lunes, 28 de agosto de 2017

17

Juego de Tronos (7x07) The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo): ¿El fin justifica los medios?


“Game of Thrones” ha hecho suyo aquello de que el fin justifica los medios y, para llegar al séptimo y último episodio de la séptima y penúltima temporada del espectáculo de HBO, es necesario revisar todo el recorrido de ciertas tramas y personajes. ¿Qué motivación existe, por ejemplo, en el Rey de la Noche para acabar con toda la humanidad? Sabemos que los caminantes blancos fueron creados por los Hijos del Bosque al verse en peligro de extinción por los Primeros Hombres. Su arma se acabó volviendo en contra de ellos e incluso de todo aquello que representaba la vida en sí misma. ¿Existe, por lo tanto, una analogía entre el Ejército de los Muertos y ese lento e inexorable camino hacia la muerte de todo ser mortal y terrenal? Sea como fuera, la Gran Guerra de “Juego de Tronos” es entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, entre el frío mortífero y el calor humano. En definitiva, la vida y la muerte frente a frente. En realidad, los seres humanos en la serie de HBO había demostrado ser completamente impredecibles y complejos, movidos generalmente por sus sentimientos interiores primordiales y creando un gran caos a su alrededor. Se había olvidado de algo que llevaba esperando su momento 8.000 años y cuya eternidad marca ciertos tiempos contraproducentes para algunas explicaciones. ¿Por qué ahora? ¿Qué ha cambiado y qué hubiera hecho si Viserion no se hubiera cruzado en su camino? Que el Rey de la Noche no tenga voz —y quede delimitado en su silencio— no deja de remarcar ese alejamiento al ‘juego de tronos’ inicial, con numerosas intrigas y giros de guion, para ceder a las influencias épicas de J. R. R. Tolkien. De este modo, se establece una gran contienda climática y climácica entre el bien y el mal. No obstante, si algo ha quebrado ese halo de previsibilidad, que podría sugerir esta temporada, han sido las acciones de Cersei Lannister para mantenerse en el Trono de Hierro. La leona va a seguir dando guerra a todos sus enemigos, ya estén vivos o muertos… Y, posiblemente, en Lena Headey esté el encanto de todo el asunto que quede por contar junto a esa tragedia griega familiar que establece la profecía en la que se encuentra atrapada. Por otro lado, los escritores han ideado una serie de argumentos para quitar del medio todo el peso de tramas secundarias. Adiós a los Tyrells, a los Martell, a los Tarlys e incluso a Meñique… Aquí lo que importan ya son esos dos bandos y, por supuesto, Cersei en pie de guerra conspirando de fondo. Las intenciones han sido, por lo tanto, unir a los Stark y fragmentar a los Lannister, modulando el previsible Jonerys y posicionando claramente esos frentes que dictaminarán el clímax final de la serie. ¿Se podía haber hecho todo de un modo distinto en estos siete episodios? ¿Se tendrían que explicar más y mejor ciertas intenciones y muchos cuestionados recursos de guion? ¿Por qué han optado por muchas decisiones alrededor de Bran Stark, por ejemplo, sin aportar un ápice aclaratorio a sus intenciones y silencios de temas primordiales? Aunque la pregunta que nos tendríamos que plantear debería ser, sin embargo, otra: ¿qué desean conseguir exactamente David Benioff y D.B. Weiss? Quizás el fin (que tienen en mente) justifique los medios aunque, para ello, tendremos que ver qué fin (y cierre) nos tienen preparado… Repasemos “The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo)”, season 7 finale de “Game of Thrones”.

En Desembarco del Rey teníamos pendiente ese encuentro de dos frentes condenados a entenderse aunque, sin embargo, nada puede ser predecible ante una dragona impulsiva y una fiera leona que no dudará en destruir a sus enemigos con cualquier clase de artimaña. Primero, los preparativos. Una de las guías de la presente temporada para el desarrollo de la historia ha sido las mecánicas propiciadas por Jaime Lannister y Bronn y la llegada de las fuerzas de Daenerys Targaryen es motivo suficiente para supervisar a los ejércitos de los Lannister y su despliegue alrededor de la ciudad que tratan de proteger. ¡Más barriles de aceite! ¿Es la guerra? Los Inmaculados llegarán comandados por Gusano Gris en esas pulcras y lineales formaciones mientras que la dirección de Jeremy Podeswa se centra en los detalles de esa armada de… ¿hombres sin verga? El universo de “Juego de Tronos” siempre se ha establecido sobre recursos un tanto socarrones que desdramaticen el tono de seriedad impuesto, como si en cierta medida no quisiera tomarse en serio a sí misma y puntualizar el género de aventuras sobre toques de humor. Las risas, sin embargo, escoden otra clase de tragedia más grave que la castración. Quizás ambos personajes se planteen si toda esta situación desembocará en un asedio real. Nadie lo quiere y ellos han tratado de buscar una vía de sobrevivir a los dragones de la reina rival. Quizás la escasa y preliminar inquietud de Bronn se transforme cuando la horda Dothraki, con miles y miles de hombres rodeando las murallas como una tormenta, grite al unísono presentándose como una fuerza a temer. Tal vez un ejército de hombres sin verga no sean una amenaza palpable y sigan estando en el bando ganador pero si algo ha ido dejando los muchos episodios previos es que Bronn es un mortal (y un superviviente nato)… Nadie quiere estar en el bando perdedor… ¿Lo están ellos? Es preciso señalar que la reina aspirante al Trono de Hierro es aquella que se ha dejado influir inicialmente por Tyrion y, posteriormente, por esa revelación que ella misma presenció en primera persona. Sabemos que el ímpetu de Daenerys hubiera llevado su cruzada a Desembarco del Rey y, tal escenario, no hubiera conducido su reinado a buen término. O, lo que es lo mismo, la resolución habría sido una simple corona con fecha de caducidad. Tyrion quiere algo mejor y va a mover sus cartas de manera cuidadosa sabiendo que está jugando con gente tan traicionera como su hermana Cersei o el propio Euron. Justamente el tío de Theon Greyjoy es aquel que ha cerrado (en el sentido literal) la Bahía del Aguasnegras para permitir únicamente el paso de los buques que él desee. Silencio preside de manera terrorífica ese escenario… La Rompedora de Cadenas no se encuentra presente ya que se entiende que Tyrion no desea que se convierta en un objetivo fácil y, además, tendrá que hacer su magna carta de presentación a través de esos dragones que podrían derretir las ciudades en poder de los Lannister. En cierto modo, “Game of Thrones” siempre ha sido un viaje circular a través del crecimiento de sus personajes y reencuentros. Tyrion, de este modo, va servir de guía a Jon para la presentación de esa gran capital en la que viven un millón de personas e incluir un guiño humorístico marca de la casa Lannister. Jon es obvio que piensa en números y posibilidades dentro de ese monotema que se acapara su cabeza: un millón de habitantes es una armada de un millón de espectros al servicio del Rey de la Noche. Tyrion, por su parte, es conocedor de que tanto el trabajo como los burdeles son el reclamo perfecto para Poniente. Es el sistema establecido, parte de esa rueda que se quiere romper.


