domingo, 11 de junio de 2017

3

La momia: Tom Cruise es la momia y no la otra muerta de hambre…

“La momia”
Título original: “The Mummy”
Director: Alex Kurtzman
EEUU
2017

Sinopsis (Página Oficial):

Tom Cruise protagoniza la nueva y espectacular versión cinematográfica de la leyenda que ha fascinado a todo el mundo desde el inicio de la civilización: “La Momia”. Olvidada y enterrada dentro de una cripta en medio del desierto, una antigua reina (Sofia Boutella de Kingsman: El Servicio Secreto y Star Trek: Más allá), a quien su destino le fue arrebatado injustamente, es despertada en la época actual trayendo consigo toda la maldad y terror guardado por siglos que definirá el futuro de la humanidad. Desde el desierto del Medio Oriente hasta las modernas calles de Londres, “La Momia” nos trae una nueva versión que nos transporta a un mundo de dioses y monstruos.

Crítica Bastarda (con spoilers):

Dentro del reino de los blockbusters hay dos tipos de categorías:

1.- Aquellas películas cuyo guion, personajes e ideas son muy inferiores aTiburones en Venecia de Danny Lerner

2.- Aquellos blockbusters que simplemente no están a la altura de Tiburones en Venecia”. 

Blockbusters y tiburones venecianos aparte, lo más reseñable y perdurable de “La momia” es que es una clara candidata a los Razzies. El resto sobra. O debería de sobrar… El principal problema aquí es que el pistoletazo de salida del Dark Universe ha sido lo más decepcionante y bochornoso posible. Pura vergüenza ajena. Aunque, ¿alguien esperaba otra cosa después de ese tráiler? Considero que adentrarse en el filme de Universal esconde otro tipo de análisis respecto a esa reconversión del modelo de producción de la industria en universos cinematográficos con los que exprimir franquicias. El inagotable y siempre constante Tom Cruise conforma ese viejo legado en el que el público acudía en masa a ver la última propuesta protagonizada por su estrella favorita y, sobre tal comunión de elementos, la película de Alex Kurtzman trata de hallar su propio significado. La cuestión es que tras “La momia” de Stephen Sommers —y sus posteriores secuelas— la orientación del Dark Universe pasa por un tono más adulto y aterrador manteniendo la constante de un rating PG-13. Lejos de un género puro de aventuras, esta nueva ‘momia’ trata de presentar al mundo una organización (Prodigium) dirigida por el Dr. Henry Jekyll (Russell Crowe) que busca y da caza a monstruos. Su ideario es contener y sacar provecho de ese mal que ya habita el mundo que puede ser tratado como una enfermedad del mismo modo que, irónicamente, combate Jekyll a su reverso oscuro. Presentado el contenido —de cara al futuro de la saga— hay poco que rascar en uno de los bodrios del año.  


Con algún guiño al filme de Sommers, “La momia” de Kurtzman contiene uno de los guiones peor escritos, más previsibles y flojos que cabe recordar del reciente cine comercial. Lo único positivo es que el metraje no se va a las dos horas como otros infectos productos similares… Vayamos a lo peor (de lo peor): Nick Morton (Cruise) es un simple monigote concebido con apenas media línea que dote de sentido su personaje y cuyo conflicto, contrariamente, retrata un sentido estúpido del egoísmo humano. Se trata de un soldado que roba reliquias de yacimientos arqueológicos para venderlas al mercado negro. No esperen a Indiana Jones en el ejército porque nos encontramos ante un idiota integral cuyo intelecto es inferior al de una ameba: es un tipo que simplemente se dedica a aprovecharse de otras personas para hacerse con objetos de valor que vender… sin saber qué roba o qué vende. El tipo además es imbécil: no sabe lo que es un sarcófago y su único interés por la historia y la cultura se reduce a ganarse unas perras extras (¿para esnifar algo de farlopa?). No hagan preguntas porque tiene que empatizar con nuestro héroe de dos neuronas, que ha sido ‘El Elegido’ por traer de nuevo entre los mortales a una muerta de hambre borrada de los libros de historia por mal bicho y enterrada en la antigua Mesopotamia. Ahmanet (Sofia Boutella) tiene más de 5.000 años (2.000 menos que Marujita Díaz cuando tristemente nos abandonó). Fue momificada en vida (y viva) y tenía mercurio hasta en los pliegues de su chuchurrida vagina para frenar sus poderes de ‘demonio’ resentido. O algo así. La verdad es que no nos importa, no nos intimida salvo en un reto para ver quién se ríe antes. Servidora ha visto a gente más chunga (y sin mono) en locales góticos, la verdad. Resulta que Ahmanet era la antigua heredera al trono de Egipto hasta que el faraón tuvo un hijo varón con su segunda esposa. La única vía que encontró (?) para conseguir el poder, que le iba a ser arrebatado, no fue verse todas las temporadas de Juego de Tronos sino que hizo un pacto con el dios egipcio de la muerte, Seth (¿no tendría que ser Anubis?), para traerlo del vuelta al mundo terrenal encarnándose en el cuerpo sacrificado de su amante. La idea es que ambos fueran las reinonas del planeta. Fin de la cita. Nada salió como esperaban y, muchos cientos de años después, la daga ceremonial fue separada por los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (o algo así). Sin el joyón de la reinona la daga carece de poder y el nuevo ‘elegido’ de Ahmanet, tras conspirar con los Angry Birds y hacerse con una pequeña troupe de muertas vivientes de hambre, es Tom Cruise. Sí, es Tom Cruise. ¿Alguien lo dudaba? Y yo digo… ¿Si esta tipa tiene poderes para dominar el mundo ella solita, para qué desea perpetuar el heteropatriarcado y ser la esposa de


