martes, 12 de septiembre de 2017

1

Rick y Morty (3x07) The Ricklantis Mixup: Multiversos y otras genialidades del montón


Por episodios como “The Ricklantis Mixup” es normal que amemos a “Rick y Morty”. El séptimo capítulo de la tercera temporada de la serie creada por Dan Harmon y Justin Roiland nos lleva a las posibilidades de un multiverso capaz de encontrarse en dos simples personajes que, a su vez, revelan infinitas posibilidades. La propuesta de Adult Swim siempre se ha ubicado por encima de la media gracias a su calidad, muchas veces desmedida, y su vía para hacer frente al homenaje con nuevas soluciones narrativas. En el caso que nos ocupa una aventura en la Ciudad Perdida de Atlantis es un simple macguffin para mostrarnos el cosmos alrededor de la Ciudadela de los Ricks. Precisamente la jugada argumental es que tengamos un episodio sin Rick y Morty pero que, sin embargo, esté repleto de sus replicantes y dobles de otras dimensiones en el mismo espacio. La pregunta de Morty sobre cómo será su vida cotidiana nos lleva a inventos imaginativos como la ‘Oblea Simple’ de Rick Simple mientras que unas elecciones establecen el fondo. Aquí aquello que interesa a Harmon y Roiland da la impresión de ser una estructura cercana aThe Wire en la que vemos a policías corruptos, políticos y periodistas (e incluso operarios de alguna gran fábrica) conviviendo en ese mundo que bien pudiera tener su propio spin-off sin despeinarse. “The Ricklantis Mixup” emerge, por lo tanto, como una gran obra maestra repleta de posibilidades. Repasemos el capítulo. 

Todo se pudiera sintetizar en ese discurso ganador del Morty político destinado a erigirse como el gobernante de la Ciudadela de los Ricks:
La división que veo es entre los Ricks y Mortys que quieren a la Ciudadela dividida y el resto de nosotros. Lo veo dondequiera que voy. Lo veo en nuestros colegios, donde enseñan a los Mortys que somos todos iguales, porque se sienten amenazados por lo que nos hace únicos. Lo veo en nuestras calles, donde dan armas a Mortys, para que estemos tan ocupados luchando entre nosotros que no podamos combatir la auténtica injusticia. Lo veo en nuestras fábricas, donde Ricks trabajan por una fracción del salario de su jefe, a pesar de que son idénticos y tienen el mismo CI. El problema de la Ciudadela no son Mortys sin hogar o Ricks cabreados. El problema de la Ciudadela son los Ricks y Mortys alimentándose de la muerte de la Ciudadela… 

Es obvio que ese juego de personalidades sobre idénticos seres nos regala todo tipo de proposiciones en las que se acaba imponiendo un thriller político para presentar la identidad de ese candidato y, finalmente, vencedor de las elecciones en la Ciudadela. Se trata de Evil Morty —al que conocíamos de “Close Rick-Counters of the Rick Kind” (1x10)— y cuyo ex jefe de campaña se va a convertir en su principal antagonista. Ese Morty descubrirá, gracias a un Rick con información relevante, que el futuro posible presidente de la Ciudadela no es quien dice ser… ¿Podrá evitar en esta prototípica trama con guiños a “La zona muerta”



En “The Ricklantis Mixup” hay tiempo para todo e incluso una arco argumental homenaje al universo de Harry Potter. La búsqueda del Portal de los Deseos por unos Mortys no llevará a un viaje alegórico de ese gran hoyo donde la Ciudadela tira sus sueños rotos. O, lo que es lo mismo, su propia inmundicia y basura. Dan Harmon y Justin Roiland tratan de desmitificar su cosmos creativo mediante el humor y en el que no tengan reparos de poder aniquilar a sus propios protagonistas dentro de los márgenes de sus propias réplicas. 


Por otro, tendremos una trama a lo “Training Day” en la que un Morty ejercerá como policía corrupto y su nuevo compañero, Rick, como esa contraposición de un mundo oscuro en el que la ley tiene que actuar. La idea es que veamos que algunos Mortys no son en absolutos inocentes y esconden una extra dicotomía en la que desean ser niños normales pero, por el contrario, han sido empujados por el sistema a convertirse en los villanos de la historia. ¿La misma historia de siempre? ¿Ricks matando a Mortys? Puede que ese Evil Morty cambie la balanza o destruya todo en el intento… 


Pero, antes, tendremos una trama dedicada al humor negro y a los descubrimientos. ¿De verdad que existe una dimensión de las batidoras capaz de acabar con todo aquel que ose atravesar el portal? La cuestión es que toda maquinaria de consumo tiene un precio ético y moral y veremos, a lo Black Mirror, cómo una fábrica hace galletas con sabor utilizando los propios sentimientos de un alma torturada por toda la eternidad. La libertad tiene un sentido y un oscuro reverso que nos sirve en bandeja una analogía de la mentira y farsa que consumimos. ¿Nos importa si disfrutamos de cada bocado del precio a pagar? En ese comercial y anuncio de “The Ricklantis Mixup” curiosamente no hay mentiras sino pura y dura realidad escupida a la cara del consumidor. Tal vez la idea es que aquí se asocie ese discurso político que imprimen Harmon y Roiland a su universo. Evil Morty sobrevivirá a su atentado y no dudará en acabar con aquellos Ricks que manejaban los hilos de la Ciudadela antes, durante y después de un Consejo que nuestro villano va a pulverizar a sus intereses. Esa lectura de la política sobre temas siniestros como el orden, la hermandad y el poder nos lleva a unas posibilidades que quedan en la recámara creativa de “Rick y Morty”



Nuestros protagonistas regresarán de su genial aventura en la Ciudad Perdida de Atlantis que, en realidad, poco nos importa tras disfrutar de una obra maestra y uno de los mejores episodios de la serie de Adult Swim. ¿También hemos acabado absorbidos por el espacio ante ese gran despliegue de muertes y las perspectivas que nos ofrecen ese cúmulo de cadáveres de Ricks y Mortys por toda la galaxia? Nuevo departamento, nuevos códigos, nueva Ciudadela… ¿Una nueva serie? Sinceramente lo dudamos aunque Roiland y Harmon es seguro que retome toda esa gran proposición en la que emerge una crítica social como gran columna argumental. Desde la brutalidad policial a las artimañas políticas o corporativas, “The Ricklantis Mixup” establece un eje brillante entre personajes originales sobre patrones clásicos. Desde Cool Rick a Lizard Morty ese choque de mundos no ha llevado a una nueva genialidad y techo creativo que no duda en esconder esa sátira en la que se puede construir una sociedad de clases cuando la misma está compuesta por grandes cerebros y las mismas exactas personas. ¿Somos todos iguales o el multiverso y la política nos hacen tan diferentes? Tiempo para reflexionar mientras uno no acabe a la deriva en el espacio, claro.


Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

1 comentario:

  1. Impresionante capítulo, quizás el mejor de toda la serie, lo que es decir mucho. El momento en que empieza a sonar la canción de "For the Damaged Coda", inolvidable. La capacidad de dotar a cada personaje de una personalidad propia y profundizar en ella tan rápido (y eso que son todo Ricks y Mortys) es brillante.

    Me esperaba un buen episodio de Rick & Morty y sus aventuras por la Atlántida, y me han regalado una obra maestra de 22 minutos. En fin, gracias por hacer unas reviews tan cuidadas de esta gran serie, se agradece.

    Hecty

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...