lunes, 2 de noviembre de 2015

11

The Walking Dead (6x04) Here's Not Here: El Arte de la Paz


Tras toda la tormenta desatada en Thank You” (6x03) la llegada del cuarto episodio de la sexta temporada de “The Walking Dead” no va a dar ninguna clase de pista o señal de los temas que hicieron explotar (literalmente) una semana antes el show de AMC. La única variación y avance ha sido la renovación por una séptima entrega de la serie originalmente creada por Frank Darabont y que adapta los cómics escritos por Robert Kirkman. Nada nuevo. Por el contrario, “Here's Not Here” es un episodio fundamental para entender la evolución de Morgan Jones desde Clear” (3x12) y los motivos que produjeron ese viaje que le llevó a encontrarse con Rick y los suyos. ¿Qué cambió en su vida? ¿Cómo fue capaz de abandonar la locura que le rodeaba? Aunque la pregunta pudiera ser otra: ¿es el momento indicado con millones de telespectadores preguntándose por la vida/muerte de Glenn (y la mano de Rick)? ¿De verdad que es el instante propicio y que no va a ampliar un clima de odio hacia los productores de la serie? No esperen, por lo tanto, ninguna clase de indicio sobre el destino de Glenn salvo aquel que pueda predisponer los avances de “Now” (6x05). Si algo nos revela el presente capítulo es que Morgan Jones sigue fiel a su código y que no acabó con la vida de ese ‘wolf’ sino que le tomó como prisionero… para contarle su historia y el paralelismo de su situación. Va a contar todo hasta la última gota… si Carol no descubre el escondite antes y vuela la cabeza al carroñero, claro. “Here's Not Here” está articulado sobre un extenso flashback que va a tratar de desarrollar tanto la línea temporal desde el encuentro de Rick, Carl y Michonne con Morgan —en ese pueblo donde buscaban armas en su lucha frente a El Gobernador— y, por extensión, explicar la comunión con la paz y el sentido de salvar toda vida de un personaje al que veremos tocado y demente al comienzo del episodio. Su desequilibrio provocó un incendio en el apartamento donde le vimos por última vez… y su búsqueda de un nuevo hogar será la primera parada de su viaje.

Me gustaría pensar en una lectura de “The Walking Dead” sobre Morgan Jones y Rick Grimes en la que ambos tratan siempre de salvarse el uno al otro en todos sus encuentros. Los productores y guionistas de la serie evitaron ceder al material original, ‘adelantando’ su encuentro en Clear” (3x12) pero no generando una nueva unión… como si estuvieran destinados a encontrarse, salvarse y separarse una y otra vez. Ese ciclo quedó roto al igual que sus paralelismos. Morgan perdió a su esposa y a su hijo siendo el reflejo de aquello que pudiera pasarle a Rick. Lori, al igual que Jenny Jones, ya es pasado… aunque entendemos que si Rick perdiera a su hijo Carl (o su ‘hija’ Judith) podría volverse tan loco y trastornado como Morgan. De hecho y precisamente, parte de toda la evolución del ex policía de pueblo pasa por los actos que está dispuesto a cometer para proteger y salvar a todos aquellos que son cercanos a él. En todas esas separaciones de los personajes han aparecido distintas variaciones de cómo afrontar la supervivencia en una Apocalipsis Zombie y seremos testigos de la mente inestable de Morgan y su radical modo de lidiar con muertos… y vivos. En ese pasado iremos directos para comenzar a los sneek peeks del avance del capítulo, viendo a a Morgan cazar a algunos caminantes y haciendo una gran fogata a la que también irán llegando más muertos vivientes… No esperen sorpresas sino a un personaje cabreado con el mundo que no duda en acabar con zombis y supervivientes sin pestañear, acabando con la vida de dos hombres que huían por ese bosque que considera su territorio. Morgan no diferencia a los vivos de los muertos y recrea su fortín del Condado de King en una especie de improvisado camping, cuyas vallas son estacas y donde la sangre de caminante da lugar a esos mensajes y garabatos que desentrañan su torturada mente y psique. Obviamente uno esos avisos nos remite al título de Clear” (3x12). Sabemos que Morgan ha de descubrir su epifanía y veremos cómo alcanza la paz en ese colorido paraje del boscaje donde la luz le ilumina… aunque trata de luchar frente a esa amenaza invisible. Una cabra bala… y he ahí la respuesta que buscaba el personaje.