Sabemos que ese fin justifica los medios y la idea es convencer a los actuales enemigos de Daenerys Targaryen de la existencia del Ejército de los Muertos y que el Rey de la Noche representa esa inexorable muerte que acecha a todo el continente. Se trata tanto de un cuento como de una analogía que ahora se ha materializado completamente. Y da lo mismo el bando en el que uno esté. El Perro nos recordará que la carga sigue viva (?) y coleando aunque la tensión sigue vigente entre esos bandos que ahora se encuentran frente a frente. La reunión que decidirá todo aguarda… La idea de “The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo)” es que se vayan posicionando otros esos frentes y personajes y que el espectador, simultáneamente, trate de olvidar esos cuestionados giros de guion y decisiones argumentales inverosímiles que condujeron la historia hasta este punto. Vamos a ver cómo Cersei Lannister se prepara para ese encuentro en Pozo Dragón, que va a marcar los tiempos de la actual guerra en la que se halla inmersa y se preocupa de los asistentes. Qyburn informa de que todos los aliados y asesores de Daenerys se encuentran de camino y las posibilidades podrían incluso sentenciarlos a todos ellos en cuestión de un suspiro o fulgor de dragón. La razón es que uno de los escenarios es que Daenerys de la Tormenta utilice tal evento para masacrarlos desde las alturas… ¿Piensa mal y acertarás? Desconocemos cómo lo haría La Montaña pero sus órdenes serían ejecutar a toda la cúpula del bando enemigo (incluida a Madre de Dragones) si surgiera alguna clase de improviso. Aquí también se perfila el odio infinito y asesino de Cersei ya que su orden delimita sus propósitos: Daenerys, Tyrion y Jon son las prioridades si algo sale mal… Para el resto, La Montaña tendrá barra libre a su libre y monstruosa elección… Tanto Cersei como su Mano son conocedores de que Daenerys no les aplicará el mismo correctivo que ellos mismos realizaron en el Septo de Baelor: todos, sin excepción, destruidos… Nadie en la audiencia teme que la Rompedora de Cadenas realice una maniobra así porque, en realidad, aquello que sintetiza este ‘season finale’ es el valor de la palabra de las personas. Las mentiras son aquello que les ha llevado irónicamente a ese punto sin retorno. Muchos telespectadores han cuestionado los puntos de giro y decisiones argumentales de David Benioff y D.B. Weiss pero el conflicto de Madre de Dragones ha sido dudar en convertirse en un monstruo como su rival. Considero que los propios escritores y productores han utilizado el ‘fanservice’ como deus ex machina y que su pirueta mortal es retroalimentar toda la controversia que genere al otro lado de la pantalla a los propios cliffhangers del espectáculo de HBO. Siempre ha estado presente en las mecánicas de Tyrion la lectura sobre la contrainsurgencia y la propia política de los estados. Es debido a que nadie ha podido ganar la confianza de un país/estado invadiéndolo e incluso la preferencia de monstruosos gobernantes a un ‘invasor’ resulta baste didáctica para comprobar que Cersei aspira a mantenerse en el trono porque cree que puede controlar, como ovejas, a ese pueblo que realmente la sigue porque la teme… y una permuta con una Reina Dragón que derrita ciudades no supondrían un cambio real. Benioff y Weiss han deseado justificar todo lo anterior en esta temporada sin importa el precio de credibilidad a pagar. Podían haberlo hecho mejor… o peor… pero su decisión ya está tomada y no nos queda más remedio que aceptarla, arqueando nuestra ceja en menor o mayor proporción.