Para colmo de males, Morton (Cruise) es un simple trozo de carne que regresa de la muerte para ser el cuerpo sobre el que Seth se reencarnará. El argumento de la película se reduce a ver cómo la rubia y la morena desean clavársela al maromo e incluso Russell Crowe se une al delirio ‘empalador’. Que Ahmanet se fije hasta límites enfermizos en su macho no deja de ser una comedia involuntaria y peligrosa demonización del girl power. Jenny Halsey (Annabelle Wallis), por su parte, parece atrapada en esos 15 segundos de falso placer con los que entabló un tróspido ritual sexuarrrll y romántico con Morton; siendo su rol el de la rubia despechada condenada a enamorarse del hombre de su vida (y éste de ella). Entre tanto ‘encoñamiento’ nadie entiende que Ahmanet se limite a liquidar a Morton y que Seth ocupe su cuerpo. De un modo irracional y estúpido, esa momia muerta de hambre desea poseer a Cruise en cuerpo y alma antes y después de su transformación entre visiones de un anuncio de cervezas en una playa (?) ibicenca. La lucha de espíritus inmortales, entre lujuria y orgías necrofílicas, sintetiza la esencia de un bodrio épico y monumental con algún guiño a “Un hombre lobo americano en Londres” como lo más cómico (y menos involuntario) del conjunto. Al final del engendro capaz de dejarnos sin respiración, Tom Cruise se convierte en la momia con el cutis más estupendo del planeta, siendo el contenedor de Seth y utilizando sus poderes para las dos cosas fundamentales: 

1.- El esperado morreo a Ahmanet para dejarla más tiesa que la mojama. Previamente, Morton dejó de ser un pelele en manos de esa momia, que le zumbaba como una piñata, y pudo contener a la bestia envidiosa-rencorosa muerta de hambre. ¿Querías un morreo? Toma, con lengua hasta el recto… para ir abriendo camino a todo el mercurio que te va a preñar durante toda la eternidad… La culpa es por dar de nuevo pie al heteropatriarcado…


2.- Por supuesto toca revivir a la rubia y a su amiguito… para embarcarse en una aventura a lo largo y ancho del planeta y así buscar cómo romper su maldición. WTF!? Sí, el mismo tipo que no se enteraba de N-A-D-A en toda la película y no sabía diferenciar un sarcófago de una tumba se dirige a explorar los orígenes de la humanidad y el misticismo que rodea su mitología. O sea, ESTÁN JODIDOS. Todo lo anterior nos lleva a ver si existía alguna evolución en el conflicto del héroe. ¿Era un egoísta que no miraba por los demás y, finalmente, dejó de serlo? Mmmmmmmm. Pues va ser que no. Si de verdad podía traer a la personas a la vida, ¿por qué no hizo regresar de entre los muertos a todos los que murieron en la película? Ah, ¿qué se jodan…? Ah, ¿qué hay víctimas de primera y segunda? ¡Qué vergüenza! ¡Vaya héroe egoísta de mierda! 

¡QUEREMOS NUESTRO DINERO Y NUESTRA ALMA!

APUNTE BASTARDO: Había de sobra paracaídas en ese avión a punto de ‘verterse’… así que nada de lo que ocurre en la película tiene sentido. La única explicación es que todo el filme se produce dentro de, orgasmo fingido de Nick y Jenny en 15 segundos que se hicieron eternos… Y nunca mejor dicho. ¿Placer culpable o BODRIO candidato a arrasar en los futuros Razzies? El tiempo y el mercurio por el orto ponen a cada uno en su sitio 

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

3 comentarios:

  1. No me voy a esperar 10 películas para ver lo que "The Monster Squad" hizó en solo una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿que demonios? ¿nada de amor para El santo y Blue Demon contra los monstruos?

      Eliminar
  2. Qué manera de hacerme reír.. y estoy en el trabajo... mi jefa me mira con cara rara.
    De acuerdo, ni siquiera la "compraré" en torrent.

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...