jueves, 20 de diciembre de 2012

2

La Gran Final de “La voz” grita: «ESPAÑA ES HEAVY»

El talent de Telecinco llegó a su gran gala final con sus respectivos cuatro finalistas: Maika, Pau, Jorge y Rafa han dado juego y variedad a las ansias de los espectadores y coaches que han compuesto esta primera temporada de éxito, parodia, desternille en redes sociales e implosión bucal-rectal. Pese al fiasco de la cancelación de la cacareada gira llegó el final del camino para los cuatro elegidos por la audiencia, que coincidió en las decisiones mínimamente desequilibrantes de los coaches. Con anunciadas actuaciones de Eros Ramazzotti, Mika y Jamie Cullum y el regreso de los asesores… llega la votación final y fatal para elegir ‘La Mejor Voz de España’… O eso reza el eslogan. Aunque un dueto de Sharay Abellán con Ruimán tendría mucha más audiencia y resonaría mucho más en nuestros televisores... A la espera de la amenaza-levantamiento-de-tongo de Carmen Rigalt, es buen momento de repasar lo vivido en esa noche de tróspida emociones al son de su trending topic: #FinalLaVoz. Pero, ¿de verdad que es el final?

Comenzó con un caliente Jesús Vázquez sin pantalones enladrillados o enladillados y la entrega del triple disco de platino a Bisbal en pleno directo. Mientras que el resto de coaches han rentabilizado su paso por la voz con lanzamiento de nuevos álbumes es cierto que nuestro pelo-rabo favorito simplemente había cacareado su Grammy por ‘Acústico: una noche en el Teatro Real’ y un especial donde Telecinco va a ofrecer su directo en el Royal Albert Hall de Londres. Actuó Mika con un heavy y flipamos. Salió Pablo Alborán con Jorge y Pau y sentimos vergüenza ajena. Anunciaron los porcentajes y sentimos la furia de Carmen Rigalt en ciernes. Así es “La Voz”: 95% Publicidad, 4% Gallos y 1% Talent… pero talent de formato que no de talento… Las votaciones estaban ajustadas: Pau votado desde todos los geriátricos, Jorge por los gitanos y las chonis, Maika por las panaderías y el colectivo gay y Rafa por gente que se cree heavy por escuchar a Jon Bon Jovi y saberse el ‘Final Countdown’ de Europe.


Anunciaron que a Tiziano le rompieron el culo pie y no pudo coger un avión pero el resto de coaches se subió al escenario. Nek cantó con Maika y parecían Jekyll y Hyde, Jorge con Antonio Carmona y parecían Jekyll y Hyde, Bisbal con Rafa cantando la versión metalera de ‘Hijo de la Luna’ de Mecano y parecían Jekyll y Hyde y Eros Ramazzotti cantó con Rafa y Maika y parecían Hyde, Hyde y Hyde. Luego llegaron Pau, un piano, Malú… Malú, un piano, Pau. Y la historia se repite. ¿¡Esto no lo anunciaron los mayas!? Aunque todo cobra coherencia cuando simultáneamente emitían en la competencia “El Señor de los Anillo” y no variaban en demasía los escenarios y los personajes mordonarianos entre chillidos de nazgúl.


Y llegaron las actuaciones de los finalistas:

Pau volvió a ‘My Way’ Frank Sinatra si es que alguna vez había vuelto de alguna parte. Carne de ‘Lluvia de estrellas’ todavía recordaremos cómo intento meter la entrepierna y lo que no es entrepierna en el cuerpo de Carly Rae Jepsen. Es cierto que Pau tiene sus tablas y que lleva cantando las mismas canciones toda su vida… pero cuando le sacan de ahí suele hacer el ridículo.


Rafa, el heavy, se atrevió con ‘The Show Must Go On’ y un coro gospel de fondo para mostrar sus versatilidad… A los gallos, claro. Seamos sinceros: en el momento en que Rafa eligió a Bibal muchos pensamos que efectivamente los mayas no se equivocaban. Desde luego daría gusto hacer una camiseta con la foto de Rafa y Bisbal juntos —a ser posible haciendo a la vez la mítica patada voladora tróspida bisbalina o en su versión con Luis Fonsi— y plantarse con ella en un concierto de metal para trollear. De hecho, gracias a Rafa podemos trollear a todos los heavys del país. ¡Gracias Rafa!


Jorge se atrevió a meter mano a Luis Miguel… pero que aquí que no se preocupe nadie… que la cartera se quedó en su sitio. Aunque la frase de aquello de comparar a un Dios con un Gitano a más de uno de le vino al pelo. Seamos sinceros, el niño mono con un estilo definido dentro de la industria española y que mejores posibilidades tiene de encajar / fichar /gustar. No es ‘La Voz’ porque ‘niños’ como Jorge cantan en cada esquina… Pero la audiencia ‘adolescente / marujil’ manda. O sea, la popularidad y el robo de cobre mandan.

Jesús Vázquez afirmaba que Maika necesitaba más estructura en el escenario. ¿¡Tan gorda no está, por favor!? Se atrevió con con U2 y ‘With Or Without You’. Tengo que reconocer que cualquier persona puesta de cocaína hasta las cejas canta mejor la canción en un karaoke que Maika. No fue su mejor actuación… Maika sacó a la palestra a su difunto padre para dedicarle el tema y, de paso, arañar unos cuantos votos. Su olvidable actuación con Meriendi y su nuevo y fogoso look hacían pensar que podría ser la vencedora… Pero, ¿lo sería?


Después de la insoportable y larguísima gala final repleta de publicidad llegó la primera expulsión del participante menos votado. Maika, Jorge y, finalmente, Rafa se salvaron dejando fuera a Pau. Resultaba previsible… De nuevo, Jesús Vázquez llamó a los tres finalistas para anunciar a los finalistas-de-los finalistas. El primer elegido fue Rafa y el segundo… Jorge… ¿Contra todo pronóstico? Para nada, el T-O-N-G-A-Z-O pronosticado por Carmen Rigalt cobraba forma con la expulsión de Maika. El problema fue el momento ‘maleducado’ de Jorge tirando la toalla y Maika llamándole la atención y recordando que iba a ser él el elegido. El duelo a muerte sería entre Jorge y Rafa. Esta fue la crónica fotográfica del TONGO:


Pero quedaba la final y confirmar si la fama de Bisbal y el heavy como diferencia podrían hacer mella ante el ‘niño mono’ de la edición. Para cerrar la ajustada votación llegó el momento soñado bisbalino y el pelo-rabo se hizo liso para que Rafa ganara la primera edición de “La Voz” en España. Jorge acabó descamisado, Rosario metiendo mano, Bisbal celebrándolo más que su último Grammy y Jesús Vázquez gritando «ESPAÑA ES HEAVY».  Sólo faltó Jimmy Jump saltando al escenario. Nadie ve a heavys mandando SMS Premium ni llamando a un 905… pero sí a Bisbal, a su agente y a sus clubs de fans gastándose el dinero destinado a la Lotería de Navidad y regalos de Reyes para no ser menos que Alejandro Sanz y no quedar de nuevo segundo después de “Operación Triunfo”. Las cosas y tongos como son... Efectivamente ‘The Show Must Go On’… pero en nuestro caso con bastantes neuronas menos después de sufrir semejante trauma semanal.



2 comentarios:

  1. Cuando lo peor de que acabe "La Hez" es que ya no habrá más crónicas bastardas...me consuela saber que "España es heavy" XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      ¡¡¡SE ACABÓ LA HEZ!!!! ¡¡¡BIBA!!!

      Saludos!

      Eliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...