Sobre la colina de Rhaenys, se halla Pozo Dragón que representa también ese tiempo pasado que ya parece muy lejano y que evoca Tyrion… pero, ahora, se ha hecho presente con el regreso de los dragones a Poniente… aunque, en cierto modo, esta temporada trata sobre exilios y cómo los reencuentros están moldeando el futuro de un continente en apuros. El resto también es puro ‘fanservice’. El (re)encuentro entre Brienne de Tarth y Sandor Clegane, por ejemplo, obedece para que ambos dejen claras sus alianzas y también hablen de Arya y su capacidad para defenderse sola y de acabar con todo aquel que se cruce en su camino. Algo similar vivimos con la nueva reunión de Tyrion y Bronn, diseñada para que ambos personajes comprueben aquello que ellos mismos han gestionado. Podrick Payne también se alegrará de ver a aquel que tiempo atrás protegió. Los vínculos con Tyrion (y su ‘verga’ mágica) también están presentes y sin su alianza con Bronn difícilmente esta cumbre se hubiera producido. Bronn conoce bien a los dos hermanos Lannister. Ha vivido grandes aventuras con (y por) ellos y, en realidad, ese viaje circular lleva a esa mercenario a ver un antes y después en la figura de Tyrion ya que éste, decididamente, cree en esa reina que podría cambiar todo en los próximos cien años. La imagen de Bronn, sin embargo, es la de una mujer que se cruzó en su camino a golpe de «Dracarys» y que casi carboniza a Jaime. Él, no obstante, es un superviviente y, pase lo que pase, saldrá como el héroe del encuentro ya que, en realidad, está llevando la cabeza de dos traidores a Cersei… Pese a todo, la idea es que Podrick y Bronn se pongan al día… ¿en uno de los burdeles que frecuentaban? 


Cersei ha realizado los preparativos necesarios para ordenar en un círculo dentro de la fosa de Pozo Dragón las sillas necesarias para dotar de sentido el encuentro que le dé una oportunidad de seguir con sus maquinaciones. He aquí una clara lectura de otro tipo de contienda en esa arena de una especie de coliseo… La tensión, el silencio. ¿Morirán en esa ciudad de ‘mierda’ según el Perro y todas las grandes y estúpidas ideas de los Lannister están siempre ejecutadas por un Clegane? El problema es que Daenerys no ha hecho acto de presencia y la reina Cersei no le gusta ser el segundo plato y parte alejada del foco de atención. Antes, tenemos ese juego de miradas y reencuentros entre todos los presentes y aquel que rompe el hielo es Sandor frente a Gregor y los fantasmas del Cleganebowl resurgen de un modo un tanto gratuito… aunque tendremos que esperar a tal envite. Del mismo modo, Cersei parece más preocupada de las miradas de Jaime y Brienne que de ese sonido de un dragón que sobrevuela los cielos. “The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo)” es obvio que posiciona la entrada de Daenerys por todo lo alto. A lomos de Drogon y con Rhaegal en la retaguardia, echando abajo parte de esas reliquias del pasado para conceptuar esa metáfora de un tiempo futuro que se avecina en Poniente. Esas bestias ahora sobrevuelan el cielo alrededor de esa cumbre pero Cersei es un monstruo al que poco o nada algo puede sobresaltar. ¿Lo hará ese espectro que le será revelado? Cersei también desea antes tantear al enemigo, tratando de humillar a su rival e incluso dejando alguno de sus perros de presa (Euron) que ladren antes de cualquier clase de pacífico debate ante las cómplices miradas de los hermanos Lannister. Euron quiere someter a su sobrino a cambio de la vida de Yara y no lo importa incluso destruir cualquier posibilidad de paz que dese armisticio. La tensión crecerá e incluso La Montaña se prepara para proceder si fuera necesario… No obstante, todo parece ser un teatro orquestado con Cersei para dejar claro quién es aquella que mueve a los hombres en el lugar. Esta lectura feminista, sobre dos soberanas capaces de reducir a la devoción absoluto a los hombres a su alrededor, es un contrapunto interesante hasta que Tyrion y sobre todo Jon toman la palabra para introducir a ese ejército al que no se les puede matar porque, precisamente, ya están muertos. No hay negación posible con un ejército de cadáveres que desearían llegar a Desembarco del Rey para hacerse con un millón de nuevos soldados… Cersei está aquí para burlarse de todos ellos y, en cierta medida, de las decisiones argumentales de David Benioff y D.B. Weiss. ¿Y si, después de esos giros de guion cuestionados y cercanos a gratuitos deus ex machina, Cersei se levantara y se fuera de allí? ¿Y si no le importara en absoluto que las ovejas sin cerebro a las que gobierna fueran ovejas muertas? Tenemos claro que la única posibilidad de convencer a Cersei es con una prueba y el plan de Tyrion contaba con ese elemento. La actual reina que se sienta en el Trono de Hierro nunca dejará la capital desprotegida ni enviará a sus hombres al Norte… hasta que se enfrenta cara a cara con ese espectro conducido por el Perro al lugar. Aquí surge también una línea sardónica de tensión en el mutismo de acción de esa criatura diabólica. Una cadena es la única separación entre esos dos monstruos que ahora se ven las caras. Frente a frente. Cersei, por primera vez en mucho tiempo, contempla el espanto y un extraño reflejo de aquello en lo que se convertirá; en lo que se convertirán todos. Recordemos que estamos ante una temporada ‘fanservice’ e incluso la fascinación de Qyburn por ese ejército de 100.000 muertos, al menos, seguramente sea parte de una piedra filosofal para sus nuevos experimentos. Solamente el fuego y el vidriagón pueden detenerlos y Jon apela a la demostración para para conseguir el respaldo de los Lannister. Y parece que lo ha conseguido. No así en el caso de Euron, que también va iniciar su estrategia. Desde que conoce que los espectros no pueden nadar, decidirá llevar la Flota de Hierro a las Islas del Hierro hasta que la Gran Guerra haya pasado. Su diálogo con Daenerys no sabemos si también está destinado a una oscura declaración de amor o parte de una consensuada estrategia con la reina a la que pretende desposar. 


