viernes, 2 de marzo de 2012

0

Chronicle: Superhéroes no-madrileños-ni-españoles por el mundo

“Chronicle”
(2012)
EEUU
Director: Josh Trank

Sinopsis (Página oficial):

Es tan real como parece.

Andrew, Matt y Steve son unos adolescentes absolutamente reconocibles, cada uno con su propia personalidad, que deben afrontar los típicos retos que se derivan de estudiar en el instituto, establecer nuevas amistades y explorar los nuevos aspectos de unas vidas en constante evolución. Son imperfectos, algo inadaptados y un poco imprudentes. 

Andrew, Matt y Steve se han topado con algo que escapa totalmente a su comprensión, o a la de cualquiera. Ese descubrimiento les lleva a la obtención de unas poderosas capacidades telequinéticas; en la jerga propia de los cómics, tienen superpoderes.

Ahora son capaces de, bueno, casi cualquier cosa. Pueden mover objetos simplemente pensando en ello, pueden aplastar coches con la fuerza de su voluntad. Y aprenden a volar…, satisfaciendo su máxima aspiración. 

Pero entonces las cosas se complican….

Crítica Bastarda:

Quien me diga que “Chronicle” es una película de culto entenderé que no ha visto nunca ‘Madrileños por el mundo’, ‘Españoles en el mundo’ o similares. Para ser, además, una cinta de culto hay que contar algo nuevo y lo que ofrece la cinta de Josh Trank, con el guión del hijo de John Landis, es una versión pretendidamente adolescente de “El protegido”, “Kick-Ass” y “Spider-Man” con ese formato de falso documental en primera persona y contraplanos de una bloguera. Bueno, las dos segundas ya eran orientadas por (y par) protagonistas (y público) adolescentes. Y respecto al ‘hombre araña’ parece revisarse la mítica (y trillada) frase: «Un gran poder conlleva una gran responsabilidad».
Los reversos del lado oscuro con poderes que confieren a los protagonistas la capacidad de volar y disponer de dones telequinéticos, además, habían sido destripados en todo el material video-gráfico previo. Sabemos quién va a ser el villano y qué el resto de compañeros tendrán que detenerlo. Sin demasiadas sorpresas, llegamos a un final que ya nos habían avanzado… y a una revisión de “Jóvenes y brujas” con superhéroes. 

'Semos' superhéroes por el mundo...

“Chronicle”, más que una cult movie, apunta a ser el sleeper del 2012 como producción low cost resultona pese a cantar con esos cromas risibles y efectos cantosos. Su presupuesto, al menos, es coherente con un acabado muy superior a esas producciones tan adulteradas que no llegan ni a ofrecer ni la mitad de lo que vemos en la cinta de Josh Trank. Pero sus méritos quedan empañados por su punto de vista, que me parece completamente absurdo ((Spoiler ‡)), así como sus citas a Schopenhauer, Paltón, al superdepredador o que se hable de hacer una carrera política. ¡Ni que fuera una versión gafapasta de “Heroes”! Al menos Sylar sabía lo que era cambiar de chaqueta…

Soy muy malo, pero la culpa la tienen la sociedad

La película podría ahondar en el fanatismo que establece el previsible villano con su cámara y el diálogo que se instaura entre ambos. También, como desvela su recta final, en que vivimos en una sociedad tan controlada por las cámaras (móviles, material de vigilancia y/o policial, cámaras televisivas, etc.) que la información hace que nosotros seamos el objetivo del objetivo… Pero de nuevo llego al absurdez del punto de vista ((Spoiler ‡)), y la premisa-envoltorio de una historia típica camuflada de algo original y mayor. La película quiere hablarnos sobre la responsabilidad pero su narración es sumamente tramposa e irresponsable. Algunos la auparán como cinta de culto pero recuerda a un hype de consumo y pasajero. El drama lo aporta un joven solitario-torturado por sus compañeros de clase y su nula popularidad. Al parecer tener una madre gravemente enferma, un padre maltratador y alcohólico y tener problemas económicos para comprar medicamentos producen odio y villanos… Bueno, con o sin poderes, yo por mi mamá me hago también villano pero tendría un poquito de 'cabeza'…((Spoiler ‡)) En fin, a superpoderes para necios, oídos sordos (y sangrado de nariz). Lo que le ocurrió a Magneto sí que era un trauma pero ¿¡esto!? 

¡Lo de Magneto sí que era un trauma niñato!

Spoilers:

‡: ¿Dónde y quién es el punto de vista de la historia? ¿Se ha reencarnado el villano en una cámara de vídeo? ¿Quién coge la cinta del Tibet y monta la película? ¿La chica bloguera que hasta graba al cartero cuando abre la puerta? Bueno, que tenga un video-blog no la convierte en una enferma que vaya con la cámara a cuestas todo el santo día. ¿Quién edita todo el material del enfrentamiento final (¡y lo consigue porque están hasta las cámaras policiales y de seguridad!)? Si fuera un vídeo de youtube de 80 minutos tendría más sentido, ¿no? ¿Qué opina la LORTAD (Ley orgánica de protección de datos) implícita en cada cámara de seguridad de todo esto y ese final? Yo, desde luego, no entiendo nada.

‡‡: Lo curioso y absurdo es que el muchacho en vez de atracar un banco para conseguir dinero va a los matones del barrio y a una gasolinera de mala muerte. Una cosa es ser pobre y otra tonto. Podía pedirlo prestarlo a alguien (o a Cofidis, aunque luego te partan las piernas a los 15 días). ¡También, qué mala suerte cargarte a tu amigo rico! ¡Qué putadilla!  ¿¡Es que no vio cómo se ganaba la vida Hayden Christensen en “Jumper”!?  Mucha MTV y mucha tontería… Vamos a ver, si tienes superpoderes lo normal es montar un show, cobrando entrada, o ir a la tele para que te den pasta. También dar un tour aéreo a ancianas y niños funciona ¡y se cobra en negro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...