lunes, 13 de marzo de 2017

3

The Walking Dead (7x13) Bury Me Here: «Herir a un oponente es herirte a ti mismo».


Llegados ya al decimotercero episodio de la séptima temporada de “The Walking Dead”, podemos empezar a divisar el empeño de los escritores de mantener el tipo de tensión argumental con pequeños golpes de efecto dentro de cada entrega. Si bien en Say Yes” (7x12) se recordará más un horrible ciervo digital que la jugada y planteamiento de hacernos creer la muerte Rick Grimes, “Bury Me Here” conjuga algunos impactantes elementos para justificar ese premeditado estiramiento hasta el season finale. Es obvio que los escritores están acumulando explosivos para unos fuegos artificiales que serán visibles en “The First Day of the Rest of Your Lives” (7x16) pero, no obstante, tienen que argumentar la cronología de los sucesos que llevarán a todas las colonias a enfrentarse a Negan. Otra cuestión es el razonamiento de cada supuesto acto. La teórica muerte de Rick venía a plasmar la posibilidad de que Michonne sería la nueva líder de Alexandria y que ambos tienen un fin que justifica sus actos (generalmente asesinos). Rick nunca fue un ejemplo a seguir, simplemente sobrevive por una vía en la que pueda conciliar mantener ciertos códigos éticos con masacrar a todos aquellos (vivos y muertos) que osan cruzarse en su camino con cualquier signo de hostilidad. En cierta forma, él fue aquel que inicio la guerra contra los Salvadores… aunque éstos hubieran hecho exactamente lo mismo si Negan hubiera encontrado Alexandria (antes que ellos a él). “Bury Me Here” da la impresión de formalizarse sobre la frase que concluye el episodio: «Lucharemos, pero no hoy». El resto debe importarnos poco o nada o, tal vez, deberíamos preocuparnos por algunos personajes. ¿Qué llevó al Reino a esa batalla que ya están preparando en Colonia Hilltop y Alexandria? ¿Quién fue finalmente el mártir necesario? 

¿Es un día nuevo para el Reino? Una serie de transiciones nos remarcan que todos y cada uno de los habitantes de la comunidad están preparando algo que desconocemos para uno de esos tributos que deben realizar a los Salvadores. ¿Por qué solamente un melón? ¿Qué sentido tiene todo eso? “The Walking Dead” muchas veces se estructurado sobre una variación de flashforward que dote de sentido una premonición anunciada y las intenciones de tal recurso son tanto para desviar nuestra atención del impacto que nos preparan como para, además, cerrar un círculo narrativo que se irá completando. Es hora de viajar al génesis. Podemos seguir atrapados en la oscuridad y pesadillas que rodean a Carol, víctima de sus decisiones en el pasado… pero también pensar en que su conciencia está dirigiendo sus pensamientos hacia un oscuro presentimiento. Carol da la impresión de ser conocedora que el relato de Daryl no podía ser ni tan perfecto ni tan inmaculado teniendo en cuenta que hay piezas que fallan. Mientras tanto, Morgan prepara al pequeño Henry no solo en el combate sino aceptando su filosofía en el proceso: sin envidias ni odio, simplemente todo es un viaje de crecimiento. La preocupación de Carol respecto a los suyos vuelve a vincular a los dos personajes de nuevo. ¿Ha encontrado Carol lo que buscaba? ¿Consiguió alejarse de esa turbulenta violencia y muerte que rodeaba al personaje? ¿Está preparada Carol para regresar a su nueva casa con los suyos? Somos conocedores de que cada vez que llora Carol muere alguien… y en este episodio lo hará dos veces. La cuestión aquí, por el contrario, es si pueden ser un ejemplo los actos de supervivencia Carol para un joven como Benjamin o si los intentos de ésta por educar a los más pequeños siempre se han saldado con resultados contraproducentes. Durante el capítulo hablará de la locura que engendra un mundo donde la muerte camina, entablando una conexión con los mayores males a los que se han enfrentado la humanidad en su historia. Es normal acabar desequilibrado en un mundo que es un brutal escupitajo de locura a la cara. ¿Es normal o simplemente una justificación para sacar fuera el lado insano de algunas personas?