Aquí se presenta una amenaza que Cersei y Jaime ya ven como real y, sorprendentemente, todos parecen estar de acuerdo en detenerla a cualquier precio; dejando sus diferencias detrás para dar sentido a todo lo que han sufrido y pasado tiempo atrás. La Gran Guerra también contará con los Lannister… aunque toda acción de Cersei tiene un precio y el de su alianza es que el Rey del Norte se quede al margen del enfrentamiento de reinas cuanto todo haya pasado. Es cierto que Cersei no puede confiar en la palabra de Daenerys pero sí en el hijo de Ned Stark. El problema es que Jon es incapaz de mentir y su honor siempre ha estado por encima de todo: incluso de la posibilidad de perecer. De este modo, Jon confesará su compromiso con Daenerys de la Casa Targaryen. Tal giro de acontecimientos agita a todos los presentes por diferentes motivos ya que, da la impresión, de que Davos desconocía que su rey había dejado de ser rey. Cersei, con tal perspectiva, no tiene ninguna intención de ayudar a aquellos que después acabarán con ella… por lo que abandonará el lugar y dejará a Jaime atrapado en su propio conflicto y en un mar de dudas de cómo proceder. Jaime ha sido llamado a su destino pero la decisión de su reina, hermana y amante ha destruido cualquier posibilidad de honor que le confiere su arco redentor. Que Brienne apele al honor de Jaime por encima de lealtades deja claras las intenciones de un personaje que ahora ve que la Gran Guerra —y la amenaza que supone— va más allá de casas, honor y juramentos. Brienne insta a Jaime para que hable con su reina aunque todo parece infructífero. Daenerys también está dividida. Agradece la lealtad del Rey del Norte pero su acción ha puesto en peligro todo y significa que la muerte de su dragón —e hijo— fue para nada. Tyrion, por su parte, hubiera preferido que Jon Nieve mintiera… aunque hubiera sido un poco. Pero aquí Jon establece el leitmotiv de este season finale: el juego de tronos (y por extensión, la política en Poniente) estuvo alentado por promesas rotas y traiciones, las palabras perdieron su significado y las mentiras se estilizaron. Y mentir no ayudara a vencer al Rey de la Noche… ¿Está todo perdido? Si Daenerys se desplaza hacia el Norte, su rival recuperará todos los territorios…


¿Podrá Tyrion arreglar las cosas? ¿Será capaz de sobrevivir en una cueva con una gran y venenosa serpiente él solo? Su viaje a la Fortaleza Roja nos deja claro que La Montaña no está por casualidad en el eje de la acción ya que se ha introducido de muchos personajes allí presentes. Tyrion, por ejemplo, perdió su juicio por combate por ese ser y fue sentenciado a muerte. Ese ambiente circunstancial, donde los monstruos cada vez son más monstruosos, va a romperse con la auténtica naturaleza de la secuencia: el esperado enfrentamiento dialéctico de Tyrion y Cersei. Aunque, antes, veremos ese diálogo entre hermanos que les posiciona como un par de idiotas que parece que ya están cerrando las heridas que quebraron su relación. La actual reina de Desembarco del Rey es conocedora de los gustos de su hermano y no duda en insultar a Daenerys como «una puta extranjera que no conoce su sitio». También su afán destructivo con su familia no va a hacerse de esperar… todavía conociendo que Tyrion no tuvo nada que ver con la muerte de Joffrey. La cuestión es que Cersei no odia a su hermano por matar a su padre sino por masacrar aquello que representaba: ese león que temían todos sus enemigos y cuya pérdida sentenció a su familia. Cersei va a acusar a su hermano de matar indirectamente a Myrcella y Tommen ya que, para ella, nadie les hubiera tocado si Tywin hubiera estado vivo. Nadie se hubiera atrevido. Tyrion está dispuesto a sacrificarse para resarcir la venganza de su hermana pero, por un motivo que desconocemos, Cersei no da la orden mientras sus dientes se aprietan. El futuro es la clave. Su rival eligió un consejero que pudiera mantener a raya sus peores impulsos en vez de alimentarlos. Cersei no quiere hacer un mundo mejor ni salvaguardar su ira en su interior. El espectro destruyó todos los ideales de esa reina en la ya no habría nada que proteger… Tyrion amaba a sus sobrinos y el embarazo sale a la luz como nuevo eje ya que existe una línea de evolución desde el comienzo de la temporada. Cersei ahora tiene algo por lo que luchar pero, al mismo tiempo, una debilidad sobre algo que perder… Tyrion ve el alegato perfecto para convencer a su hermana aunque, ¿está todo perdido? Da la impresión de que sí aunque Cersei, sorpresivamente, cambia de parecer para luchar frente al Rey de la Noche y sus hordas… dejando claro que espera que en el futuro su ayuda fue dada de manera incondicional y sin garantía por parte de sus actuales enemigos de destruirlos. Cersei espera que ese movimiento sea tenido en cuenta cuando la Gran Guerra acabe…Y el futuro también aparece en la conversación de Jon y Daenerys con esa maldición de fondo que impide a Madre de Dragones a tener más descendencia que las de sus bestias… 


