viernes, 20 de junio de 2014

4

Yo, Frankenstein: Yo, Bodrio

“Yo, Frankenstein”
Título original: “I, Frankenstein”
Director: Stuart Beattie
EEUU
2014

Sinopsis (Oficial):

Doscientos años después de su estremecedora creación, la criatura del Dr. Frankenstein, Adam, aún camina sobre la tierra. Sin embargo, cuando se ve en medio de una guerra en la que se juega el destino de la humanidad, Adam descubre que tiene la clave que podría destruir la especie humana. Del co-guionista de la exitosa saga sobrenatural Underworld”, llega la película de acción “Yo, Frankenstein”, escrita para la pantalla y dirigida por Stuart Beattie, sobre un argumento de Kevin Grevioux y Stuart Beattie, basada en la novela gráfica de Darkstorm Studios “Yo, Frankenstein” creada por Kevin Grevioux. La historia cobra vida gracias a un elenco que incluye a Aaron Eckhart, Bill Nighy, Yvonne Strahovski, Miranda Otto, Socratis Otto, Jai Courtney, Kevin Grevioux y Aden Young como Victor Frankenstein.

Crítica Bastarda (Spoilers, por su bien):

Inicialmente concebida para estrenarse en 2013, la película fue retrasada como parte de la crónica de un fiasco anunciado: apenas llegó a 20 millones de dólares en boxoffice norteamericano salvando los muebles en la taquilla internacional y recibiendo pésimas críticas que auguran una inclusión en la lista de Peores Películas de 2014“Yo, Frankenstein” es en realidad “Yo, Bodrio” porque es difícil (por no decir imposible) intentar coger este electrificado esperpento sin electrocutarse por el camino. El monstruo nos recuerda cómo le dieron la vida en invierno de 1795 y conmemora esos días como un cadáver viviente sin alma revivido por un loco que finalmente trató de destruir su creación… inútilmente. Vengándose y dejando al Dr. Frankenstein como un cubito de hielo, será atacado por unos demonios (?) para llevarlo con su Príncipe Oscuro (Naberius) y al acabar con alguno de ellos alertará unas gárgolas (¡), equivalentes a los ángeles porque yo lo valgo. La Reina de la Orden de las Gárgolas le informa de su deber de acabar con las hordas de demonios, en especial 666 legiones de criaturas infernales desatadas por Satán tras caer del Cielo. La Reina, por joder, llama al monstruo de Frankenstein... Adam, como le podría haber llamado Ambrosio. ¡Y se queda tan ancha la hija de fruta (o piedra, en este caso)! También le dan una clase de Barrio Sésamo sobre que los demonios descienden con objetos sacramentales o marcándolos con el símbolo bendito de la Orden de las Gárgolas. ‘Adam’ trollea a las gárgolas con preguntas dignas de yahoo questions del tipo [¿Cómo desciendes una Gárgola?] para pirarse a una vida solitaria y cruzada contra los demonios por tocarles las costuras.


Después de un puñado de sinsentidos, que duran varios cientos de años y que nos perdemos gracias a una agradecida elipsis, nos encontramos en nuestra época con la sutil diferencia de que en la ciudad, que dará forma a la acción de la cinta desde ese punto, los humanos desaparecen como si fuera un videojuego o un nivel avanzado de “Matrix”. Llegan otros sinsentidos: como que las Gárgolas se quedaron con el diario del Dr. Frankenstein como prueba escrita de que Dios no es solo ya el único creador del hombre. ¿Y no era mejor destruirlo? Oh, wait… que nos quedamos sin película. Y, después de un sinfín de previsibles previsibilidades, llegamos al plan del villano. Al parecer Naberius se ha visto “Van Jensulín” y ha ido recopilando cadáveres que desea revivir para que ocupen sus cuerpos todos los demonios descendidos eternamente al infierno por las frutillas de las gárgolas. Nos revela que esos cuerpos carecen de alma y por lo tanto sí pueden ser ocupados por las entidades del averno: «El espíritu de un demonio solo puede poseer un cuerpo que no tenga alma». WTF!? ¿Y las posesiones de toda la vida? Señores y señoras, “Yo, Frankenstein” contradice a “El exorcista”,Evil Dead y todo el cine de posesiones de toda la vida. WTF!? Repito, WTF!? ¿Y no podían haber hecho un ejército de androides y se quitan toda la tontería? 


Luego descubrimos que el cuartel de los demonios estaba a cinco cuadras (como quien dice) de la catedral de las gárgolas y nos preguntamos: ¿¡y esos trozos de piedra que no ven por lo visto a más de diez metros son los vigilantes de los seres humanos!? Olvídese de las personas porque, al final, esta ciudad es un sueño de nivel uno de Origen vaciado para las guerras de gárgolas chonis y demonios emos. La novia de Dexter Morgan, una talentosa electrofisióloga, también nos revela que no hubo tormenta (de la Hammer) que reanimar al monstruo de Frankenstein sino anguilas eléctricas… como a Electro de The Amazing Spider-Man 2. WTF!? (sí, ya llevo cuatro). Pero llegamos a la parte metafísica con este diálogo:
-Victor Frankenstein te dio vida, pero no pudo restaurar tu alma. 
-Tú, careces de alma. 
-Soy una docena de partes de 8 diferentes cadáveres. Yo soy un monstruo. 
-Eres solo un monstruo, si te comportas como uno.
Ergo, eres un bodrio si te comportas como uno. Y este BODRIO también tiene un frase publicitaria en su cartel:
Esta es la historia de cómo el monstruo de Frankenstein empieza a ganarse su humanidad. 

Cuento todo lo anterior porque, al final, Adam AKA Ambrosio AKA El Monstruo Garduño de Frankenstein consigue su alma y desbarata el plan tróspido de Naberius. Lo dicho, y por quinta vez, WTF!? Aquellos que nos la metieron con Underworld, dicen que es una ‘renovada perspectiva’ y una ‘versión actualizada’ de Frankenstein, pero me gustaría leer la novela gráfica antes de ir armado con la misma como arma sacramental para ‘descender’ a hostias a los responsables de este engendro y gritar en plan monólogo mega-profundo:

Yo, descensor de las hordas demoníacas.
Yo, hijo de mi padre.
Yo, Frankenstein.
Yo, BODRIO.
Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. COMENTARIO SIN SPAM:
      Digan lo que digan Frankenstein ha sido, es y será un clásico del terror al igual que Drácula.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. COMENTARIO SIN SPAM:

      es la mejor pelicula que he visto, tal ve sla gente espera ver siempre demonios ganar jaja pero esta mostra loa verdad que vivimos adiario, e sun aguerra de demonios y angeles y pocos emos tenido una experiencia a si por eso para mi e sla mejor de todas la veo la repito y no dejo de verla sin contar q el mensaje sentrañl es que sin importar lo que seas o lo que la gente te diga tu decides que destino coger y el eligio el de la luz exelente.

      Eliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...