martes, 1 de enero de 2019

1

Repetimos: ¿Feliz [año que quiera marcar en su calendario] o lo de la Pedroche?


Repetimos. ¿Vivimos atrapados en un bucle? ¿Estamos en una versión cutre de Matrix o en el Año de la Marmota? Hoy uno de enero del [año que quiera marca en su calendario] los mismos chascarrillos, los mismos comentarios, los mismos dummies… Desde el pérfido «Día 1 de…» pasando por «Página 1 de…», los círculos del infierno de Dante ya reflejaban aquello que no iba a tocar sufrir. Entre los tópicos de Nochevieja, temas alcohólicos aparte, volvió a emerger el Fantasma de las Navidades Pasadas para torturarnos con la capa de Ramón García (esta vez en streaming) y los mensajes de felicitación y memes hasta que se cayó WhatsApp… ante el envío masivo de fotos del negro del ‘pollón’ con guirnaldas en la punta de la cachiporra. Por supuesto, no podía faltar el vestido de Cristina Pedroche… ¿El Fin del Mundo está cerca o estamos atrapados dentro del mismo? Tras lo ocurrido, mi teoría se ha confirmado: vivimos atrapados en una eterna repetición y el último ‘acicalado corporal’ de la Pedroche, que rememoraba una de sus enésimos entregas y plagios, no hacía más que confirmar tal posibilidad. ¿Realmente sucedieron las Campanadas de la medianoche —entre 31 de diciembre al 1 de enero— o son obra de una realidad virtual o martirio eterno? 

No pienso comentar nada de la Pedroche… ni de la Igartiburu… porque ambas, al fin y al cabo, son ya una repetición de un sketch cada año. Mucho menos del resto de propuestas tan petulantes como los risibles retoques de Chicote. No existe ninguna clase de innovación en las pre/post Campanadas y únicamente podemos recordar los rótulos de CachitosInteresa más adentrarse en la novedad y este año era la retransmisión de las ‘Campanadas Canarias’ en la Puerta del Sol. Un reajuste permitió una celebración por partida doble, como si el tiempo retornara hacia ese constante momento en el que un bikini lo eclipsara todo. Brays Efe se encontraba presente ante el traje de amazonas de la nueva polémica aunque, sin embargo, la cuestión de la novedad era la metáfora de ese ‘retraso’ nacional en busca de un escape mental al archipiélago. Ciertamente, la contradicción no deja de remarcar ese bucle infinito de insultos, memes y chascarrillos alrededor de dos vestidos que se ha convertido en un macguffin al servicio del nuevo Año de la Marmota que nos toca por vivir. ¡Feliz [año que quiera marca en su calendario]! Dicen que es el 2018 pero yo no me fiaría… 

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

1 comentario:

  1. Efectivamente, vivimos el año de la marmota en bucle, ¿qué será lo siguiente? ¡Más de lo mismo!.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...