El Invernalia tenemos el otro gran eje argumental del season finale. Da la impresión, de que “Game of Thrones” ha acabado delimitando y agrupando sus muchísimas tramas y personajes en apenas un par de frentes. E incluso todo aquello que vamos a vivir en Invernalia podemos entenderlo como una culminación de todo lo vivido anteriormente. Se trata de un clímax antes del desenlace final. Un cuervo dará buena cuenta de lo vivido en la cumbre y dará pie a Meñique a sus maquinaciones al renunciar Jon a ser el Rey del Norte en pos de la Reina Daenerys. ¿Por qué tendría que consultar Jon a Sansa cuando nunca lo hizo antes? Lord Baelish es un experto manipulador y generador de caos al sembrar las semillas del mal en el interior de otras personas con poder. El plan de Meñique pasa porque Sansa convenza a los Señores del Norte para seguir a una reina extranjera y optar por eludir la contienda contra el Ejército de los Muertos. ¿Qué ocurrirá si se destituyera a Jon Nieve? Una de las grandes dudas que teníamos a lo largo de la temporada era si Sansa estaba llevando otro tipo de juego con el maestro de juegos y su instructor. De juegos va el asunto y Lord Baelish siempre ha establecido en pensar lo peor la vía para no sorprenderse con las acciones de las personas que controla. Da la impresión, de que Arya se está poniendo una y otra vez en medio de los planes de Meñique y Sansa señalará que es demasiado fiel a Jon para consentir una traición de tal magnitud. En realidad, el plan de Meñique es forzar a Sansa a asesinar a Arya y, pase lo que pase, verse fortalecido en el proceso. Sansa, por su parte, hace conocer a Meñique que Arya pertenece a los Hombres Sin Rostro y que para ellos asesinar es un simple juego… y Sansa también está dispuesta a jugar a toda esa partida que parece ha iniciado Lord Baelish. ¿Qué conseguirá Arya asesinando a Sansa por traicionar a su familia? ¿Serán pruebas suficientes una carta escrita desde su cautiverio de los Lannister? Meñique tiene claro que aquello que puede accionar los resortes internos de su amada (?) es precisamente perder el poder y la imagen de Arya como Señora de Invernalia no entra en los planes de Sansa… Es asumir lo peor. ¿Y se le pasará por la cabeza a Sansa acabar con su hermana para frenar esa amenaza? 


El gran bando humano que va a luchar frente al Rey de la Noche tiene que preparar su estrategia. Daenerys ahora tiene que mover ficha. Ha llegado para salvar al Norte, no para conquistarlo y navegará junto a Jon… por mucho que la cara de Jorah dé de nuevo la impresión de estar dedicada a los espectadores que nos encontramos al otro lado de la pantalla. ¿No es la historia más trágica de todo de “Juego de Tronos”? Como estamos en la temporada del ‘fanservice’, vamos a tener una conversación de Theon y Jon sobre hacer lo correcto. Ciertamente el Theon Greyjoy quiso ser y ejercer como otro Stark pero nunca supo aquello que significaba, acabando atrapado en dicotomías… Jon ofrece a Theon la posibilidad de una redención y tomar la responsabilidad de las cosas terribles que ha cometido. Theon va a tener claro que su deber es buscar a su hermana y, tal posicionamiento, es parte de ese juego del destino con un personaje que ha de redimirse consigo mismo y con su propia familia. Theon necesita los barcos Greyjoy pero, sin embargo, se topará con la negativa de los Hombres del Hierro ya que éstos decidieron seguir a Yara y no a su hermano. Probablemente su lideresa ya esté muerta y sus planes inminentes son navegar hacia el este y hacerse piratas… alejándose lo máximo posible de Poniente y el Ejército de los Muertos. Harrag da la impresión de focalizar todo ese pensamiento y la idea de que Theon no es uno de ellos al estar sometido tanto a su mediohermano como a dos mujeres… Es inevitable un enfrentamiento físico aunque Theon descubrirá que su castración puede ser un perfecto escudo y maniobra de defensa. De nuevo, la comicidad pretende buscar resquicios en todo el concepto dramático de la serie. En este punto, Theon volverá a nacer como un Hombres del Hierro en esa playa y el rescate de su reina parece inminente… ¿Será una pieza argumental necesaria para descubrir los auténticos planes de Euron? 


