martes, 27 de octubre de 2015

3

The Last Kingdom: Uhtred de Bebbanburg, el destino y la venganza lo son todo

Serie de TV
“The Last Kingdom”
Reino Unido
2015

Sinopsis (Página Oficial):

“The Last Kingdom” es una historia contemporánea sobre la redención, la venganza y el auto-descubrimiento desarrollada en el nacimiento de Inglaterra. Adaptando los best-sellers de Bernard Cornwell y saga ‘The Saxon Stories’, “The Last Kingdom” combina figuras históricas reales y eventos con ficción, volviendo a contar la historia del rey Alfredo el Grande y su deseo de unir a muchos reinos separados en lo que se convertiría en Inglaterra. Ambientada en el Siglo IX, muchos de los reinos separados de lo que hoy conocemos como Inglaterra han caído a manos de los invasores vikingos, siendo sólo el gran reino de Wessex aquel que permanece desafiante bajo su visionario rey Alfredo el Grande. Se trata del último reino. En este contexto turbulento vive Uhtred. Nació el hijo de un noble sajón, pero quedó huérfano por los propios vikingos y luego fue secuestrado y criado como uno de los suyos. Obligado a elegir entre su país de su nacimiento y la gente que le proporcionó su educación, su lealtad está siempre a prueba. ¿Qué es él —sajón o vikingo—? En una búsqueda para reclamar su derecho de nacimiento, Uhtred debe asumir los riesgos y peligros entre ambas bandos si quiere desempeñar su papel en el nacimiento de una nueva nación y, en última instancia, recobrar sus tierras ancestrales. 

Crítica Bastarda:

Todo se resume en la secuencia que marca tanto la apertura como el cierre del primer episodio de “The Last Kingdom”: Uhtred of Bebbanburg toma el relevo de su padre adoptivo —y captor— dejando la cabeza decapitada de un espía ante las puertas de aquel que precisamente es el reino que reclama. Las tornas han cambiado y esa réplica en el plano final gestiona perfectamente el conflicto tanto del personaje como la materia dramática: la única manera de volver a recuperar aquello que es suyo es ejerciendo su papel y aprovechándose de la vida —y sabiduría— ofrecida por esos vikingos que acabaron con la existencia de su padre biológico… y que, ahora, reniegan no solamente de él sino que le consideran un traidor. Bautizado tanto por su pasado como por los daneses*, las intenciones de la serie de BBC son propulsar una ficción histórica que también reivindique el nacimiento de Inglaterra dotando de significado y sentido y sin hacer el ridículo como “Hispania, la leyenda”. Pero, en realidad, aunque tengamos la perspectiva de Alfredo el Grande nos hallamos ante la historia de Uhtred de Bebbanburg y su lucha interna entre los dos mundos que han conformado su vida. Esa dicotomía también viene marcada por la religión y ese ‘nacimiento’ en forma de bautismo… aunque el personaje que interpreta Alexander Dreymon viva atrapado más en su sangre que entre el cristianismo de los sajones y los paganos nórdicos; entre ese pasado que le fue precisamente arrebatado por los vikingos y que ahora pesa también para reivindicar los derechos implícitos por ser el hijo de Ealdorman Uhtred. El pasado y su sangre, en definitiva, persiguen a un héroe que debe emerger tras el asesinato de su nueva familia y padre adoptivo (Earl Ragnar) por una conspiración de su tío (Alferic) gracias a un viejo conflicto que genera la venganza de otra familia danesa, siendo acusado de ese crimen que no cometió.


“The Last Kingdom” bebe de la épica y la heroica, integrándose dentro de un material funcional amparado en la búsqueda de la identidad por parte de su protagonista. El contexto alrededor de Uhtred of Bebbanburg posee todos los elementos para confeccionar un show de largo alcance sin obviar una historia de amor y esa combinación de ficción con personajes históricos ya vislumbrada en la saga de novelas de Bernard Cornwell. Pensemos en que todas sus licencias históricas son precisamente para potenciar la leyenda de una serie con distintas parcelas narrativas y dramáticas. Los primeros episodios de “The Last Kingdom” dejan constancia de que estamos ante una apuesta sólida y una de las series condenadas a figurar en los estrenos destacados de otoño tanto para público como crítica, aunque la cuestión es que la propuesta de BBC llegue la ‘última’ tras estrenar Netflix Marco Polo, FX apostar porThe Bastard Executionery Starz por la pulpa más romántica en Outlander. The CW ya movió ficha conReign en 2013… En cierto modo, cada una de las series anteriores ofrece un material distinto incluso para cada tipo de ‘target’ potencial pese a que el verdadero rival del drama al servicio de Uhtred de Bebbanburg sea por temática la ya asentada Vikings de History Channel, siendo los seguidores de la épica con carácter histórico los más beneficiados ante la creciente oferta. Introduciéndonos en los mecanismos que ya confirman sus tres primeros capítulos, sabemos que las aventuras medievales y conflictos entre los daneses* y los ingleses tampoco van a hacer demasiado uso de la diplomacia en su guerra y choque religioso y cultural. Sí se plasman las tensiones internas dentro de los respectivos bandos. Y es que caída de Etelredo I —con la derrota de los daneses— va a avivar tensiones internas tanto por el ascenso al trono de Alfredo el Grande como de las ambiciones un tanto viscerales de Ubba por hacerse con el completo control de aquel que considera su ‘imperio’. Tanto Uhtred como Alfredo se van a utilizar el uno al otro para conseguir sus objetivos y vamos a tener violencia desmedida, algunas subtramas de ‘palacio’, la manida historia de amor ‘imposible’ y esa acción implícita en la tensión generada en las interacciones entre Alfredo, el mencionado e impetuoso Ubba y el pausado e inteligente Guthrum. 


