lunes, 25 de enero de 2016

1

Billions: La hoguera de las vanidades

Serie de TV
“Billions”
EEUU
2016

Sinopsis (Página Oficial):

Los ganadores del Emmy y Globo de Oro Paul Giamatti y Damian Lewis protagonizan un complejo drama acerca del poder de la política en el mundo de las altas finanzas de Nueva York.

Crítica Bastarda:

Tras la emisión de sus dos primeros episodios y las cifras de récord conseguidas por la nueva serie de Showtime, queda claro que nos encontramos ante uno de los referentes televisivos de la temporada y un show con proyección de futuro. No obstante, “Billions” no consigue epatar y dudo que sus creadores —Brian Koppelman, David Levien y Andrew Ross Sorkin— deseen plasmar una sensación de inmediatez sino que aquello que buscan es trazar en sus dos carismáticos protagonistas y estrellas, interpretados por Paul Giamatti y Damian Lewis, todo un mundo que enfrente los dos poderes que definen EEUU: la justicia y el dinero dentro del sueño americano. ¿Cuál es el precio y las consecuencias del éxito en el mundo de las finanzas? ¿Dónde se encuentra el límite ético e incluso delictivo del asunto? ¿Y qué puede hacer la justicia frente aquellos que se enriquecen mediante estrategias delimitadas en grises morales e ilegales como la información privilegiada cuando el dinero puede ‘comprar’ todo? Además, ¿puede ser la justicia firme e inflexible cuando las ambiciones políticas y personales se cruzan en el camino? Aunque ni su punto de partida ni desarrollo tiene que ver con el ‘best seller’ de Tom Wolfe, la vanidad de los protagonistas sí conforma esa hoguera y calor narrativo para conducirnos a un clímax todavía a la distancia. A la serie de Showtime le interesa cocinar tanto a sus personajes como los arcos argumentales a fuego lento, diseccionando las artes de esos bandos enfrentados que considero encuentran una idónea conexión en el personaje que interpreta Maggie Siff. De momento, tanto esta serie como ese toro todavía ‘fresco’ espera alguna estocada… Sí, falta sangre.


Hemos visto cómo Hollywood, documentales y otras producciones independientes se han aprovechado del mundo de las finanzas de Nueva York y/o de la actual crisis económica para construir certeros discursos en mayor o menor medida. “Margin Call” de J.C. Chandor, “Up in the Air” de Jason Reitman, “The Company Men” de John Wells, “Tierra prometida” de Gus Van Sant y la premiada “Inside Job” de Charles Ferguson son algunos de los ejemplos más destacados. A la espera de confirmar si “La gran apuesta” de Adam McKay es ‘la gran apuesta’ de los Oscars 2016, “Billions” aterriza para trazar la línea que une al mundo de las finanzas desde el 11-S hasta nuestro actual presente enmarcado por la crisis económica. La metáfora es encarnada por un ‘superviviente’ como Bobby ‘Axe’ Axelrod (Lewis), un billonario al que las pasadas mencionadas desgracias le han servido para hacer su fortuna gracias a los fondos de cobertura y de inversión. Por no hablar de otras actividades dignas de un malhechor… El fiscal del Estado, Chuck Rhoades (Giamatti), establece como objetivo la cabeza de ‘Axe’ y, simultáneamente, quiere alimentar su ego para conseguir un pleno de victorias judiciales. El choque de trenes se establece rápidamente, así como un examen al poder de la prensa —y lo fácilmente que puede manipularse ésta cuando interesa—. En ese aspecto, la serie de Showtime se divisa como una sátira —desde un punto de vista dramático con incisos de humor negro— respecto al enfrentamiento de dos hombres poderosos e inteligentes que convierten todo (y a todos) a su alrededor en piezas de una gran partida de ajedrez. Ambos representan la justicia y el dinero, pero ambos no lo son todo en esta serie aunque monopolicen con su presencia constantemente el guión y el encuadre. 


“Billions” no quiere ser tan excesiva comoEl lobo de Wall Street aunque sí se centra en las parafilias —y sadomasoquistas adicciones de sus personajes— para explorar los entresijos del dinero, justicia y poder de un modo un tanto burlesco. También habita en el discurso cierta descripción de la hipocresía de sus protagonistas, como si aquel estandarte de la justicia que representa Chuck Rhoades tuviera intenciones políticas a nivel nacional sin contar con su implícita vanidad y egolatría en todo el asunto. Por su parte ‘Axe’ no quiere acabar como un perro castrado, sin motivaciones ni ambiciones, plantando cara a cualquier rival con medios cercanos al crimen organizado o incluso a una organización de inteligencia. No esperen tampoco más desvaríos en su personaje salvo su impredecible modo de entender el poder y la justicia, siendo un fiel marido modélico que no perdona a aquellos que le hacen daño. Es paciente, maquiavélico e inflexible. Evidentemente “Billions” quiere representar un espectro de la sociedad elitista estadounidense, como si los más ricos y poderosos tuvieran que lidiar entre la ilegalidad y la moralidad constantemente, planeando entre la ambición personal y todo aquello que valoran primordialmente como el matrimonio y la familia. Rhoades y ‘Axe’ son ciertamente despiadados pero inteligentemente carismáticos para que el espectador tampoco tenga claro un bando. Ni siquiera sus implacables esposas tratan de ejercer como roles prototípicos de otros shows de la televisión estadounidense. Al contrario, Maggie Siff (Wendy Rhoades) acaba siendo el personaje más sugerente y atractivo de la serie de Showtime al nadar entre esas dos turbulentas aguas que engendran su esposo y jefe, siendo más fiel a su profesionalidad y sus punzantes tacones que ambos poderosos hombres que focalizan su vida profesional y personal. Pese a estar todo a veces demasiado subrayado, puede que para entender los méritos de la propuesta baste con concebir que viene de la mano de los escritores de “Rounders”, “El jurado” y “Ocean's Thirteen” junto al escritor y columnista financiero del New York Times. Saben de lo que hablan y, sobre todo, saben cómo entretenernos.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

1 comentario:

  1. Se agradece una serie como esta que toque un tema tan actual, ojalá no se queden en la mera superficialidad al tocarlo.. Gaimatti y Lewis que actorazos!

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...