La razón es que “Juego de Tronos” no sería igual sin Cersei, sus maquinaciones y esa relación explosiva, incestuosa y tóxica con su hermano. Veremos cómo Jaime comienza a dar instrucciones a varios de sus tenientes para coordinar el despliegue de tropas en esa sala del mapa que ha sido uno de los epicentros de las tramas de Desembarco del Rey. Cersei se sorprende al ver aquello que plantea Jaime ya que sus intenciones reales son no mover ni un dedo y que el ‘niño y la niña bonita’ combatan solos contra los monstruos. Euron también cumplió su parte del engaño y va a transportar a la Compañía Dorada a Poniente como auténtico jaque mate a sus enemigos. Era el plan desde un principio. No había otro salvo una planificada mascarada para hacer creíble su traición. Es el plan, el único plan. Jaime ha visto que no tendrán ninguna oportunidad frente a los dragones aunque Cersei se percató de la ausencia de uno de los mismos y entiende, por lo tanto, que son vulnerables. La leona siempre se ha revelado en esta temporada como el más fiel aprendiz del maestro de su padre y todo el oro conseguido en Altojardín comprarán a esos 20.000 mercenarios y sus elefantes para acabar definitivamente con la contienda. Nadie se aleja de Cersei. Ni Euron ni, evidentemente, Jaime… Sabemos que existe una profecía en el aire y aquí surge el conflicto entre ambos existe una lectura distinta e incompatible del honor y la traición. ¿La lealtad puede convertirse en felonía? Los guionistas quieren estirar otro de los mejores momentos de “The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo)” con la posibilidad de que Cersei mande matar a su propio hermano y amante siendo La Montaña el verdugo. ¿Se atreverá a dar la orden? Ese déjà vu propicia una lectura interior a Cersei de que pudiera ser ella misma aquella que esté destrozando a su familia a través de sus acciones. No Tyrion, no Jaime… sino la propia Cersei. El perdón no tiene cabida en ese monstruo sin corazón que ve ya en ese ser que lleva en el vientre lo único que le queda de su propio linaje. Lo está perdiendo todo, a todos… Cersei no se atreverá a dar la orden aunque el gesto previo destruye por completa la relación de esos inseparables hermanos y amantes. Será Jaime aquel Lannister que cabalgue solo hacia la épica mientras que irónicamente en Desembarco del Rey comienza a nevar remarcando que el invierno también ha llegado inexorablemente a la capital de Poniente. Nada ni nadie están a salvo ya… 


Aunque el season finale de “Juego de Tronos” ha tenido la suficiente tensión, falta un elemento principal como la muerte de algún personaje principal. Y, recordemos, Arya ha sido convocada al Gran Salón de Invernalia tras una secuencia en la que Sansa medita en las murallas de su reino su siguiente movimiento. Lord Royce y los Caballeros del Valle rodean esa habitación en la que Arya está en el centro de todo y Meñique observa, desde la distancia, aquello que ha puesto en marcha. Todo parece indicar que Sansa va a cometer traición sobre su familia y a asesinar a su hermana pero, sin embargo, la acusación de asesinato y traición va dirigida para… Lord Baelish. Por primera vez en la serie de HBO, vamos a ver sorprendido a ese experto maquinador de conspiraciones y, rápidamente, entenderá que Arya no estaba allí como acusada sino como la ejecutora de su hermana. ¿Cómo responderá a esos cargos Meñique? El conflicto entre los Stark y los Lannister, recordemos, fue iniciado por Petyr Baelish y sus maniobras siempre han sido poner la familia contra la familia, a una hermana contra otra. Sansa ha aprendido de su instructor de una manera lenta pero, no obstante, inapelable. La idea es que en esta secuencia todas y cada una de las artimañas y escalones que ha construido Meñique para ascender, en esa escalera llamada caos, sean destruidas una a una… ¿O quién mejor que el Cuervo de Tres Ojos para sentenciar unos hechos que, ahora, ya no han quedado ocultos? Lord Baelish se da cuenta de que es su fin y trata desesperadamente de salir del lugar para volver a Nido de Águilas rentabilizando su título de Lord Protector del Valle. Nada sirve ya, sus máscaras han caído una a una. No hay salida. Meñique nos interesa (y nos ha interesado) por su complejidad, como un escorpión que ama pero es incapaz de seguir respirando si no traiciona a esas personas que dice proteger. En la escena también existe una clara predisposición a ese viaje circular en el que los personajes han regresado al principio. Y su traición a Ned Stark está presente… y él ahora la va a vivir en sus propias carnes. Digamos que todo lo que ha construido, temporada a temporada, se vuelve en su contra. Incluida sus palabras alrededor de la justicia y cómo ésta ha de ser ejecutada. Podemos cuestionar que la secuencia climácica de “The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo)” ha sido rodada desde esa celeridad propia a la muerte que coge a un personaje principal de improvisto. Arya no va a dejar espacio ni al dramatismo ni a más lágrimas ya que la sentencia de su hermana no puede hacerse esperar. La daga de Meñique es, por tanto, la mejor síntesis para delimitar su breve espacio para respirar y morir agónicamente con su cuello rebanado en apenas unas milésimas de segundos. Es el fin de la mentira y el comienzo de la verdad en Invernalia. 


