domingo, 9 de agosto de 2015

11

10 razones por las que Del revés (Inside Out) es la película más sobrevalorada y tonta del 2015

“Del revés (Inside Out)”
Título original: “Inside Out”
Directores: Pete Docter y Ronaldo Del Carmen
EEUU
2015

Sinopsis (Página Oficial):

Como todos nosotros, Riley se guía por las vocecillas de su interior, las emociones: Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza. Las emociones viven en el Cuartel General, el centro de operaciones instalado en la mente de Riley, desde donde le aconsejan y le guían en su día a día. En su lucha por adaptarse a una nueva vida en San Francisco, Riley y sus emociones vivirán en primera persona la hecatombe que se desata en el Cuartel General. A pesar de que Alegría, la emoción más importante en la vida de Riley, hace todo lo posible por mantener un espíritu positivo, las emociones discreparán sobre cómo moverse por la nueva ciudad y cómo comportarse en casa y el colegio.

Crítica Bastarda (AVISO SPOILERS):

«Absoluta y total obra maestra», «prodigiosa preciosidad», «original y sorprendente», «un logro emocional», «clásico instantáneo», «lo mejor que ha hecho Pixar», «una de las mejores películas animadas de los últimos tiempos»… ¡Y MIS COJONES! Perdón, que la ‘Ira’ de mi cerebro está monopolizando el panel de control… Desconozco si esta crítica nace como bofetada a un idiotizado mundo que ha quedado hipnotizado por males artes (y el mismísimo diablo) o, simplemente, desea ‘poner del revés’ a “Del revés (Inside Out)”. La cuestión es que no comparto en absoluto esa opinión generalizada que ha encumbrado la nueva cinta de Pixar al Olimpo que no se merece y voy a desmigajar —y también descuartizar, por qué no confesarlo— en diez puntos esa película que comenzó su carrera en el Festival de Cannes, sobrepasando incluso el hype de Mad Max: Furia en la carretera y siendo mejor valorada por la crítica que la ganadora de la Palma de Oro. Solamente las dos grandes joyas y señaladas favoritas que se exhibieron en la Cruisette —“The Assassin” de Hou Hsiao-Hsien y “Carol” de Todd Haynes— rebasaron la puntuación alcanzada por “Del revés (Inside Out)” en los paneles de la crítica especializada más gafapastosa. Y por muy poco. ¿Se ha vuelto loco todo el mundo? ¿Quedan ya confirmados esos estudios que sintetizan que la sociedad es cada día más estúpida y condenada a la necedad como único modo de existir? Puede sacar en los comentarios su colérica ‘Ira’ a escena, manejando los controles de su cerebro, para gestar aquello que usted sabe hacer mejor que nadie: acribillar cualquier opinión minoritaria y/o contraria a la suya mientras lanza proclamas a su Führer. Debe conocer, no obstante, que el autor del texto tiene en estima parte del universo de Pixar y que no es un hater sino un admirador de grandes piezas del estudio como Toy Story 3, “Up”, “WALL•E”, “Los increíbles” y “Buscando a Nemo”. Otra cuestión es el inevitable debate: Pixar nunca ha llegado a la suela de los zapatos a ese gran maestro de la animación que tanto ha inspirado a sus producciones llamado Hayao Miyazaki. Y es mi opinión, la suya ya sabemos cuál es: «Absoluta y total obra maestra», «prodigiosa preciosidad», «original y sorprendente», «un logro emocional», «clásico instantáneo», «lo mejor que ha hecho Pixar», «una de las mejores películas animadas de los últimos tiempos»… ¡Y MIS COJONES! Perdón, ¡POR SUS COJONES!


Repasemos las 10 (cerebrales) razones por las que “Del revés (Inside Out)” es la película más sobrevalorada y tonta del 2015:

1.- No es original. 

De acuerdo, nada es original a estas alturas ni este primer apartado (y razón) pretende lanzar una proclama basada en una acusación de plagio. Aunque, todo hay que decirlo, en Eurovisión te acusan de plagio por mucho menos… En el Festival de la Canción “Del revés (Inside Out)” sería un súper-mega-híper-ultra-plagio de los pies a la cabeza y todos lo sabemos. Sí, todos lo sabemos. El film de Pete Docter y Ronaldo Del Carmen da la impresión de ser un cruce de la serie “La cabeza de Herman” y el corto de Disney “Reason and Emotion”, aunque ha sido acusado de plagiar “Brain Divided” y el manga ‘Nōnai Poison Berry’ de Setona Mizushiro. Por no hablar del capítulo sobre el cerebro de “Érase una vez... el cuerpo humano”… Según Docter la idea surgió de una experiencia con su propia hija preadolescente al perder de un día para otro su sonrisa… pero con los puntos anteriores cualquiera le cree. En resumen, que si alguien afirma que “Del revés (Inside Out)” es original usted puede hacer efectivo el MEME de Batman y abofetear al Robin que tiene delante suya soltando sandeces ‘random’ sin ningún tipo de criterio. Fuentes virales, además, han señalado que la película de Pixar pudiera ser también un biopic encubierto de la familia Bosé… 


2.- Es la película más tonta del año.

