miércoles, 24 de agosto de 2011

0

Manuale d'amore 3. Las edades del amor: Manual de Manual Vol. 3

Manuale d'amore 3. 
Las edades del amor
2011. 
Italia. 
Título original: Manuale d'am3re
Director: Giovanni Veronesi


Sinopsis (Desde su Pressbook – Traducción Google y corregido por servidor):

Tres nuevos capítulos para el Manuale d'amore de Giovanni Veronesi. El director apunta, en esta ocasión, en el objetivo de las diferentes etapas del amor…

‘Juventud’. cuenta la historia de Roberto (Riccardo Scamarcio), un abogado joven y ambicioso, que está a punto de casare con Sara (Valeria Solarino), y su encuentro con la abrumadora Micol (Laura Chiatti), bella, provocativa y misteriosa. A medida que se descubre una realidad más allá del tiempo, suspendido entre personajes estrafalarios y tentaciones irresistibles.

‘Madurez’. Fabio (Carlo Verdone), un popular presentador de informativos, fiel esposo durante 25 años, se siente abrumado por un encuentro inesperado y fatal. La intrigante Eliana (Donatella Finocchiaro) no es, sin embargo, quién dice ser. Un aparente titular sencillo se convertirá en una aventura tragicómica: ¡deshacerse de ella no será fácil!

‘Adelante’. Adrian (Robert De Niro) es un profesor americano de historia del arte que pocos años después del divorcio de su esposa decidió vivir en Roma, la ciudad que siempre ha amado. Reservado y solitario se relaciona únicamente con Augusto (Michele Placido), el portero del edificio donde vive. A él sólo le ha revelado su secreto: hace siete años se sometió a una operación de trasplante de corazón muy delicada. El fulminante encuentro con la hija de éste último, Viola (Monica Bellucci), trastornará su existencia inactiva y tranquila y le dará ganas de vivir mucho tiempo con sentimientos y emociones nuevas para él…

Crítica Bastarda:

La tercera y esperemos última entrega de los Manuale d'amore de Giovanni Veronesi acorta historias pero también demasiada calidad en su guión. De las cuatro que componían “Manuale D'amore” («El flechazo», «La crisis», «La traición» y «El abandono») y “Manuale d'amore 2” («Eros», «Maternidad», «Matrimonio» y «Amor extremo») pasamos a las edades del amor: («Juventud», «Madurez» y «Adelante»). Cupido, dibujado como un crío imberbe, es el encargado de presentar las historias y unir a los personajes con su arco tuneado y un taxi a disposición. Él es el taxista del amor y en el romanticismo contemporáneo todo funciona. Bueno, todo, todo… va a ser que no. El fichaje de Robert De Niro y la canción de éxito eurovisivo de Raphael Gualazzi quedan como alicientes netamente comerciales ante una película que pierde originalidad en pos de la sobre-explicación de su título original “Manuale d'am3re” frente a su homónimo español: “Manuale d'amore 3. Las edades del amor”

Cupido imberbe y con Taxi (arco versión 2011)
En ‘Juventud’ un abogado (no recurriré al chiste fácil ‘del que tengo aquí colgado…’) regresa a sus tiempos mozos antes de emprender un cambio en su vida con su próximo matrimonio. En estos tiempos de crisis da un poco igual 15, 30 que 50 mil euros y mucho menos comprarse un Audi descapotable último modelo. ¡Resistencia! Sentirse joven tal vez no dependa de un trabajo donde la crueldad convive con la ausencia de sentimientos y la dureza de conseguir objetivos sino de vivir en un pueblecito de la costa, correr calle abajo y ser la víctima de bromas macabras. Ah, el amor… el amor también, claro.

Vuelta a la juventud
¿Algo nuevo respecto a todo el cine romántico de dicotomías laborales? Pues no. Simplemente el precio: 50.000 euros… o la ‘resistencia’, claro. Queda clara la moraleja de que el mentiroso congénito no sabe mentir y que frases del tipo «Sin ti me cuesta respirar» huelen a un charco podrido. No sé si los productores y guionistas, en vista de que su objetivo es flagrantemente comercial, deberían pasarse al argot abreviado de la juventud actual y fijarse más en cintas como “Mentiras y Gordas” o “Yo soy la Juani”. Así que la frase «Sin ti me cuesta respirar» quedaría como un «Zin tu txotxo me cuesta tragar haire». Mejor que elegir entre rubias y morenas, ¿no?

Amores reñidos
En ‘Madurez’, segundo capítulo, regresa Carlo Verdone como lazo de las tres partes que componen Manuale d'amore. La historia puede recordar a ese amor loco (y que casi le mata) con Elsa Pataky en “Manuale d'amore 2”. Y vuelve el amor extremo con la bipolaridad y una mujer peligrosa. Pues eso, que Osama Bin Laden sigue vivo y en el recuerdo en esta cinta y que pretende ser el capítulo más desopilante y acaba en una revisión de la caspa española sin Alfredo Landa ni guardias civiles. ¿Y su moraleja? En la vida y el amor los grandes fallos son grandes errores… aunque algunos tienen que errar para amar. Y, desde luego, como comedia está errada. 

Ella siempre tan estupenda aunque sólo enseñe una teta
Y para acabar ‘Adelante’ con esos dos pesos pesados llamados Robert De Niro y Monica Bellucci. El amor cambió para Adrian, un profesor de historia del arte norteamericano, cuando cambió de corazón. Y así conoce su amada ciudad, Roma, y su nuevo amor… la hija buenorra y showgirl del conserje. Eso no es amor sino erección. ¿Un anuncio de Viagra y/o disfunción eréctil? Para nada, es un anunció turístico con una teta o tetaza, según se mire. No sabemos si en el contrato de la Bellucci estaba así estipulado pero esta historia protagonizada por Danny DeVito y las dos tetas sería más creíble.

Con esa moraleja de «La vida no es la que vives sino la que vivirás aunque creas que has vivido todo» se despide una cinta nimia, insignificante, aburrida y lacerantemente tramposa porque a Giovanni Veronesi se le olvidó algo fundamental y coherente con el mensaje de sus historias: amar… amar al cine y amar, por supuesto, a sus espectadores. Porque, seamos sinceros, contar billetes no es muy romántico y aquí el que los pone es el espectador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...