En el Reino también surge una línea argumental respecto a los parásitos (y malas hierbas) dentro de la colonia. Una noticia de Nabila, entre micciones, nos adelanta tanto que Shiva siguen dando miedo como que su ‘cosecha’ deberá ser quemada para que ésta vuelva a crecer sana. Si Nabia hubiera visto al ciervo digital del pasado episodio se hubiera cagado viva, eso nos queda claro. Es obvio que los escritores planean jugar con la tensión que provoca ese encuentro que preparó Richard y que el espectador siga las señales de sorpresa como el resto de protagonistas. No sé hasta qué punto denominar como «suerte» que el mundo no se haya vuelto loco en el Apocalipsis Zombie y que algunos, como los habitantes del Reino, encontraran algo de esperanza para sobrevivir. Se trata más bien de una prueba de fuego directo a la supervivencia y a la psique. Ese grupo de carros autoservicios llevará a todos a la tumba que Richard previamente cavó para enlazar con esas tensiones durante la temporada con los Salvadores. El plan del habitante del Reino siempre fue utilizar un mártir en su cruzada para que Ezekiel se revelase frente a Negan y, a falta de candidatos, él mismo decidió ocupar su lugar en ese improvisado sepulcro. Ezekiel va a tener que tomar una serie de decisiones ante las presiones de éste mientras que hábilmente los escritores dan secuencias a Benjamin para conectarlo emocionalmente con Morgan. Resulta curioso también que el libreto ya nos avecine parte de esa crónica de una premonición anunciada desde su secuencia inaugural. Richard, por ejemplo, advierte a Morgan de que éste tendrá que volver a matar algún día… Es obvio que el personaje interpretado por Karl Makinen ha realizado una serie de maquinaciones para retrasar el tributo a los Salvadores y provocar que Gavin requise las armas a todos al encontrar un melón menos en la entrega. ¿Mi reino por un melón? Jared sabíamos que tenía algo personal con Richard y él mismo había aceptado su rol dentro de ese sacrificio. El problema es que Jared es, como tantos Salvadores, un psicópata en potencia y decide disparar en la pierna a Benjamin impactando emocionalmente incluso a Gavin por sus acciones. La entrega el duodécimo melón quedará en espera al día siguiente ya que es hora de que el grupo trate de salvar la vida de Benjamin. ¿Es de verdad el mártir que necesitaba El Reino?


