de unos esqueletos similares a El ejército de las tinieblasde Sam Raimi o a aquellos míticos de “Jasón y los Argonautas”. Meera luchará contra ellos tratando de defender a su ya decaído hermano mientras que Bran toma el control de Hodor para que la contienda sea algo más igualada. La presencia de Verano es determinante aunque están a merced de esos ‘caminantes’ (ay, los problemas de copyright con The Walking Dead) con un Jojen que decide, en cierta medida, sacrificarse para que sus compañeros tengan alguna oportunidad. Será una extraña niña que emerge de la cueva aquella que lanzará unas bolas de fuego y se pondrá a lanzar castañas explosivas a diestro y ‘siniestro’. Meera tendrá que dejar morir a su hermano que será fulminado por las castañas asesinas de la pequeña para evitar que se transforme en parte de la legión de los caminantes. Los espectros esqueléticos no podrán acceder al interior de la cueva siendo pulverizados y la pequeña se presentará como parte de ‘Los Niños’. Y no los de ‘Mad Max’, que conste. Bran será llevado a ver el cuervo de los tres ojos que se persona como un anciano imitador de Gandalf en una especie de sala que forma un trono con las raíces del árbol místico. El ¿hombre?, (que no es el esperado Manosfrías ni tampoco lo va a introducir o nombrar), les ha estado vigilando durante toda su vida y les confirma que Jojen era conocedor de su destino incluso antes de partir. Bran ha llegado allí para que pudiera encontrar aquello que ha perdido. El joven Stark interpreta que se trata de que volverá a caminar aunque El Cuervo de Tres Ojos le confirma que nunca va a andar de nuevo sino que volará. WTF!? ¿Le pondrán a Bran una capa y se transformará en el Superman de Poniente? ¿Tienen una nave espacial escondida para ponerle en órbita? ¿O le dan un Red Bull y le mandan pa’ casa? Lo averiguaremos en la quinta temporada. Eso sí, cuidado con las demandas por derechos de autor… porque decir que ‘Los Niños’ estaban allí antes no sé si valdrá en un juicio.


Teníamos muchos asuntos pendientes en Desembarco del Rey. Cersei volverá a humillar a Pycelle privándole de su laboratorio y ofreciéndoselo a Qyburn para que trate de salvar la vida de Gregor Clegane, envenenado por veneno de mantícora. Qyburn va a drenar los líquidos de un completamente inconsciente Gregor y Cersei está encantada de que allí se pueda levantar un monstruo ‘montañoso’ de Frankenstein. Las puristas de los libros sufrirán tanto como debiera La Montaña... Pasemos de página y digamos que “The Children” tiene esa constante referente a los hijos —y también y por consecuencia— a sus padres como protectores o causantes de sus desgracias. No hay mejor familia que los Lannister para plasmar toda esa vinculación un tanto enfermiza que siempre ha sabido llevar perfectamente Tywin. Tyrion espera a su ejecución pero Cersei ve su futuro y el de su hijo Tommen. Finalmente las artimañas del patriarca de los leones son divisadas: quitar del medio a todos sus hijos y tomar bajo el control de sus fauces al Rey Tommen mientras éste también es envenenado por las espinas de su futura esposa Margaery. Cersei se niega a apartarse de su hijo y exige cancelar su boda con Loras Tyrell. Tiene un arma que realmente puede destruir a ese calculador león y no es otra que la farsa sobra la que se basa su legado. Todo es mentira aunque Tywin prefirió creerse la apariencia y perfilarla como su verdad. La amenaza con revelar el evidente incesto y que Tommen es fruto del mismo, dejan a Cersei con ese poder en sus venas que siempre ha soñado y, así, hacer que su hermano Jamie no tenga que escribir ninguna página de gloria en una historia marcada por el indecoro. Y, ahora, ¿quién violó a quién? Nos interesa que toda esa secuencia —con beso en la mano de oro de Jamie y coito indecente con poca vergüenza— desvele la naturaleza al completo de Cersei y esa evolución de que ya no le importe que nadie les vea o entre donde estén fornicando. Ella y el amor que profesa a su hermano están por encima de todo, incluido esa ‘enfermedad’ con la que define a su hermano Tyrion. Cersei quiere quedarse en Desembarco del Rey a cualquier precio… aunque, a veces, los deseos puedan cumplir de intrigantes y sorpresivas maneras. 


