miércoles, 26 de febrero de 2014

2

The Red Road: El camino rojo

Serie de TV
“The Red Road”
EEUU 
2014

Sinopsis (Página Oficial):

“The Red Road” es un apasionante thriller dramático que presenta dos visiones distintas de la América de hoy a través del conflicto entre dos hombres muy diferentes. La serie gira en torno a un sheriff local que lucha por mantener unida a su familia, mientras vigila simultáneamente dos comunidades enfrentadas: la pequeña ciudad donde creció, a las afueras de la ciudad de Nueva York, y las montañas vecinas —el hogar de una tribu de nativos americanos federalmente reconocida—. Después de una terrible tragedia y un encubrimiento se dividen aún más estos mundos se forja una incómoda alianza entre el oficial y el miembro más peligroso de la tribu. A medida que estos dos hombres se cruzan se comprometen más las comunidades y los fantasmas emocionales de su pasado comienzan a surgir; las vidas de ambos se van a desentrañar rápidamente dando lugar a consecuencias terribles.

Crítica Bastarda:

Aparentemente iba a ser una de las nuevas series del midseason norteamericano más apetecibles pero su primer episodio ha tornado el asunto a pura decepción, pese a que los alicientes eran tan resplandecientes con nombres propios como Aaron Guzikowski (“Prisioneros”) y James Gray (“Little Odessa”, “La noche es nuestra” o “Two Lovers”) bajo la protección y amparo de Sundance Channel. Se esperaba, por lo tanto, una nueva Top of the Lakecon personajes a lo Rectify y no algo tan… ¿tópico? No sé si la culpa la tiene Jason Momoa o su presentación mirando a su antagonista y cruzándose una rubia que parece prima de Daenerys Targaryen, o si que el tipo vaya en camiseta de tirantes todo el capítulo y el resto en manga larga (por no mencionar el momento Jacob Black en Crepúsculo), o si volvemos a ver a Tom Sizemore con su papel más serio desde su sextape, o si todo es tan típico como una cinta indie que no sale de la sobremesa de Antena 3. Realmente “The Red Road” no sorprende en ninguno de los terrenos y le falta química, magia o cierta contundencia en un argumento que desemboca en un culebrón formato rural de toda la vida… y que va ir inflando la tensión entre sus dos antagónicos protagonistas hasta una previsible explosión (violenta) final. 


Olvídense de una percepción a lo John Sayles entre los nativos americanos y un pueblo de Nueva Jersey —bajo la premisa de la desaparición de una joven— y su empaque de thriller policial y resortes dramáticos familiares. Olvídense de cualquier tratamiento a lo ‘Romeo y Julieta’ y cíñanse a los clichés: el mal-chico que vuelve a su hogar, el poli (no tan) bueno, la madre loca y borracha, la hija díscola, el padre problemático y ese largo etcétera de secundarios que nos irán presentando. La telaraña de engaño que propone “The Red Road” es tan claramente visible que pocas presas podrán quedar amarradas dentro de sus redes. La historia de fondo con chantajes por medio y pura tensión adrenalínica cocida a fuego lento no son suficientes alicientes para una era televisiva en la que recientemente se han consolidado “The Killing”, “Broadchurch”, “Top of the Lake” y, por supuesto, “True Detective”. Pedimos mucho a las series en estos días de excelsa calidad, cierto es, y se intuye poca (de momento) en ese camino rojo que nos anuncia el título. Si Aaron Guzikowski cree que puede cautivar al público con un puñado de secretos muy estereotipados y personajes redundantes que se ciñen al cliché, da a entender que vive todavía en los 90; o se guarda muchos ases en la manga para los próximos cinco capítulos.


Ni se nota la ambición ni mucho menos la intriga ni el potencial de una historia que va directa a viejos clichés conocidos del formato independiente: la familia, el alcohol, la tragedia. La confrontación con las viejas heridas y pasado de todos los protagonistas va a hacer más evidente un guión que va conjugar el drama, el chantaje y el enfrentamiento de dos comunidades. La mala decisión de un policía por proteger a su familia va a provocar el descenso a los infiernos de todos y el chapuzón final en las llamas y lava emocionales que habían quedado aparentemente enterradas. Nada nuevo. Relaciones complicadas en un mundo complicado que otros nos lo han contando mejor y de manera más contundente. Puede que “The Red Road” se vaya consolidando a medida que aumente la narración climática y las tensiones se disparen, a medida que el desarrollo presumiblemente ayude a explotar los conflictos de todos los personajes. Otra cuestión es que el primer capítulo nos haya dejado a falta de interés y con mucha decepción por ver tanta testosterona y tan poca chicha de calidad dentro de esa red de mentiras y camino rojo (y presumiblemente sangriento). Julianne Nicholson, de momento, encantada con el papel y personaje más interesante del conjunto. El problema es que muchos espectadores creo que nos hemos quedado completamente descompuestos y sin ganas de más porque esta serie no nos sirve ni de Metadona después de esa gran droga llamada “True Detective”.

2 comentarios:

  1. Mala con avaricia. ¿pero qué coño nos quiere vender Sundance?. Vaya forma de tirar por la borda una reputación: primero Top of the Lake y ahora este truñaco sin sentido. Menos mal que Rectify sí mantiene el tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guste o no Anónimo, "Top of the lake" tenía muchos alicientes para gustar o tener repercusión (como tuvo) en los premios de la crítica, Emmys y Globos de Oro. Era demasiado personal y evidentemente no gustó a todo el mundo. Corría riesgo... Algo que no hace “The Red Road”.

      El problema es que "Rectify" no vuelve hasta verano prácticamente. :(

      Gracias por el comentario y saludos.

      Eliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...