Carol no va a poder evitar que sea el eje de acción. El destino va a traer la muerte directamente a su puerta y la llegada de Benjamin nos avisa de que los intentos de frenar la hemorragia de su herida van a ser en balde. Esa tumba tenía un hombre… Tiene un nombre. Morgan a va a descender de nuevo a sus infiernos personales y ese ‘rojo’ que tiempo atrás lo volvió loco le va a llevar a enfrentarse a una serie de flashbacks que en cierta medida sirven como homenaje al pasado del espectáculo. Es obvio que volver a esa tumba donde alguien deseaba ser enterrado provoca que Morgan descubra el melón que Richard escondió (de un modo un tanto ‘random’) y que las piezas de sus maquinaciones queden unidas. Volvemos de nuevo a ese herir a un oponente es herirte a sí mismo que quedó como remanente en Benjamin respecto a la filosofía de Morgan. Es posible que una de las razones por las que Morgan no quiera volver a matar es que regresaría a ese enfrentamiento directo frente a esa locura que rodea su alma, ese rojo que una vez le hizo descender a un infierno del que consiguió escapar gracias a una visión pacifista. ¿Matará de nuevo Morgan? «Si no lo haces, es como si te suicidarte. Alguien tenía que morir». En cierta forma, Morgan ya salvó la vida de Carol y ahora va a desafiar ese rastro de muerte y sangre que dejó el cuerpo de Benjamin. De nuevo, rojo sobre rojo… Aunque Morgan coja ese par de palos que representan su filosofía y su demencia estalla al hacer entrega Richard de ese melón y focalizar todo su odio contra el hombre que tenía una plan y que deseaba incluso seguir con el mismo utilizando a Benjamin como mártir. Richard tenía sus razones de peso y un trauma pasado que podía ser el mismo al que se enfrenta Morgan: ambos perdieron a sus esposas y a sus hijos. Richard no quiere que se repita el error y ha justificado sus acciones sobre tal fin aunque el problema de Morgan es que todos los sucesos le han dirigido directamente de nuevo a la locura. A su locura. ¿Siempre estuvo loco y 'El Arte de la Paz' fue un amera excusa? De este modo, la muerte de Richard puede ser una de los sucesos más impactantes de la temporada porque desentraña la enajenación de Morgan Jones y ese discurso que anteriormente se nos había inculcado: al herir (y matar) a su oponente el personaje no ha conseguido nada más que dañarse (mentalmente) a sí mismo. Richard podrá, al menos, se enterrado con el recuerdo de su pequeña Katy mientras que Morgan ha quedado atrapado en su propia demencia rememorando a Duane en vez de Benjamin. Morgan solamente puede abrazar la soledad y el camino de la muerte y la venganza y su visita a la casa de Carol obedece a expulsar todos los demonios que atenazan su ser. ¿De verdad que Carol desea la verdad si siempre ésta duele? Carol conocerá de mano de Morgan que Glenn, Abraham, Spencer, Olivia han sido las víctimas de los Salvadores y su líder y que éste destrozó a sus compañeros con un bate de béisbol. El plan de Morgan es ir matando a todos ellos uno por uno y Carol aquí actúa como un trampolín de salvación para aquel que ha quedado reducido al caos interior. Es interesante que ambos personajes se hayan ayudado el uno al otro a lo largo de su turbulenta relación y Carol, esta vez, es conocedora que Morgan está dañado y que debe renacer de nuevo. Sobre las cenizas de ese jardín se articula una metáfora en la que la lucha tendrá que esperar pero no ser olvidada. Es necesario que Henry aprenda también toda una lección y que la calma temple esa replantación de tierras ‘quemadas’. Otra cuestión es que Morgan viva atrapado en su demencia y saque punta a su bastón para aterrarnos tanto a nosotros como a sus próximas víctimas. Nosotros estamos a su espalda, conectando presumiblemente con sus alucinaciones y voces interiores. Incluso Gavin se acojonó bastante con el tipo… ¿Acabará Morgan encadenado por Ezekiel y siendo la pareja de fieras junto a Shiva o, por el contrario, será Carol aquella que adopte a la bestia como animal de compañía? Sea como fuera, la crisis de Morgan resulta inquietante y un tanto contraria. ¿O no había niños y sangre en Alexandria cuando Morgan se regía por su inflexible filosofía durante, por ejemplo, los brutales y sangrientos ataques de The Wolves? ¿Y qué pasa con Henry? ¿Es menos que su hermano? Es posible que Morgan no quiere reconocer que su filosofía es tinta mojada en tiempos de guerra y precisamente él se está preparando para el camino directo a la locura que desentraña esa alegoría y parábola. Recordemos, «herir a un oponente es herirte a ti mismo», así que no nos hiramos más pensando en la droga que se fuman los guionistas de esta serie algunas veces… Todo tiene un sentido y un porqué, incluso ese horripilante ciervo digital y esa vuelta al rojo en la mente de Morgan. ¿Próxima parada Colonia Hilltop? 

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

3 comentarios:

  1. Enorme como siempre Maldito bastardo!!
    Una pregunta, ¿Crees que TWD levantará cabeza? esta segunda parte de la temporada roza el ridículo en varios episodios.

    Saludos crack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo!

      De momento estamos ante la temporada más floja de la serie y parece que sólo va a mantener el tipo en suseason premiere y en el mid/season finale. Dicho lo anterior -y con la presentación de las comunidades y colonias-, la serie tendría que mejorar... aunque el 'ridículo' y los memes estén a la orden del día.

      Gracias por el comentario y contenido.

      Saludos bastardos. ;)

      Eliminar
  2. Y lo único que se les ha ocurrido es poner de nuevo a Morgan en plan dark, por favor, ahora hasta Negan va a parecer un peluchito a su lado. Esto sigue cuesta abajo y justo cuando todos pensaban que lo mejor iba a venir con Negan, que ironía...

    Saludos!

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...