jueves, 15 de enero de 2015

1

Vuelve (por cuarta vez) ¿Quién quiere casarse con mi hijo… tróspido?


La pregunta es simple: ¿conseguirá la cuarta temporada del dating-fiction-show de Cuatro recuperar el cetro perdido de la trospidez? Es cierto que el programa estrella diseñado por Eyeworks España llega en el momento perfecto para desintoxicarnos de la onda fecal expansiva de ‘Gran Hermano 4.589’ y la actual emisión de ‘Gran Hermano SHIT’. Por no hablar del favor que hace a la televisión patria al ‘evacuar’ temporalmente a ‘Killer karaoke’. Llegamos a otra cuestión para el análisis ya que el aterrizaje viene precedido del desgaste del formato tras ¿Quién quiere casarse con mi madre?y de una productora que ha visto cómo Un príncipe para Laurafue un fracaso mientras ‘Adán y Eva’ emergió en 2014 como nuevo canon de la trospidez. Volvemos al juego de esos solteros, sus desesperadas madres, sus pretendientes y, por supuesto, los descartes entre desastrosas aventuras que hagan bullir las redes sociales. He ahí precisamente parte del encanto y gran truco. Luján Argüelles es la constante y uno de los reclamos principales junto a ese montaje que se convierte en un nuevo guión al servicio del show. El casting siempre ha sido fundamental y ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ se ha puesto a tono para sorprendernos e intentar que nadie quede indiferente. El primer episodio y regreso a nuestras pantallas lo ha conseguido y es hora de repasar lo vivido en esa vuelta exitosa de QQCCMH.


David es un treintañero decorador de interiores, aunque sin el glamour de un decorador de interiores… y más cercano a un casting para un remake de una web-serie de ‘Manos a la obra’. Su madre tarotista le ha mimado (y guiado) tanto (y tanto y tanto) que se ha convertido en un Norman Bates afectivo y reservado, preparado para encontrar en QQCCMH una víctima que sacie esa dependencia que nunca podrá encontrar fuera del nido materno. Su progenitora, Rosa, parece una versión de Úrsula de “La sirenita” y una especie de Jose Luis Moreno para el ‘Monchito’ de su hijo. Sabemos que esa relación está condenada a la destrucción y que esa marioneta al servicio astrológico acabará por revelarse y asesinar a todo aquel ser que se encuentre en su camino. David, como buen y futuro personaje de Bates Motel, no soporta a las mujeres que no se asean mientras que su madre busca una chica cargada de energía positiva. David es muy cuidadoso con los cadáveres que limpia antes de hacer cosas que aquí no podemos mencionar. «Lo que puede atraer a una mujer de mí son mis ojos», indica este joven que podría ser el hermano perdido de Crazy Eyes y cuyo hándicap es la presencia de una madre vidente que va a guiarle entre signos zodiacales y misticismo random. Sepan ustedes que España es Sagitario y que iremos comprobando si esa Úrsula tarotista ve o no ve ante tanta ‘golfa-levanta-hijos’ que pase por sus ojos. Esperamos el siguiente discurso para la gala final: «Pero ahora véanme, demacrada y marchita. Desterrada, despreciada y muerta de hambre, mientras él y sus enclenques pececitos ZOOOOOOOOOOORRAS están de fiesta. Pronto les daré una verdadera razón para celebrar ¡Flotsam, Jetsam! ¡La maldición de Tut acabará con todas vosotras! ¡ZOOOOOOOOOOOOORRAS!».


Se llama Ambrosio aunque se puso el nombre Markus como marca comercial para triunfar en el mundo de la moda mientras trabaja como agente de seguros. O algo así porque según informaciones tan fiables como un bocadillo de pan integral todo lo que cuenta el tal Ambrosio es mentira. ¡A él le gustan los Ambrosios y su pasado como modelo duró lo mismo que el de Ronaldinho en una pasarela! Dice que su mujer ideal es un putón familiar pero todo sabemos que realmente quiere un maniquí que se amolde a su presuntuosa personalidad. Adora vestir del Alcampo aunque las prendas outlet del Carrefour le han llegado al corazón. Se confiesa fanático del pollo con arroz y odia a la perra racista y posesa de su mamá que ladra cuando ve a gente de color. Su progenitora es una especie de orca disfrazada de la becaria Bea de Carlos Latre. Para colmo, únicamente acepta en Facebook a gente guapa… ¿Es que Ambrosio no se ha dado todavía cuenta que la gente puede poner cualquier foto en la red social? Su madre, María José, es su némesis y quiere una chica religiosa porque ella va a misa cada domingo a invocar el regreso de Sauron a Mordor. Recopilemos: madre e hijo quieren un putón familiar y que sea religiosa. Allí aparecieron diez mujeres. ¿Y todavía hay gente que dice que ‘QQCCMH’ no tiene guión? Markus-Ambrosio tiene un sueño al igual que su madre: liquidar nuestras neuronas. Y, visto y lo visto, lo va a conseguir.