Morgan se topa, siguiendo los berridos de la cabra, con una cabaña de madera completamente aislada, con paneles solares y con ciertas medidas de seguridad que evita cuidadosamente. Morgan va armado y no duda es disparar a un hombre que no para de advertirle y repetir que deponga su posición amenazante… y asesina. Sabíamos que un ‘quesero’ le había enseñado y guiado en las artes marciales aunque, de momento, Morgan dispara, no dialoga. Ese hombre acaba por emboscar al demente y le golpea con un palo para dejarlo inconsciente viendo que se trata del actor John Carroll Lynch. ¿No recordaba esa secuencia a una versión del corto “Robin Hood Daffy” con el Pato Lucas y Porky Pig? Morgan se despertará en una celda que se encuentra dentro de la cabaña. ¿Qué hace ahí? ¿Por qué ese extraño hombre le da el libro ‘El Arte de la Paz’ de Morihei Ueshiba? ¿Por qué tanta amabilidad? ¿Será la leche mística de esa cabra? Morgan pide la muerte a su captor pero éste no accede a poner fin al sufrimiento interior de ese torturado prisionero. Se llama Eastman y Morgan verá que sabe defenderse, que practica artes marciales y que acaba con todas las amenazas que osan tratar de devorar a su preciada cabra Tabitha. El animal duerme en el interior por las noches para eludir ser parte de la cena de un caminante y Morgan no lastima al animal como comienzo de una relación entre esos dos hombres todavía por desarrollarse. Los días van pasando y Morgan prepara su escape entonando interiormente que esa puta cabra debe morir… que para eso él es la puta cabra. Corramos un demente velo y vayamos a las presentaciones. Eastman era un psiquiatra forense que vino de Atlanta y que evaluaba a gente para el Estado. Entrevistó a más de 800 personas y únicamente conoció a una innatamente malvada en su vida. Algunos pocos tenían su cerebro ‘dañado’ pero el resto eran individuos como Morgan, con problemas que les condujeron a cometer un acto criminal o desviarse de la senda del bien. Digamos que “Here's Not Here” también va a explorar dos posicionamientos sobre la supervivencia en la Apocalipsis Zombie. Morgan acaba con todo aquello que se le acerca. Lo mata, lo limpia, purga y erradica todo a su alrededor. Eastman considera ese discurso literalmente mierda, intuyendo que Morgan sufrió alguna clase de trauma que le condujo a ese estado siendo parte de las secuelas del síndrome de estrés postraumático. El choque de ambos posicionamientos es obvio, teniendo Morgan una visión pesimista del mundo en la que todos los seres humanos han de transformarse para sobrevivir y enlazando en cierto modo con lo vivido con personajes como Carol o Rick. Para Eastman el ser humano no está hecho para matar, estando conectado con las otras personas y revelando que la celda siempre estuvo abierta… sin llave. Eastman le da dos opciones para tanto quedarse como para irse definitivamente. Pero Morgan es un animal, sigue siendo una bestia que debe permanecer entre rejas. En la violenta lucha de ambos hombres, Morgan romperá un pedazo de yeso con los dibujos de un niño que colgaba en la pared de la cabaña. Veremos a Eastman por primera vez cabreado y a Morgan consciente de que es ese monstruo que debe permanecer enjaulado. Durante todo el capítulo vamos a presenciar ese recurso visual donde se representa la inestabilidad alrededor de Morgan, haciendo que el espectador conecte con su locura. También vimos el Aikido, el comienzo del viaje, el discurso de que si hay vida… hay esperanza. E incluso también conocemos que esa pata de conejo fue un regalo de la hija de Eastman que le conectó mediante un folleto con el Aikido y mejoró su vida. Recuerden, todo está conectado… como ese libro que abrirá Morgan para encontrarse con una nota escrita a mano, donde se detalla que el Aikido significa no matar, independientemente de la justificación que se le da a ese acto en algunos credos y religiones. El Aikido trata de evitar el asesinato incluso de la persona más malvada… Bueno, lo escribieron antes de la Apocalipsis Zombie… que si no el autor hubiera matizado algo el asunto, claro.