Como “The Dragon and the Wolf (El dragón y el lobo)” no podría finalizar sin ciertos avances, veremos que llegada de Sam y Gilly a Invernalia viene enmarcada en el encuentro que tendrá el amigo de Jon con Bran. Ambos tienen que ponerse al día y Sam descubrirá, de un modo un tanto humorístico, que no todos los conocimientos de Bran vienen de sus poderes como Cuervo de Tres Ojos. Los escritores han pensado en este encuentro para que la verdadera identidad que Jon sea descubierta y que su secreto deje de serlo según pise Invernalia. ¿Por qué ha esperada Bran hasta este momento? Al mismo tiempo que el Jonaerys se formaliza, con la secuencia de sexo previsible y de rigor (y con Tyrion Lannister de ‘sujetavelas’), Sam y Bran compartirán sus descubrimientos para que confirmemos que la Rebelión de Robert fue una gran farsa al amarse y estar casados Rhaegar y Lyanna. Bran decía saber todo pero le quedaban rincones del pasado que explorar. Ned Stark sabía toda la verdad y el auténtico nombre de Jon Nieve: Aegon Targaryen. Esa promesa nunca pudo ser cumplida… aunque el destino y los poderes de su hijo activaran una extraña manera de que ese juramento sea haga realidad. Jon, en realidad, es el auténtico heredero al Trono de Hierro y considero que es la vía escogida por los escritores para que, de este modo, Daenerys Targaryen llegue al Trono de Hierro… aunque desconozcamos si Jon será el príncipe que fue prometido y se sacrificará en todo el proceso para destruir al Rey de la Noche. ¿Significa todo lo anterior que Daenerys se casará con Jon en Invernalia y ésta quedará en cinta de él para perpetuar a los Targaryen? De momento, aquel «tenemos que decírselo» es una proposición en el aire. Algo que no vamos a ver con la resolución del arco argumental alrededor de Arya y Sansa. Las hermanas Stark miran ese paisaje nevado y evocan tanto a su padre como todo el recorrido que llevado a ambas a este punto. Su viaje estuvo plagado de calvarios y, ahora, una entiende a la otra (y viceversa). Ambas se respaldan y Arya es conocedora que Sansa es una mejor Señora de Invernalia de lo que nunca podría haber conseguido ella. Del mismo modo, Sansa ve que Arya es la persona más fuerte que jamás que ha conocido y que su hermana podría haber soportado todos los pesares y traumas que ella sufrió. Las Stark están unidas y parecen invencibles y hará todo lo necesario para proteger a su familia y seguir la estela de su padre. 


Como no podíamos acabar de otro modo, las visiones de Bran nos llevarán a Guardiaoriente del Mar para que Tormund Matagigantes y Beric Dondarrion sean testigos de las acciones del Ejército de los Muertos y, sobre todo, el Rey de la Noche. Sabíamos que el gran villano de “Juego de Tronos” había transformado a Viserion en un caminante blanco sin que conoceríamos qué clase de poderes desplegaría. Da lo mismo que un gran y populosa armada de muerte y destrucción se persone enfrente del Muro emergiendo del bosque. Aquello que importa es ver cómo esa ráfaga de llama azul que brota de las fauces de Viserion es capaz de ir destruyendo esa gran muralla que servía de protección al mundo de los hombres. Se trata de una pequeña película fantasmagórica. No hay nada que pueda hacer para detenerlo y ni siquiera sabremos cuál será el destino de Beric o Tormund en esa explosiva escena que pulverizará esa parte del Muro. Viserion ha abierto una vía para que el Rey de la Noche puede hacer que sus 100.000 muertos vivientes puedan atravesar aquello que separaba el mundo mortal de ese otro gélido y plagado de expiración… El invierno, a fin de cuentas, ya está aquí… 




A continuación, todas las reviews de la séptima y penúltima temporada de “Juego de Tronos”:

♛ 7x01 “Dragonstone (Rocadragón)

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

17 comentarios:

  1. Esperar un año y medio para ver la temporada final es la muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola luis boy888,

      Todavía no hay nada oficial. Dependerá de cuándo empiecen a rodar pero se habla de primavera de 2019... Así que sí, tendremos que teorizar qué va a suceder si es que no la vuelven a filtrar en Reddit o 4chan los arcos argumentales y fragmentos de los guiones.

      El Iniverno llegó para nosotros...

      Gracias por el comentario y saludos bastardos!

      Eliminar
  2. Este review sobre el capitulo final de esta temporada es mas extenso q todos los libros q escribio G.R.R.Martin. No entiendo el sentido de escribir tanto sobre un capitulo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo!

      Sí, es posiblemente la review más larga que hecho y no solamente de GOT.

      No obstante, he tenido quedas de todo tipo:

      -Si hacía recapitulaciones (estrictamente hablando)... porque hacía recapitulaciones sin aportar nada más.
      -Si hacía reviews (estrictamente hablando)... porque tenía que incluir más recapitulación.
      -Si hacía reviews con tono de humor... porque hacía reviews con tono de humor.
      -Si hacía reviews serias... porque hacía reviews serias.
      -Si hacía reviews cortas... porque eran cortas.
      -Si hacía reviews solamente con las sensaciones que me transmitía sin spoilers del episodio... porque no metía material de resumen en las mismas.
      -Si hacía reviews intermedias... porque eran intermedias.
      -Si hacía reviews "positivas"... porque eran "positivas" y era un vendido.
      -Si hacía reviews "críticas"... porque ya no estaba en nómina de la productora/cadena.
      -Si hago reviews lo más completas posibles... porque son muy laaaaargas.
      -Y, así, hasta el infinito...

      En fin, que haga lo que haga... no va a gustar a alguien. Y este blog es sin ánimo de lucro y escribo lo que quiero y cuánto quiero al respecto. Y, evidentemente, según el tiempo que tenga para dedicarle a tal fin. He ahí su sentido.