Sabíamos que el arco argumental de Daenerys para la presente temporada iba a flojear tras la toma de Meereen y los guionistas decidieron desmigajar la información y giros, sacar ‘los pilares y las piedras’ para dotar de relevancia una trama que aquí llega a su resolución. Daenerys es la señora de los mil títulos, la madre de esos pueblos a los que liberó de la tiranía y la esclavitud, pero ser Reina es tan complicado como ser la señora de sus súbditos y de esos dragones que ya vimos tiempo atrás habían crecido demasiado. Dany, en realidad, se va a enfrentar a todo lo anterior bajo sus propios y poderosos principios. Nada es inquebrantable incluso para una Reina. Prueba de ello será un anciano incapaz de poder defenderse en esos comedores y barracas que dan cobijo a los desfavorecidos. El anciano de nombre de Fennesz, como el apellido del autor de esa obra maestra llamada ‘Endless Summer’, dejará claro que su liberación ha provocado que sea un mendigo y un culito apetecible como DILF (que no MILF) a los jóvenes esclavos con los que tiene que compartir nuevo hogar. Hay muchos en su misma situación y Daenerys tendrá que conceder que el anciano pueda ‘venderse’ a sí mismo bajo un contrato de un año a su antiguo amo. Si los problemas de Daenerys crecían como ‘pilares y piedras’ ahora va a tener que redactar un Estatuto de los Trabajadores antes de que, tal y como señala Ser Barristan, los ‘amos’ abusen de esta nueva propuesta. Por si fuera poco, llegamos a un suplicante que trae metida en una manta los restos carbonizados (a la parrilla vuelta-y-vuelta de un dragón) de su pequeña hija. Daenerys deberá tomar otra nueva decisión más difícil que las anteriores, que contempla encadenar en las catacumbas a sus dragones Viserion y Rhaegal y abandonarlos allí en un río de de lágrimas… mientras sus bebés gritan en su lengua dragona: «No te vayas mamá. No te alejes de aquí. Adiós mamá. Pensare mucho en ti. No te olvides mamá. Aquí tienes hogar». Y mientras tanto, Drogon en paradero desconocido… No es por decir nada pero ya sabemos quién hizo la parrilla con la niña de tres años y se dirige volando a participar en la próxima edición de ‘MasterChef’. No es por decir nada, que conste, aunque le puede gritar alguien al oído a la Reina que la película se llamaba “Cómo entrenar a tu dragón”. No, ¡cómo encadenarlo! Por favor, que alguien se lo diga. Gracias.


Las aventuras de Brienne de Tarth y Podrick pasan por otra serie de desgraciadas consecuencias cuando se despiertan en el campo y comprueban que sus caballos se han fugado ante su manifiesta alergia a la estupidez. Digamos que los guionistas han planteado un encuentro un tanto casual aunque lógico. Brienne y su lamentable escudero se dirigen hacia La Puerta de la Sangre y Arya y El Perro regresan de allí. Arya, entrenando con ‘Aguja’, avisa a su presunto captor aunque entable una conversación con Brienne a rebufo del nombre de su espada y la distancia del final de su camino. La cuestión es que Brienne no reconoce a la joven Stark hasta que emerge Sandor Clegane —de plantar presuntamente un mojón mañanero— para que Pod le reconozca y se desvele la identidad de la ‘niña’. Brienne le habla del juramento que hizo a su madre muerta (y hermana revuelta) pero Arya parece dolida por el mal trabajo de protegerla aunque fuera enviada a Desembarco del Rey. Jopelines Arya, que Brienne tampoco es Dios para estar en todas partes (a la vez) menos en este capítulo, claro. El Perro acusa a Brienne de trabajar con los Lannister al ver el oro y el sello de su espada de acero valyrio. Menos mal que la hija de Catelyn Stark no sabía de dónde procedía el preciado metal… ¿Se lo imaginan? Mira Arya, esta es la espada de tu papa ‘prostituida’ por los Lannister. Arya permanece inmóvil ante una pelea prolongada, brutal, que combina el acero y el duelo físico, entre Brienne de ‘Fuck’ y El Perro. Decidirá un nuevo bocado y una caída por un acantilado que será renombrado por los libros de historia de Poniente como ‘Despeñaperros’. Aunque Brienne llama a Arya una y otra vez, la joven Stark ha desaparecido y se encuentra escondida con su perfecto camuflaje. ¿Y por qué Podrick no la agarró? Ay, a Pod le meten tantos goles y comete tantos (y tantos) errores que Brienne debería replantearse cambiarle su nombre por Casillas. Arya encontrará a Sandor, que se encuentra completamente agónico ante una muerte inminente. Aunque El Perro solicita y suplica que le mate y tiene mil y una frases horribles para conseguirlo, Arya simplemente toma su bolsa con sus monedas y le deja allí suplicando y agonizando. Maisie Williams, además, con esa mirada de fría bitch lo hace genial… aunque lo suyo hubiera sido decirle, por decencia, que iba a comprar pollo al Kentucky ‘Fuck the King’ Chicken.