Argumento de “Del revés (Inside Out)”: una niña llamada Riley se muda con sus padres de Minnesota a San Francisco y su primer día en su nueva escuela se convierte en el momento más triste y humillante de su vida. A partir de ese momento tampoco las cosas van bien en su casa y su relación con sus padres se deteriora. Riley decide huir y volver a su antiguo hogar pero en el último momento se baja del autobús y regresa para producir una catarsis familiar y el mojamiento de bragas y temblor de mofletes escrotales al otro lado de la pantalla. THE END. ÉSA es la película y no hay más. No, no hay más. No, no y no… No hay más. El resto no es que sea un ornamento ni ese concepto ‘original’ de la aclamada cinta sino simple relleno argumental amparado en un acto de onanismo multicolor y el consumo de sustancias ilegales y psicotrópicas. Planteemos que en Pixar han cambiado el adorno grandilocuente nolanista de Origenpor una aventura naif de Charlie Kaufman en plan Dora la exploradora para desarrollar el cerebro de Riley mediante sus cinco emociones: Alegría, Tristeza, Miedo, Asco e Ira. Esta ‘otra’ película no sé si calificarla como el mayor sinsentido y despropósito de los últimos años. Tristeza y Alegría se ‘pelean’ en el Cuartel General para evitar que un nuevo pensamiento central sea triste y causan una catástrofe: las islas de personalidad de la mocosa se cierran al quedar sueltos (y ‘verterse’) el resto de pensamientos centrales y ambas emociones acaban siendo expulsadas (y ‘defecadas’) a la zona de la memoria a largo plazo de Riley. Y todo por un frutas bolas chinas de los memoles y la fobia de Alegría al color azul. Deben volver antes de que sea demasiado tarde… y las otras emociones retrasadas y monguers no arruinen todo. Luego descubrimos que tenían unos completísimos manuales que nadie se dignaba a leer, aparecen amigos invisibles que viven en plan okupa, monstruos tróspidos de las pesadillas de Riley y, sobre todo, una defecación argumental que bien pudiera ser un descarte de “Fraggle Rock” tras tomar sus guionistas una sobredosis de LSD. Sin comentarios.

3.- Los niños se aburren viendo la película y no es una opinión sino un hecho. 

Repito, no es una opinión sino un hecho… y a los hechos me remito. 

4.- Ha provocado que gran parte de la población se crea neurocirujana y psicóloga.

En esta era Google, hay gente que se cree que ya sabe todo sobre el cerebro humano y las emociones después de haber visto “Del revés (Inside Out)”. Como si fuera una Wikipedia sobre los entresijos de la neurociencia, como si ahora la mente se sintetizara en cinco muñequitos de venta en las mejores jugueterías (y de regalo en su Happy Meal) frente a un panel y consola. 

«¿Su hija se ha fugado de casa? Es que Alegría y Tristeza se han perdido en la memoria a largo plazo… Hasta que ambas no regresen al Cuartel General su hija no volverá. Pierde el tiempo llamando a la policía»

«Profesora, tiene que aprobar a mi hija porque ella estudió mucho para ese examen pero accidentalmente tiraron esas bolas chinas de colores al basurero mental»

«Mi hija está triste porque una enana depresiva gafapasta pitufina (y seguramente lesbiana) está tomando el control de su cerebro. Sí, sí, que lo dice Pixar»

Lo que hay en este mundo es mucho retraso… y, desde luego, “Del revés (Inside Out)” no está ayudando en absoluto a corregirlo.


5.- Es cursi.

Todo el mundo sabe que Pixar significa «cursi» en el idioma anglosajón pero lo de “Del revés (Inside Out)” es meterse azúcar por las orejas… hasta hacer una performance que conjugue “Scanners” y “Winnie the Pooh”. Partiendo de esos vomitivos valores familiares como único concepto de la suma felicidad, todo se resume a un cum-shot de colores capaz de asesinar a daltónicos y epilépticos en cuestión de dos secuencias. Los argumentos, los diálogos, los conflictos, los personajes… Todo es cursi, todo es amor, todo es color. Pero lo de ese amigo invisible llamado Bing Bong entre en los anales de la historia del exceso de glucosa visual y, de nuevo, ¿al plagio de Elly de Pocoyó?