En “Here's Not Here” la epifanía de Morgan Jones no llegará solamente con esas páginas sino con unos caminantes que tratan de devorar a Tabitha siendo la propia cabra también aquella que rescata a su salvador de su propia locura. ¿Pon un berrido en tu vida? Morgan llevará a los caminantes a un cementerio que ha creado Eastman donde los entierra e incluso les da sepultura con su nombre en la lápida y cruz de rigor, utilizando sus carnés de conducir o documentación a tal fin. Morgan va a dejar que transformen su lanza por un palo —sin oscura punta asesina— y comenzar a creerse aquello de que tiene que creer que su vida es valiosa, que toda vida es valiosa, que debe aceptar lo que ha sido y, por extensión, a todo el mundo. Tiene que protegerles y protegerse para crear la paz. Durante todo ese entrenamiento surge la gran pregunta: ¿qué hace esa celda en la cabaña de Eastman? Se trata de su propia historia personal y conflicto. Recordemos que en todas esas entrevistas (cerca de 800 hombres y 25 mujeres) aquel que fue un psiquiatra forense únicamente se topó con un hombre malo por naturaleza y peligroso sociópata. Se llamaba Crighton Dallas Wilton y Eastman se postuló en contra de su libertad condicional, provocando en el proceso que el villano se despojara de su máscara y revelará el mal que yacía en su auténtica y tenebrosa alma. Crighton trató de matarlo pero el Aikido salvó al psiquiatra forense. Crighton no paró hasta escapar y matar a toda la familia de Eastman para, posteriormente, entregarse a la policía y ratificar que su objetivo era destrozar la vida del psiquiatra. Eastman construyó la celda con la intención de secuestrar y ver morir de hambre a ese hombre, aunque su filosofía dijera lo contrario. Ese matiz dimensiona a un personaje que ha llegado a creer que toda vida es valiosa. «¿Incluida la de ese hombre?», pregunta Morgan. «He llegado a creer que toda vida es valiosa», se ratifica Eastman. Los planes de ese ‘quesero’, por el contrario, son iniciar un viaje y necesita un acompañante como Morgan. Eastman sugiere una misión de reconocimiento para empezar y Morgan le guía hasta aquel que fue su campamento para recuperar esos suministros que robó de los hombres a los que asesinó. Precisamente el hombre al que estranguló regresa, así como sus traumas, provocando que Eastman sea mordido al tratar de salvarlo y acabar con el caminante. Morgan puede que tratara de llegar a su redención y ese acto supone la ruptura emocional de ambos, dando sentido al título del capítulo. Morgan vuelve a las andadas y abrazando de nuevo su locura hasta que regresa esa réplica de sus pecados pero esta vez dejando escapar a una pareja que le da las gracias y le ofrece una lata de comida y una bala para evitar el ataque de ese monstruo… Morgan vuelve a ser Morgan pero cuando regresa a la cabaña de Eastman se da cuenta de que Tabitha fue devorada por un caminante y que Eastman se encuentra muy debilitado y a punto de morir. Morgan verá también la lápida de Crighton Dallas Wilton y Eastman relatará su propia venganza en la que el asesino de su familia tardó 47 días en morir de hambre, entonando que la moraleja de aquel crimen que cometió no le dio ninguna clase de paz. Su expiación para entregarse a las autoridades fue, por el contrario, la revelación del fin del mundo y la Apocalipsis que reina ahora en el planeta. Morgan es el heredero en cierta forma de Eastman, dos personajes esculpidos por errores y la locura pero también el regreso a la buena senda y luz. Aunque Morgan tenga suficiente energía, alimentos y seguridad el camino y futuro que le espera en esa cabaña es de absoluta soledad. Además, Tabitha está muerta y estamos seguros de que también era la pareja sexual de Eastman en esas frías noches de invierno. ¿De ahí aquello de «toda vida es valiosa»? Armado con su pata de conejo obtenida en el testamento de Eastman, Morgan inicia un viaje que conocemos, pasando por ese cementerio donde se encuentra enterrado Eastman y llegando a las vías del tren donde yace una señal de Terminus. En cierto modo, el personaje fue salvado por Rick y extrañamente por Carol, no teniendo conocimiento de que Gareth y los suyos se hubieran servido unas hamburguesas (y no de avena) a costa de sus muslos. El personaje, por lo tanto, elude el debate moral de que dejar con vida a esos caníbales es en medida ser consciente y cómplice de sus futuros asesinatos. ¿Qué dicen aquí el Aikido y ‘El Arte de la Paz’ en una Apocalipsis Zombie? 