      También hay que tener en cuenta que si el capítulo da para una review de más de 6.000 palabras es que o el capítulo ha sido muy largo o tenía mucho material que contar. Hay reviews en Youtube que duran igual o más que los propios episodios de "Juego de Tronos": hay mucho material que analizar, conviene realizar apuntes de la propia historia/personajes y lanzar teorías futuras. Y eso es bueno. Pero ESO también significa si se quiere contar todo la cosa se exceda bastante. Esta serie no admite la concisión si se quiere contar todo... Tenga en cuenta, que la recapitulación y resumen oficial de HBO tiene ya 1.402 palabras... y faltan bastantes detalles. Así que si ve una review de este season finale de menos de 4.000 palabras es que no es que sobre sino que AHÍ FALTA ALGO. ;)

      Gracias por el apunte y comentario.
      Saludos bastardos.

      Eliminar
  3. Capítulo plagado de momentazos al más puro estilo GOT como el dialogo entre Cercei y Tyrion, la muerte de Meñique y la tensión. Entre Jaime y Cercei, pero lo que no tiene precio fue la caída del.muro y el dragón!! Madre mía! El dragón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bookeater,

      Mis escenas favoritas son aquellas que protagoniza Cersei con sus hermanos. La caída del muro no deja de ser algo previsibles pero necesario y me encanta en tono fantasmagórico que le han dado al asunto.

      Ahora... a esperar... :(

      Gracias por el comentario y saludos bastardos.

      Eliminar
  4. Lo que si parece, es que dejaron de pagarle...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,

      Dese por contestado en el siguiente comentario:

      http://historiasbastardasextraordinarias.blogspot.com/2017/08/review-game-of-thrones-7x07-the-dragon-and-the-wolf.html?showComment=1503991505360#c1069005227206645810


      Saludos bastardos.

      Eliminar
  5. Muy buena review, sigue así.
    Es acabar los capítulos de las series y venir a ver aquí la review, muy completas y buenas. Te felicito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario y contenido. ;)

      Saludos bastardos!

      Eliminar
  6. Muy buena todas las reseñas! Yo también hacía lo mismo que el anterior anónimo! ¿Ahora que ya terminò la temporada, se verá una producción tipo; "La séptima temporada de ‘Juego de Tronos’ contada con memes"? Es que "La sexta temporada de ‘Juego de Tronos’ contada con memes" quedó excelente y todavía me hace reir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,

      Si nada falla se publicará el viernes, después de las reviews de las series en seguimiento.

      Saludos bastardos y gracias por el comentario.

      Eliminar
  7. Hola,
    Es la primera vez que comento aquí, pero me parece de justicia dar las gracias al autor por el esfuerzo y la dedicación. También leo la review tras la visualización de cada capítulo de GOT, junto con otras dos webs más y es el sito más completo, detallado e hilvanado que existe...
    A los criticones, buaaaahhhh, como decía Celia Cruz.
    Saludos bastardos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucy!

      Gracias por el comentario y contenido. ;)

      Saludos bastardos.

      Eliminar
  8. Mi teoría es que Tyrion puede estar conspirando contra Daenerys, después de enterarse de que está embarazada y debido a qué el no dejaría morir a su familia. Se preocupa por todos ellos incluso por Cersei a su modo. Entonces no se por qué pero esa última imagen de Tyrion en el último capítulo me da que pensar. ¿Que opináis?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi teoría es que Tyrion tiene sentimientos encontrados. Por un lado, desea que Daenerys y Jon formalicen una relación. Si un tipo tan inteligente como Meñique vio ese movimiento, que daría a la pareja un gran poder en Poniente, es obvio que es el mejor consorte para su reina. Otra cuestión son las complicaciones que todo ese romance pudiera destapar. Hay una entrevista con el director al respecto:

      http://www.ign.com/articles/2017/08/29/game-of-thrones-what-was-tyrions-suspicious-look-all-about

      En la misma se juega con la ambigüedad: tal vez Tyrion esté incluso enamorado de Daenerys o, por el contrario, al ser un perfecto estratega medite qué consecuencias tendrá el Jonerys.

      La teoría que comentas, Anónimo, está circulando debido a ese corte que se produce en la secuencia cuando Tyrion descubre que su hermana está embarazada y llega a alguna clase de pacto con ella. No tiene mucho sentido ya que Cersei va a traicionar a Daenerys inmediatamente y si no mató a Tyrion era debido a esa agenda oculta que llevaba junto con Euron para traer a la Compañía Dorada a Poniente. No le encuentro sentido a una traición sobre una traición. Tyrion, además, ve una vía perfecta para salvaguardar a los Lannister cuando Cersei acepta ayudarles en la Gran Guerra. Él, en el fondo, no quiere que su Casa desaparezca y trata por todos los medios que su hermano Jaime (más que Cersei) sobreviva.

      Dentro de poco, publicaré aquello que creo que ocurrirá en la próxima y última temporada.

      Gracias por el comentario y saludos bastardos,

      Eliminar
    2. Si, tiene sentido lo que comentas. Y que se puede pensar de Varys? Es otro personaje que no acaba de darme paz. Gracias por la respuesta y ya es mi última cuestión. Lo demás tendremos que ir viendolo hay muchas teorías circulando.
      Acerca de Bran, de Bronn y bueno todo este tipo de cosas, además creo que Jaime morirá en esta última temporada como un héroe pero dejando de lado eso, creo que lo que mas intriga me da es saber que movimientos tendrá entre manos Varys.

      Eliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...