Los fans de las novelas de Bernard Cornwell han respondido con todo tipo de reacciones. Juego de Tronosha pasado también por eso y precisamente algunos seguidores esperaban encontrar en la serie de BBC la transcripción ‘realista’ —y con fundamento y sustancia histórica— del show de HBO. Y es que en “The Last Kingdom” vive también atrapada en su propio conflicto y pasado, no sabiendo si resulta demasiado sofisticada y hermanada a esa carnalidad auto-consciente de diseño y anacrónica de los personajes que impuso los “Los Tudor”. No nos gustaría pensar que Uhtred de Bebbanburg está engendrado por un estudio de mercado y pasado por el filtro de Kit Harington o que la propia serie ceda a establecerse gracias a las parcelas realistas y/o estéticas de “Game of Thrones” y sobre todo “Vikingos”. No obstante, “The Last Kingdom” establece otro tipo de material gracias al pacto de Uhtred con Alfredo el Grande para estar a su servicio entrenando a su ejército y, así, recuperar aquello que le pertenece… pese a enfrentarse y establecer en su amor por Brida esa dicotomía entre dos mundos en los queda enmarcado su conflicto. El show es muy sólido, tiene buen empaque y factura aparte de reflejarse en la grandeza de sus escenarios. No aburre, aunque la cuestión pudiera ser que nos están vendiendo que estamos ante ‘el último reino’ cuando el seriéfilo tiene otra plenitud de feudos y grandes y reputadas coronas donde asentarse. Veremos cómo evoluciona ese ‘kingdom’ en los ocho episodios que conforman su primera temporada que ya ha dejado encauzada la venganza de Uhtred de Bebbanburg pensando en el presente, aunque Brida (y, por extensión, los paganos) también formen esa posibilidad de futuro y reino lejano por explorar.

*: Todo el mundo sabe que los vikingos se extinguieron como los dinosaurios. Incluso esa comparación es bastante desacertada ya que se ha confirmado que las aves son los dinosaurios de la actualidad. Los daneses, por lo tanto, no son esas aves. NO LO SON. Son daneses y punto; y es equiparar a dioses con gitanos (y todos mis respetos a los gitanos, que están a años luz de la sangre danesa). Los historiadores daneses han hecho mucho daño con sus mentiras pensando que proceden de los vikingos cuando éstos desaparecieron para siempre. Ya engañaron sobradamente a aquellos que se están ‘tragando’ (literalmente) “Vikings” con cuentos que cualquier entendido sabe que son pura ciencia ficción. Pero la ciencia ficción está de moda y vende mucho (y nos deja a otros mudos). «Nunca sea fíe de un historiador danés». Es lo que siempre han dicho los historiadores suecos. Amén.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

3 comentarios:

  1. Hola, no voy a escribir respecto a la crítica, que me parece bien, voy a comentarte sobre el último párrafo que has escrito. Me parece que has comenzado a hablar de algo de lo que no entiendes, decirte que cuando uno habla de vikingos no habla de una civilización. Los daneses, noruegos y suecos realizaban incursiones cuando llegaba la primavera y ahí es cuando salían a vikingos o a "piratear" si así lo prefieres. Lo que no quita que cuando no realizaban este tipo de incursiones no se dedicaran a sus granjas o a ser comerciantes. Todos los vikingos eran nórdicos pero no todos los nórdicos eran vikingos, es algo a tener en cuenta. Los daneses descienden de los daneses y punto. Estaría bien que te documentases antes de hablar de algo y así sabrías diferenciar mejor la Historia de la ciencia ficción. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre tuvo que aparecer un hijo de un historiador danés sin sentido del humor por aquí...

      ¡Cuántos dummies y cerebros robados por esos libros que afirman ser de historia escritos por daneses y son realmente de ciencia ficción! ¡Cuánto daño! Al menos, es lo que afirman los historiadores suecos.

      P.D.: Estaría bien que se documentara usted primero antes de poner un comentario en un blog que le remite a sus mandamientos bastardos... y que, evidentemente, no ha leído. Espero verle con tanto fervor de historiador danés comentar las noticias de 'El Mundo Today' como si fuera alguien culto... y resulta que es una Mariló Montero con dislexia perdida leyendo un teleprompter. ^_^

      Lo dicho, ¡cuánto daño!

      Eliminar
  2. A mí la serie me está encantando, me recuerda a los tudor y creo que recrean muy bien la época, en "Vikingos" es mucha violencia , es esta me encanta ver batallas de 50 guerreros x bando y los parlamentos que hacían para decidir cuando pelear o nó.. además se vé bien como la mayoría de los que iban a luchar, lo hacían con miedo y no tenìan mas que hoces, azadas, escudos de madera( el acero era caro ) se rompía la mala forja...etc Mucho daño han hecho en películas épicas , en las que todos parecen luchadores experimentados y ejércitos con miles de guerreros armados hasta los dientes, en un mundo con una población pequeña y mermada por las enfermedades.

    Sobre la respuesta al otro anónimo, mal haces con "cargar de esa manera" , si escribes un articulo, debes esperar que haya gente que no piense como tú. La historia... la escriben los que ganan las batallas , en una exposición reciente en el museo britànico titulada " de verdad existieron los celtas", puedes ver como existen dos corrientes de historiadores una defiende su existencia y otra cree que simplemente era gente de diferentes pueblos que vivian de esta manera... igual podemos pensar de los Vikingos ....

    Bueno, espero que mi opinión no te cause ira también

    Saludos y buen reportaje

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...