viernes, 13 de marzo de 2015

6

Secrets & Lies: El secreto está en la mentira

Serie de TV
“Secrets & Lies”
EEUU
2015

Sinopsis (Página Oficial):

Ben Crawford (Ryan Phillippe) está a punto de pasar de ser considerado un buen samaritano a sospechoso de asesinato después de que se descubra el cuerpo de su pequeño vecino, Tom Murphy, en el bosque. A pesar de que la detective Andrea Cornell (Juliette Lewis) indaga para hallar la verdad en su investigación y aprieta las clavijas a Ben como una ‘persona de interés’, el caso se desarrolla desde la perspectiva de Ben —sea culpable o no—. Al tratar de limpiar su nombre, Ben se enfrenta a varios niveles de la vida de estos habitantes de los suburbios que viven en su tranquila calle sin salida, dejando al descubierto sus pequeños engaños sucios y sus concurridos armarios llenos de esqueletos. Nadie está por encima de toda sospecha. La vida de la familia de Ben, ya privada de orden, se pone patas arriba cuando se embarca en un viaje complicado para demostrar su inocencia…

Crítica Bastarda:

La ficción australiana se está convirtiendo en un punto de referencia para la producción televisiva estadounidense y “Secrets & Lies” aterriza en ABC dentro de una hornada de nuevos thrillers y exploraciones del género policíaco. Es interesante que la cadena, cuya competencia directa son los procedimentales de CBS, haya decidido apostar por ‘nuevas’ fórmulas como “American Crime” o “Secrets & Lies” menos afines a la producción generalista. En este remake de la propuesta de Network Ten —que acabó siendo un éxito internacional— se nota en cierta medida una concepción más allá de una serie limitada, como parte de un proyecto con una perspectiva más próxima a “Revenge” que a Broadchurch. Puede que en este punto levantemos nuestras armas y arqueemos la ceja después de la ‘adaptación’ del material de Stephen King realizada por CBS enLa cúpula. ¿El verdadero secreto y mentira es alargar la fórmula hasta que la audiencia grite a la pantalla «¡BASTA!»? ¿Era necesario un remake tan cercano y peligroso después del fiasco y desastre de Gracepoint? La audiencia parece que va a salvar una serie que ha sido recibida con malas críticas por los medios estadounidenses, que hubieran visto con mejores ojos un entorno más propicio en la televisión por cable. 


Ciertamente el casting de esta “Secrets & Lies” esconde el abdominal y cara bonita de Ryan Phillippe y KaDee Strickland parece que ha sido contratada para lucir de florero. Las modificaciones del material original tampoco resultan satisfactorias. Juliette Lewis, que ha perdido su pito australiano, va a todos lados con la misma cara de haber olido un pedo pestilente y estar cabreada y asqueada con la situación. Y de Dan Fogler como irresistible donjuán adicto a las lolitas mejor no hablamos… Planteemos que la utilización de la navidad como contexto y escenario —y transformación de esa soleada y paradisíaca atmósfera de la propuesta australiana— pudiera remitirnos a La cazade Thomas Vinterberg para introducir la materia prima y alegoría social, componente religioso y aprovechamiento de la trama troncal del show. Un respetado padre de familia, Ben Crawford, se convierte en el principal sospechoso de un crimen al encontrar el cuerpo de su vecino de doce años. Rápidamente se pone en la mira tanto de la policía como de los medios, siento el terremoto dentro de una comunidad le designa como responsable de asesinato, repudiándolo e incluso amenazándolo. Obviamente llegan las curvas. Ben se entera durante la investigación que el pequeño Tom Murphy era su hijo biológico y que alguien está tratando de incriminarlo de un homicidio que no cometió. Sin contar que sus vecinos son adictos a las infidelidades y tienen suficiente mierda y secretos que esconder por necesidades del guión.


Olviden cualquier percepción o acercamiento sociológico —o incluso sarcástico— a una exploración de un crimen porque “Secrets & Lies” va directa a esa conjugación de secretos y mentiras como materia prima del cliffhanger y giro de guión. La perspectiva de Ben nos lleva a los espectadores a revivir viejas ínfulas del cine comercial sobre la historia de un hombre que debe demostrar su inocencia y encontrar al asesino de su propio hijo. El thriller entra en juego y esa línea de suspense se amolda a un melodrama familiar con toda clase de ramificaciones y algunos flashbacks que van dotando de sentido las emociones de sus personajes. Todo apunta a Ben y el arma del crimen aparece rápidamente para poner en aprietos al protagonista y conducirlo a ese juego entre el gato y el ratón con la implacable detective interpretada por Lewis. ¿Sabían que la mayoría de los asesinos de menores se suman a la investigación? La propia estadística y el universo dan la impresión de estar en contra de ese padre de familia ferozmente atacado por la policía y sociedad. “Secrets & Lies” despliega un escenario de secretos y mentiras que son revelados por una comunidad tras un asesinato que la pone en evidencia. Ya hemos visto la utilización de tal material en la notable primera temporada de Broadchurchy las intenciones de ABC son alargar el producto lo máximo que le permita la audiencia. En definitiva, aquí el mayor secreto es la propia mentira del guión, el leitmotiv de la cadena para asesinar la calidad y armonía originaria con esa arma homicida llamado producto generador de ratings.


SPOILER: ¿Quién asesinó a Tom Murphy? En la serie australiana el asesino de ‘Thom Murnane’ era la hija pequeña y futura sociópata del propio protagonista. Eva Gundelach acabó con la vida de su vecino —desconociendo que era su medio-hermano— por ser la fuente de discusiones de sus padres. Sus intenciones eran incriminar a la madre de ‘Thorm’… aunque siempre acabara perjudicando a su padre. No sabemos si en la adaptación estadounidense decidirán copiar el material y hacer que Abby Crawford (Belle Shouse) sea la asesina de Tom Murphy o declinar el rol a cualquier de los sospechosos vecinos de Ben. En realidad, desconocemos hasta qué punto desean alargar el show y enredar un asesinato que se suma ya a una moda televisiva en la que el crimen de un menor supone el punto de partida tanto de una investigación policial como de un melodrama social y familiar. ¿Se sacarán de la manga nuevos asesinatos para ir rellenando futuribles temporadas? Aunque la pregunta, más que saber quién es el responsable de la muerte de Tom, es conocer quién asesinó a esta propia serie. La nariz del personaje de Juliette Lewis puede que tenga las respuestas.

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

6 comentarios:

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...