Muchos espectadores viendo el 6x04 de TWD. Fuente: reddit.
Morgan regresa a nosotros, contándonos hasta la última gota de ese relato en la que todavía falta una partícula que va a ser derramada y caer. Y es que Morgan narra toda esa fábula biográfica a ese ‘wolf’ que realmente representa aquello que él mismo fue: un lobo, monstruo y animal. Ese carroñero también nos aclara que el motivo de visitar Alexandria fue en busca de medicinas debido a un corte profundo en su torso… seguramente infectado y que le causará la muerte. Ese ‘lobo’ es un psicópata en potencia que no va a cambiar, que matará a todos aquellos con los que se encuentre. Morgan nos revelará aquí cierta hipocresía sellando con llave a ese ‘wolf’(¿y dejándolo morir de hambre?) ante ese código que también tiene letra pequeña… aunque la pregunta pudiera ser otra. ¿Está vinculado ese villano con Negan o es una estratagema de los guionistas para introducirlo de cara a la segunda parte de la sexta temporada? Lo único que nos queda claro es que Rick llega de nuevo a Alexandria gritando para que abran las puertas del lugar. No le vemos, está fuera de campo porque no es su episodio sino el de Morgan. Se avecinan curvas… y es preciso indicar que el gran mérito de “Here's Not Here” sea poner el freno a la vertiente frenética tanto de la audiencia como del arranque de la presente entrega con reflexión y esculpiendo a un personaje que se antoja fundamental en el actual presente de “The Walking Dead”. Hágase la paz… que en breve sabemos que estallará la guerra.


Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

11 comentarios:

  1. Lo recordaremos como "el episodio de la cabra",y en él hemos visto un nuevo tipo de asesino,:el loco autodestructivo y deprimido que busca su propia muerte,para luego volverse un"pacifista" bastante gilipollas...el discurso final del Wolvees pura maldaz concentrada que merecia una muerte truculenta
    ...supongo que dará juego y problemas en próximos episodios.
    Por cierto Glenn se ha "caído" de los créditos iniciales,así que
    le veo poco futuro a lo de su supervivencia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Glenn es parte del trolleo Salva. Está vivo y coleando... O eso creo. :P

      No estoy de acuerdo con lo de «un "pacifista" bastante gilipollas» ya que Eastman es un asesino antes de explotar la Apocalipsis Zombie. Eso le añade una dimensión más interesante. Culminó su venganza pero no encontró la paz interior. Su retiro y supervivencia es parte de la penitencia por sus pecados aunque se dé cuenta gracias a Morgan de que su soledad es también su condena y trate de dotar de sentido aquello que no hizo con el asesino de su familia. Todo ese discurso es un poco contradictorio porque él mismo reconoce que un psicópata no va a cambiar. Morgan no lo era y evolucionó pero me temo que ese 'wolf' es un asesino perturbado que disfruta matando a otras personas. Vamos, que no matarlo significa que mate a otros. Y también me temo que Morgan puede toparse con las consecuencias de ser un buen samaritano en un mundo repleto de supervivientes que harán cualquier cosa para mantenerse con vida. Ya lo dijo "Fear the Walking Dead": «Las buenas personas son las primeras en morir».

      Gracias por el comentario Salva y saludos bastardos.

