viernes, 21 de abril de 2017

0

Yuri!!! On Ice: Pasión y ambigüedad sobre el hielo

Serie de TV
“Yuri!!! On Ice”
Título original: “ユーリ!!! on ICE (Yuri! On Ice)” 
Japón
2016

Sinopsis (Página Oficial):

A medio camino entre retirarse o continuar, Yuri Katsuki regresa a casa de sus padres con tales sentimientos encontrados. De manera repentina aparece en la vida de Yuri el ganador de cinco campeonatos mundiales consecutivos, el retirado Viktor NikiFolov, para apoyarlo y hacer que vuelva a patinar… 

Crítica Bastarda:

Ya sean por sus créditos, la canción que los acompaña (‘History Maker’ de Dean Fujioka), sus muchas temáticas, su banda sonora, sus variados y diversos personajes o, simplemente, la relación de sus dos protagonistas, “Yuri!!! On Ice” se convirtió por méritos propios en una de las grandes sorpresas seriéfilas de 2016. MAPPA ha entregado una de las propuestas animadas más frescas de los últimos años gracias a esa suma de elementos en los que, además, tenemos una representación original del mundo del patinaje artístico así como de los mecanismos que mueven a esos deportistas para brillar con estilo propio sobre la pista de hielo. En cierto modo, la serie dirigida por Sayo Yamamoto y escrita por Mitsurō Kubo nos traslada a ese gélido y blanco escenario que actúa como telón de fondo para los artistas que desean apoderarse de nuestro interés aunque el gran mérito del conjunto sea centrarse en la intimidad que convierte en épicas sus hazañas artísticas. “Yuri!!! On Ice” se centra en la historia del inseguro Yuri Katsuki y sus dudas respecto a su futuro tras una horrible derrota en la final del Grand Prix. El regreso a su hogar le lleva a un bache existencial del que será rescatado por su ídolo y campeón del mundo, Victor Nikiforov, tras imitarlo en una de sus rutinas y hacerse viral el vídeo que fue grabado en ese momento íntimo y personal. Precisamente la serie se articula sobre esos sentimientos internos de sus personajes que florecen a través de sus coreografías y actuaciones en sus programas desvelando, al mismo tiempo, ese desarrollo hacia la relación de amistad/romántica de Victor y Yuri. La intimidad se va filtrar al exterior y ahí entra también el tratamiento de esa ambigüedad sexual sobre la que recurrentemente se respalda la ficción. 


Como todo romance ficticio (plagado de tensión sexual), “Yuri!!! On Ice” se centra en el triángulo que se completa con la llegada del supuesto discípulo ruso de Victor, Yuri Plisetsky, ya que el campeón mundial del patinaje artístico realizó una promesa que va a incumplir al decidir entrenar al deportista japonés. La competencia está servida para ganarse a Victor… Es obvio que esos tres personajes están condenados a entenderse debido, en mayor parte, a las necesidades deportivas y psicológicas de Victor para hallar un propósito que le sirva también para volver a las pistas tras encontrarse en un callejón sin salida en lo que motivación se refiere. En realidad, las estimulaciones internas de los protagonistas son un material para que, a través de sus interpretaciones y ejercicios, disfrutemos de las razones que llevan a los patinadores a errar o hacer grande el patinaje. Con una banda sonora en estado de gracia, la serie añade numerosas coreografías de diferentes deportistas bajo un componente claramente de diversidad étnica y regional en el que, incluso, se añaden múltiples platos dentro su variedad culinaria/regional. “Yuri!!! On Ice”, en ese aspecto, es sumamente ambiciosa al buscar una vía de conexión internacional con la audiencia y añadir, al mismo tiempo, esa ambigüedad sobre la relación homosexual de sus protagonistas… en la que incluso un supuesto beso (o roce de labios) puede generar un debate sobre lo que fue o dejó de ser. Tal vez la gracia del asunto, por parte de Sayo Yamamoto y Mitsurō Kubo, sea conjurar esa posibilidad bajo el manto de dos personajes en cuyos países (en especial Rusia) no está en absoluto bien tratada la comunidad gay. Ese doble juego sirve a la serie para añadir capas sobre la temática de anime deportivo y complementarse con un contraste caricaturesco en la animación frente a la habitual estilización de su drama deportivo sobre esas pistas en las que el eje acaba siendo siempre el deportista. 


Más allá de una serie por y para la comunidad LGBT, la avidez más clara de “Yuri!!! On Ice” es construir una propuesta que pueda atraer a todo tipo de públicos y postularse al trono del anime gracias a esa diversidad a todos los niveles en la que se recrea. Todos los patinadores, no obstante, están condenados a sus propios conflictos, arrogancia y temores, revelando la debilidad psicológica que convierte sus inseguridades en sus mayores demonios. En realidad, es el viaje de crecimiento de los dos Yuris (y también de Victor) aquello que remarca los tiempos de un mar de emociones no tan helado sobre el suelo sobre el que se asientan los deportistas. “Yuri!!! On Ice” sabe sabiamente desarrollar la relación que establece el núcleo central de la obra e incluso sorprendernos con la vuelta de tuerca de Yuri Plisetsky y aquello que convierte a ese tigre en un cálido minimo. Es posible que podamos criticar esa supuesta autocensura y algunos cuestionen el romance de Victor y Yuri de infantil e inmaduro pero, sin embargo, la idea es que descubramos las emociones de los personajes a través de la puesta en escena de sus programas y la evolución personal y competitiva a través de esa repetición. Sobrada de honestidad, respecto a esa ambivalencia de la pasión al patinaje y a los iconos personales de los deportistas, seguramente estemos ante un homenaje y carta de amor al universo del patinaje sobre hielo. Los antagonistas de la historia, por ejemplo, siempre son las propias dificultades interiores y emocionales a las que se enfrentan los personajes. “Yuri!!! On Ice”, por lo tanto, nos habla de sentimientos a flor de piel sobre témpanos existenciales resquebrajándose y resistiendo. Sobre tal metáfora, a la serie no le falta ni intensidad ni ímpetu e incluso golpes de humor para desplegar ese juego de superación personal y estilización dentro de los márgenes de esa bella carcasa de musicalidad y movimientos. Arte y emoción en estado puro para una de las mejores series que pudimos disfrutar en 2016.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...