¿Y qué pasa con Tyrion? El Lannister espera en su celda su fatal destino pero será liberado por Jaime y todo ha sido también organizado por Varys. Aquel «Tristemente, mi señor, yo nunca olvido nada» tenía otra lectura… Los hermanos se dirigen a través de los túneles de la Fortaleza Roja y se despiden, dándole Jaime las introducciones para encontrarse con Varys y sobre su destino vía marítima a las Ciudades Libres. Tyrion no puede subir esas escaleras todavía… ya que tiene algo pendiente y se encamina hacia la Torre de la Mano del Rey. Al entrar en el dormitorio de Tywin se encuentra con un culo que reconoce en la distancia. ¡Es Shae! La ahora amante de su padre (y pasado amor) al verle trata de luchar e incluso matarle con un cuchillo, pero Tyrion consigue hacerse con la situación ‘de alcoba’ y estrangularla con las cadenas de oro que una vez regaló a aquella mujer que robó su corazón. De nuevo, Peter Dinklage nos muestra sus credenciales interpretativas con ese crimen y asesinato que está cometiendo. Realmente el Lannister nunca había matado con sus propias manos y ese acto le obliga a visitar con una ballesta a su padre que yace en el retrete e incluso parece inalterable con el encuentro. No sabemos si el hecho de tener una ballesta apuntando a su pecho (que los guionistas hayan elegido un ‘cagadero’ para equilibrar la estatura es muy honorable) o realmente Tywin está en cierta medida orgulloso de su hijo. La realidad es que su padre le confiesa que nunca tuvo la intención de ejecutarlo. ¿De verdad había un plan B? ¿De verdad que el patriarca león considera a Tyrion su hijo y pese a desear su muerte siempre se ha alzado sobreviviendo con más y persistente fuerza? ¿O tal vez el hecho de que legado ha sido puesto prueba en evidencia le obliga a recurrir a otra clase de solución? No tendremos tiempo de averiguarlo porque el punto de debilidad de Tyrion siempre han sido las ‘putas’ en todo el amplio sentido del término. Que Tywin, tras conocer que su hijo ha asesinado a Shae, indique era una simple puta y repita una y otra vez la molesta palabra, provoca que Tyrion dispare la flecha que cargaba su ballesta sobre su propio padre. Es más, Tyrion cargará de nuevo el arma para dejar a su prácticamente difunto padre a la altura de la mierda. Digamos que tampoco Tyrion puede perdonar que su padre sabiendo que era inocente le sentenciara a morir y las infidelidades de Shae, tanto en el juicio como en la alcoba, dinamitaron ese sentimiento.


Tyrion acude al encuentro de Varys y éste le introduce en una caja que es cargada en un barco. Los planes de Varys cambian radicalmente al observar que su pregunta a Tyrion en su encuentro («¿Qué ha hecho?») se traslada a las campanas de alarma que ya suenan en Desembarco del Rey. Varys toma una pronta decisión y también subirá al barco, acompañando a esa ‘caja’ en el barco que zarpa al final de la cuarta temporada. Esperemos que ambos encuentren un puticlub para tranquilizar al león asesino. De naves partiendo de puertos para que sus ocupantes hallen su nuevo destino trata “The Children”, que decidirá finalizar con la ‘niña de la audiencia’ llegando al puerto de Salinas y tratando de comprar un salvoconducto que la lleve al Norte. El capitán le informa que nadie quiere ir allí porque no hay nada, excepto hielo, guerra y piratas. El destino del barco es Braavos y Arya decide realizar su momento ‘Insert Coin’ entregándole la moneda de Jaqen H'ghar y pronunciando «Valar Morghulis». El capitán se queda patidifuso y recuerda que todo esto lo vio en el capítulo 2x10 de “Juego de Tronos”. Responderá con «Valar Dohaeris» y veremos que Arya se sitúa en la proa del barco para mirar el horizonte, junto a la audiencia, su tan lejano como cercano destino. Arya se merece algo que mejor que Poniente, que tratar con las (malas) pulgas de El Perro o con una señora cargada de fallidos juramentos y acompañada de Casillas. Sí, es momento de abandonar el país antes de que se hunda. Aunque también es el mejor momento para recordar que Arya, como “Juego de Tronos”, es nuestra ‘niña bonita’ y sabemos que tiene que escribir la última página de una ya sobresaliente e impecable temporada. Parta pues, Arya Stark y “Game of Thrones”. Parta y no se olvide de regresar el año que viene.