6.- Es muy infantil. 

Pixar ha perdido la gran oportunidad de hacer su film más serio y maduro. Con esta idea se podría desarrollar un drama en su completa extensión. Imaginasen estos patrones en, por ejemplo, la precuela de Dextery que nos fueran desarrollando cómo Dexter Morgan se convirtió en un asesino en serie. O, simplemente, que los guionistas adaptaran “Pregúntale a Alicia” viendo los mecanismos de esa adicción que se va desplegando ante una adolescente. Volvemos al punto número 2: el film es auto-conscientemente idiota por necesidad y exigencia del target global al que va dirigido. La excusa, como siempre, será la misma como justificación de lo injustificable: es una película. Perdonen, hablen con propiedad: es una película… muy infantil. Porque “Del revés (Inside Out)” bien pudiera hablar de un hecho traumático y tremendamente cruel o dramático pero su excusa para esa cotidianidad en sus conflictos es simple: estudio de mercado, marketing, simpleza que no espante ni asuste a nadie ni cree polémica. No hay riesgo, simplemente la misma lacra vendida de un modo que pretende ser original repleto de emociones baratas y supuestamente universales. Y volvemos al punto número 1.


7.- El corto “Lava” es lo peor-de-lo-peor. 

“Lava” es posiblemente el peor cortometraje que jamás haya concebido Pixar. Una estúpida y simplista historia de amor de dos volcanes alrededor de una canción que bien pudieran haber interpretado (y compuesto) Kiko Rivera y Ylenia. La verdad es que no hubiéramos notado la diferencia si nos dicen que esta sacada de su puño, orto y letra. No, no la habríamos notado… y usted, fanboy, lo sabe el primero. NOTA: este punto también es un hecho, ya que el corto de la productora es de los peores valorados según su puntuación en Filmaffinity.


8.- Sus ‘descubrimientos’ emocionales no son ‘descubrimientos’ ni son emocionales.

Vayamos al quid de la cuestión. “Del revés (Inside Out)” muestra la utilidad de la ‘tristeza’. Fin de la cita. Luego lees artículos de gente que se ha fumado o esnifado (literalmente) libros de antropología, sociología y psicología conectando elementos y referencias —entre citas y citas pseudo-intelectuales— para vincular la alegría y la tristeza y construir así la melancolía como primera piedra hacía la madurez. Repito: vayamos al quid de la cuestión. Y no es otra cuestión que simple y llanamente la película de Pixar está ejecutada sobre el refranero común y popular: «El que no llora, no mama». Riley da pena a sus padres y despierta la compasión necesaria para forzar la ansiada catarsis y reencuentro consigo misma para seguir adelante. Yo no veo que los guionistas hayan inventando nada nuevo ni revolucionado nada. Absolutamente nada. Simplemente han dado otro sentido y perspectiva —como esa secuencia de la cena y la discusión de Riley con su padre— a temas muy trillados y estereotipados. La otra moraleja de la historia es que Riley madura cuando Alegría, cuyo traje es de color verde como homenaje a la marihuana, deja de comportarse como una gilipollas integral y maniática egocéntrica controladora.


9.- Su visión del cerebro humano es preocupantemente simplista.

Es obvio que desde la producción del film ya han señalado que existen muchas más de cinco emociones y la cuestión era hacer un libreto y argumento dinámico, reduciendo el asunto… a peligrosos y simplistas niveles. La visión de la memoria de “Del revés (Inside Out)” también resulta tremendamente infantil cuando vemos que desde el Cuartel General son capaces de reproducir recuerdos como si fueran archivos de vídeo. La memoria, por el contrario, suele ser inexacta y no lo digo yo sino expertos en la materia. Recomiendo aquí ver ‘Redes’ y el capítulo titulado ‘Los siete pecados de la memoria’ disponible en el web de RTVE. El problema no es, por el contrario, la inexactitud o la adaptación de algo complejo en lo más simple posible sino la propia mecánica que ya se vislumbra en el punto número 6. Pixar no quería hacer ni algo ininteligible ni mucho menos controvertido de cara a la gran audiencia. Cualquier persona sabe, por propia experiencia vital, que el deseo (sexual o no) y la envidia son las emociones y motores principales del ser humano atrapado en este mundo consumista que nos rodea. Vivimos por (y para) las necesidades y es curioso que el ‘egoísmo’ no irrumpa en esos valores (e islas temáticas) de la joven protagonista cuando los niños suelen ser, ante todo, egoístas y los primeros consumistas atrapados en sus necesidades. Obviamente los guionistas contaban con un hecho a su favor: retratan las vivencias de una niña de once años y pueden eludir ciertos aspectos peligrosos de cara a los censores como el sexo. Todo queda en su simple botón llamado ‘pubertad’ y sketch funcional. El problema es que nos muestran también los entresijos cerebrales de los adultos y comprobamos que han ignorando completamente el deseo sexual incluso revelando viejos amores del pasado de la madre de la protagonista. El sexo no interesa evidentemente en un film para todos los públicos y mucho menos hablar de la fase sádico-anal de Freud. Es obvio y se entiende pero que la ‘Envidia’ no tenga un personaje y sí ‘Asco’ no deja de marcar ese carácter simplista para retratar este mundo social en el que vivimos y, en sí mismo, también define la condición de la propuesta: asco-pena-con-miedo.


