sábado, 15 de agosto de 2015

0

Odd Mom Out: Momzillas

Serie de TV
“Odd Mom Out”
EEUU
2015

Sinopsis (Página Oficial):

“Odd Mom Out” es una nueva comedia original de 10 episodios de Bravo. La estrella de la serie, creada por la aclamada y fashionista Jill Kargman, interpreta una versión de sí misma mientras surca ese traicionero ecosistema de élite en Upper East Side de Nueva York, plagado de matriarcas ricachonas que pululan por ese dominio increíblemente indignante. Una neoyorquina de cabo a rabo, Jill Weber (Kargman), se ciñe a su peculiar vida peculiar poco convencional con su querido esposo, Andy Weber (Andy Buckley) y se dedica a sus tres hijos maravillosos y a su mejor amiga que comparte su mismo amor por los donuts y la réplica malhumorada, Vanessa Wrigley (K.K. Glick). Sin embargo, el mundo elegante y decadente de la tradicional familia de sangre azul de Andy la arrastra lentamente hacia su yugo mientras Jill valientemente trata de resistir todas las deliciosas tentaciones y se benéfica únicamente de la riqueza que puede permitirse. A partir de la aceptación de su familia política aristocrática, Jill constantemente se enfrenta a permanecer seguir siendo fiel a sí misma mientras sopesa los beneficios de encajar en ese sofisticado mundo. 

Crítica Bastarda:

La primera comedia con guión original de Bravo llega para rentabilizar el cosmos narrado por la propia Jill Kargman en su novela ‘Momzillas’. Ella ha creado esta adaptación que desea narrar el contraste entre la protagonista y las madres elegantes que pululan por Upper East Side en Manhattan. Se trata de una sociedad netamente competitiva de gente rica que imprime en sus hijos esos conceptos de logros y éxitos gracias a escuelas privadas elitistas y la necesidad de mantener la aureola de laureles en el linaje a toda costa. Jill Weber (Jill Kargman) se va a ver atrapada en esa vorágine de arrogancia existencial por culpa de su esposo, que encaja plenamente como el ‘loser’ de una familia prestigiosa que incluso desea reivindicar y apelar a una sangre noble europea en su árbol genealógico… aunque levante la sombra del nazismo en el proceso. “Odd Mom Out” funciona por esos elementos de contraste, utilizando las peripecias autobiográficas de Kargman para retratar ese mundo tan real como distópico donde el éxito y la riqueza miden la valía de las personas. La idea no es simplemente de oposición sino de que Jill Weber se sienta tentada por beneficios de ser una momzilla y tener el respaldo de un prestigioso clan familiar. 


El problema de show pudiera ser que no es tan ácido y gracioso como su creadora deseara. “Odd Mom Out” posiblemente no pasaría el corte para ser una nueva sitcom en ABC aunque Bravo ha encontrado el material que necesitaba y ha renovado a la serie para una segunda entrega tras los 10 episodios que han conformado su primera temporada. Aunque la propuesta es mucho más certera y satisfactoria que ese delirio kitsch llamado The Royalspara la cadena E!, falta precisamente ese toque estúpido y kafkiano que provoque cierta distinción. Jill Kargman sabe de lo que habla y utiliza algunos elementos hiperbólicos —como ese embarazo de siete meses de su cuñada momzilla del tamaño de una nuez— aunque no llega al encanto e ironía de ese retrato que por ejemplo confeccionada Unbreakable Kimmy Schmidt. Ciertamente se echa de menos ese aspecto de screw-ball que define Tina Fey y que le vendría tan bien a los delirios de esos ricachones de Upper East Side; donde Jill únicamente tiene un respiro gracias a su mejor amiga y contrapunto satírico a sus vivencias y pesares, como si la sitcom fuera en esos tramos una mutación más madura de Broad City


Para entender “Odd Mom Out” basta con saber quién es Kargman. La hija del ex presidente de Chanel y cuñada de Drew Barrymore conoce perfectamente esa neurosis de la clase alta neoyorquina pero no captamos del todo ese sarcasmo e ironía. Algo sí de su locura y arrebatos. Comprobamos que la protagonista es la oveja negra del lugar, que su estética y tatuajes difieren completamente del irradiante y falsificado cromatismo de esa sociedad con las mejores escuelas y amparada en absurdas organizaciones benéficas. Ese choque evidentemente encuentra focos sentimentales, cual asideros del personaje sobre ese infierno sobre el que practica el funambulismo. Pero, en realidad, la sitcom de Bravo funciona cuando se asoma al precipicio de esa gente privilegiada, egoísta y rica que marca su propio ecosistema y las trama como parte de la familia de Kargman. Al fin y al cabo, ella es una de ellos, otro ser ridículo y estereotipado que pulula por Upper East Side. Ella es otra ‘momzilla’… y precisamente “Odd Mom Out” funcionaría mejor como una comedia de esos ‘vampiros’ ricachones y sus intentos de ‘convertir’ a su nueva presa y víctima. Por el contrario, el ego y carácter de Kargman mandan. Y se nota… para mal. 

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...