A continuación, todas las reviews de la cuarta temporada de “Juego de Tronos”
:

(4x01) Two Swords: Comienza la Cuarta Temporada de Game of Thrones
(4x02) The Lion and the Rose: La Boda Púrpura
(4x03) Breaker of Chains: Un proyectil directo al corazón
(4x04) Oathkeeper: Guardajuramentos
(4x05) First of His Name: ¡Que su reinado sea duradero!
(4x06) The Laws of Gods and Men: Testigo de cargo
(4x07) Mockingbird: Morir por (y de) orgullo
(4x08) The Mountain and the Viper: «Dilo. Di su nombre.»
(4x09) The Watchers on the Wall: La Batalla del Castillo Negro

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

11 comentarios:

  1. Francamente no me gustó la conceptualización erronea de la contraposición del concepto de honor en yustaposición con lo previamente comentado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yustaposición es con 'X', anónimo.

      Con el resto, completamente de acuerdo.

      Grasias por el comentario.

      Eliminar
  2. Te crees gracioso? No puedes ser más cargante con las bromas...me salto continuamente los chistes malos con la vista cuando preveo que se avecina otro y otro...para ser así opino que se debe tener gracia porque de lo contrario llegas a cansar facilmente.En fin buen capitulo y a esperar otro año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?
      ¿Por qué Tan Serio ? ¿Por qué Tan Serio?

      :D :D :D :D :D
      :D :D :D :D :D
      :D :D :D :D :D

      *_*

      Eliminar
  3. Hola Bastardo,
    Muy buena tu review pero no se si te habras leido los libros, así que dos apuntes:
    1. El personaje que se encuentra Bran es el Cuervo de Tres Ojos. Manosfrías es otro personaje que acompañaba a Bran hasta el árbol y parece que se han comido los de la HBO.
    2. Lo de la Montaña-Frankenstein... ya veremos.

    Que conste que esto es solo una critica constructiva sin ánimo de ofender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los apuntes. Corregido. ;)

      Saludos Ignacio.

      Eliminar
  4. Vaya capitulazo. Aquí os dejo mi valoración de la cuarta temporada ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/06/the-children-are-coming.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. En foros están locos (los lectores radicales) por que no apareció el personaje de la zombie asesina corazón de piedra, y sinceramente, más allá de este malestar, francamente no entiendo los extremos a los que a veces (muy seguido) llevan su animadversión por lo cambios al material literario, llegando a renegar de la serie y jurando venganza contra sus creadores. Y luego su condescendencia, a veces chirrían con su obsesión por la literalidad, ni por aquí les pasa lo de que diferentes medios necesitan distintos enfoques y aproximarse de distintas maneras. No quiero ni ver la que se va a armar si la serie rebasa a los libros, lo que es más probable con cada año que pasa. Y por cierto, ¿de Dónde sacan que se arruinó la historia de Tyrion? de veras que no los entiendo. Saludos y comentar que a mi si me hacen gracia la mayoría de los chistes de este blog, si a veces se exagera, pues bueno, nadie es monedita de oro, saludos. ¡VIVA MËXICO CA...!

    ResponderEliminar
  6. buena critica bastardo a tocar las trompetas del hasta luego...prrrrrrrrrrtttttt

    ResponderEliminar
  7. Lo de adaptar en la quinta temporada el 4º y 5º libro.... al 5º le han pegado unos cuantos bocados y del 4º más de la mitad es paja y diría que se lo van a saltar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que se dejaron cosas por este motivo y así dar más empaque a la quinta temporada. :D

      Eliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...