      P.D.: Sí, será el capítulo de la cabra y de gente como una puta cabra. ^_^

      Eliminar
  2. ¿Y usted Bastardo, cuál es su filosofía de vida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, como Maldito Bastardo con la foto de Divine en redes sociales, tengo la filosofía 'política' de su personaje en Pink Flamingos:

      https://www.youtube.com/watch?v=GvbwmLnCmW0


      P.D.: En una Apocalipsis Zombie, claro.

      ^_^

      Eliminar
  3. Con lo de pacifista tonto realmente me refería a Morgan dejando con vida a los Wolves no a Eastman, pero no te escribo por eso, sino para animarte para que te pongas con la 2 de "Les Revenants".La primera parte me gustó mucho,menos el capítulo final que me pareció una tomadura de pelo y una mierda.Tengo referencias de que no ha gustado en Francia y curiosidad por ver tu review...Saludos Bstardos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Salva!

      Aclarado quede.

      La primera temporada la vi y tengo que ver su segunda para escribir la crítica de la propia serie.En EEUU ha tenido muy buenas críticas salvo una del Washington Post... :D

      Saludos bastardos. ;)

      Eliminar
  4. Excelente review maldito bastardo... el capitulo me pareció lento por largos momentos (será que duro 1 hora, en fin), creo que era una oportunidad para darnos un capitulo más interesante para Morgan, sobre todo por la emoción que despertaba el personaje cuando salía en pantalla, sin embargo creo que le falto algo.
    Por otra parte el "maestro del palo" recibe una mordida de la manera más pend.. posible, siendo un "maestro" pero en fin Tyresse también fue mordido de manera similar. Pienso que debió caer de manera más creíble.
    Por ultimo, los productores se sacaron de la manga la estrategia de los créditos para darle más suspenso al tema de Glenn, pero creo que el maldito Glenn saldrá de manera milagrosamente ileso.

    Saludos desde Mty, MX.

    ResponderEliminar
  5. Excelente review maldito bastardo... el capitulo me pareció lento por largos momentos (será que duro 1 hora, en fin), creo que era una oportunidad para darnos un capitulo más interesante para Morgan, sobre todo por la emoción que despertaba el personaje cuando salía en pantalla, sin embargo creo que le falto algo.
    Por otra parte el "maestro del palo" recibe una mordida de la manera más pend.. posible, siendo un "maestro" pero en fin Tyresse también fue mordido de manera similar. Pienso que debió caer de manera más creíble.
    Por ultimo, los productores se sacaron de la manga la estrategia de los créditos para darle más suspenso al tema de Glenn, pero creo que el maldito Glenn saldrá de manera milagrosamente ileso.

    Saludos desde Mty, MX.

    ResponderEliminar
  6. Primero que todo excelente review Maldito Bastardo.

    Me pareció un capitulo bastante lento por momentos (será que duro 1 Hora, en fin) la realidad es que esperaba más sobre la historia de cómo Morgan encontró el "toda vida es preciosa" después de estar en estado psicópata. También creo que el "maestro" recibió un mordisco de una manera bastante pend... merecía algo más sublime.
    Por otra parte, la estrategia de los productores con quitar el nombre del actor de Glenn del intro es buena para darle más suspenso al tema de su muerte en redes sociales pero también creo que el maldito saldrá milagrosamente ileso de la horda de caminantes.

    Saludos desde Mty, MX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento Roberto haber tardado en validar los comentarios. Entiendo que por eso se han... triplicado.

      Lo de Glenn es un trolleo de los productores. Yo también creo que está ileso y que es la vía de los guionistas para presentar a nuevos supervivientes y personajes de los cómics.

      Eastman yo creo que se suicidó con ese bocado estúpido por envidia del suicida Morgan... o por joderle. Hay una lectura oscura y absurda de todo lo que sucedió aunque era lógico que Eastman (y al cabra) tenía que morir por obviedad.

      Gracias por el comentario y saludos bastardos.

      Eliminar
  7. El capitulo estuvo bastante bien, pero la gente quiere mas chicha como en los tres capítulos anteriores y han criticado bastante este ultimo por eso mismo. Es obvia la estrategia de la cadena para dejar en vilo a todo el mundo sobre el destino de Glenn, ojala siga vivo, pero están logrando que la gente le coja manía a Morgan, con lo majo que es el hombre!

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...