10.- Es peligrosa, cerebralmente hablando.

“Del revés (Inside Out)” puede causar el Fin del Mundo… Yo, desde luego, temo por el futuro de la humanidad… A partir de ahora no se extrañe de ver noticias sobre niños que abrieron la cabeza de sus amigos o compañeros de colegio esperando encontrar ese parque de atracciones cromático repleto de merchandising gratuito, trenecitos, bolas chinas de colores, áreas temáticas y un concepto muy Disneyland sobre el cerebro humano. 

«Me dijo que quería recuperar a su amigo invisible perdido en su basurero mental… y le abrí la cabeza». 

«Mis padres me dijeron que no podían pagar el viaje a Disneyland Paris y mi amigo decidió ofrecer su cerebro para que pudiera ir allí… y le abrí la cabeza». 

«Señor Juez, yo no asesiné a esas 25 inocentes personas a machetazos voluntariamente. Gente diminuta (y mega-cool) que vive en mi cerebro y lo controla me lo ordenó».

Lo dicho, el Fin del Mundo se acerca… aunque aquí aparece la única manera de entender el discurso que nos propone “Del revés (Inside Out)”: se trata de la precuela de “El regreso de los muertos vivientes”. A partir de ahora, la Apocalipsis.

BRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAINS!

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

11 comentarios:

  1. Menos mal que hay conciencia bastarda, fui a cine con el Hype tan famoso que hay ahora y no me pareció la mejor del año ni la mejor de Pixar.
    Algo esta pasando con esto, hay mucho Hype, mucho hate-watching y nos estamos contagiando por esto... es peligroso en estos tiempos.

    ResponderEliminar
  2. "Planteemos que en Pixar han cambiado el adorno grandilocuente nolanista de “Origen” por una aventura naif de Charlie Kaufman en plan “Dora la exploradora” para desarrollar el cerebro de Riley mediante sus cinco emociones: Alegría, Tristeza, Miedo, Asco e Ira" jajajajaja es muy bueno!
    La verdad que concuerdo en todo lo que dices y también en que los niños se aburren. Mi hijo no duró ni cinco minutos enganchado y yo la terminé porque bueno, otra no quedaba.
    Pero sabemos lo que dirán muchos: que no tenemos sentimientos y que no la hemos entendido, vaya!

    ResponderEliminar
  3. Me he reído eh, pero no estoy de acuerdo con naaada.

    Qué lástima que no te gustara Bastardi :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lluís!

      Oiga, que dos de las razones son HECHOS constatados científicamente (?)... Así que eso de "no estoy de acuerdo con naaada" no es posible. :P

      Saludos bastardos. ;)

      Eliminar
  4. Una cosa es sobrevalorada ... de acuerdo...otra es decir que es la más tonta del 2015. Que de esas hay fila.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sr. Bastardo,
    Cuando ví el título de la crítica pensé que era excesivo pero que podrías llevar razón como en otras ocasiones. Sin embargo, tus argumentos no me han convencido del todo, me parecen rebuscados y exagerados. Aunque si es cierto que la película está bastante sobrevalorada y ha habido un hype tremendo, no creo que sea malísima. Si que es verdad que el argumento se pierde un poco en su desarrollo y que es todo bastante simplista, pero no creo que sea para tanto. Lo pasé bien en el cine, eso sí, no fue tan excesivamente perfecta como 'todos' dicen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. muy mal esta el mundo para que trasnfomers recaude mil millones, y este año haga lo propio jurasicc world, pero lo que no puedo tolerar es que tanta gente se conmueva con inside out.

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...