Sandro es un macho ibérico de toda la vida de Dios (y todos los Santos). Andaluz, de derechas, monárquico… Sí, un estereotipo. Pues no… porque es homosexual y precisamente va a romper ese tono impuesto de anteriores ediciones del dating-show. Retrocedamos en el tiempo y repasemos el odio que despertaba a la audiencia esos aborrecibles e insufribles personajes tróspidos que únicamente deseaban llamar la atención. Las aventuras gays de cada temporada de QQCCMH eran salvadas por los sufridos candidatos que tenían que lidiar con esas personalidades que no podían eclipsar a sus también tróspidas y problemáticas (e insufribles) madres. Sandro quiere romper esa dinámica con un look macarra y musculado y busca otro macho de mandíbulas marcadas… ¿para hacerlas trabajar? Recapitulemos: Sandro, Míster Gay Málaga y Míster Smile, es gay ex del PP y ahora apolítico (y afín a Podemos), se baña siempre con su gorra hipster y busca un hombre que le quiera y que tenga la sonrisa perfecta. ¿A un tal Mariano…?!! Como el 98% de la población es diseñador de interiores aunque como ese 97,99% se dedica a otra cosa. En este caso, a trabajar como monitor en un gimnasio perfilando culos en un sentido intrínseco-cortoplacista. Sus pretendientes son todos tróspidos menos un Gremlin de piel atópica que no puede bañarse. Se masca la tragedia. Olemos el drama y a mucha marigay jugando al teto.


Rafael tiene 21 años, es millonario, tiene tupé, busca mujer. «Primero, creo en mí… y después, creo en Dios». Nos conocemos la historia y nos la saltamos porque sabemos cómo acaba este cuento tróspido de pose y postureo. Eso sí, no podemos entender el acento de su madre Mª Luisa. ¿De qué país procede? ¿De la Transilvania del Machu Picchu? Rafa —y una rata peluda y muerta que lleva como coleta atada a su sien con una pinza de plástico cutre y barato— tiene 8.598 millones, 45.983.647 Ferraris y compra joyas de 50.000 euros como capricho semanal. Le timan todos los días por ir de sobrado. Allí aparecieron diez mujeres que no buscaban su dinero. Sí, diez mujeres que no buscaban su dinero. Una de Lavapiés. Sí, una de Lavapiés que estaba allí por amor. ¿Y todavía seguimos diciendo que ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo? no tiene guión? 


Diego quiere ser director de cine, tiene estudios y también se ha estudiado muy bien lo que tiene que decir. Está condenado a ser el friki tróspido de la edición: fanático de ABBA, los ovnis, la serie B-C-D[…]Z, la copla y todo aquello que pueda considerarse kitsch. ¿Su problema? Sus gustos chonis y Camela. Ains, Camela, ains. La madre de Diego, Estrella, piensa que es una especie Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”, Uma Thurman en “Pulp Fiction”… ¿Es que nadie le contó a esta pedazo de milf que Hepburn en esa película realmente interpretaba a una prostituta y que Thurman era una yonki que esnifó heroína y se quedó mirando a Cuenca? No se alarmen porque Estrella es la estrella de Diego y tiene clase e incluso posee ese pasado necesario para ir al ‘Sálvame Deluxe’ o ser una diva al servicio de un nuevo Jess Franco. Ellos son perfectos y los mejores con diferencia. Diego, en realidad, no busca mujer sino musa aunque desconozcamos si esta película acabará, parafraseando a este genio tróspido de la temporada, como la Generación del 27 en versión subnormal. También ignoramos si para Diego, graduado en Comunicación Audiovisual, ‘QQCCMH’ va a ser un escaparate correcto a sus fines o si acabará dirigiendo los vídeos de Putalocura.com con tanta rusa tetona en vez de ser el Russ Meyer patrio… Dice que sus amigos, la versión monguer de la Generación del 27, no soportan sus películas pero estamos seguros que aquí encontrará material para una y de las buenas. El único pero a todo este cinematográfico asunto kitch es conocer si este experimento a lo Black Mirror forma parte de ese máster de investigación aplicada a medios de comunicación que está realizando... Mmmmmmmmmm.

Cómo funciona la relación de David y su madre vidente
En este primer, extenso e imprescindible programa extravagante y loco se hizo la primera criba y, de los/as diez pretendientes de los hijos tróspidos, cuatro cayeron y seis continuaron. Todavía no se ha confirmado el número de concursantes que han trabajado en el mundo del porno y si a Markus AKA Ambrosio le gustan las chicas operadas (y que parezcan travestis) porque realmente desea fervientemente… un travesti. Aquello que podemos ir narrando son sus mejores momentos y qué participantes continúan en el dating-trospid-show:

David AKA ‘The Lost Brother of Crazy Eyes’ no eligió a sus candidatas sino su propia madre. Luján Argüelles estaba por allí para soltar un zas en toda la boca a esa tarotista y gran villana de “La sirenita” interpretada por Raquel Mosquera. La vidente decía que no manipulaba a su hijo pero Luján, del mismo modo que los otros televidentes, descubrió que ella era el motivo principal de su soltería (aparte de acabar siendo la nueva incorporación al reparto de “Bates Motel”). La madre de David, tras infinidad de sucesos astrológicos tróspidos, se quedó con Noelia, Oxana, Ana, Thais, Fátima y Mamén. El baile de la culebrilla no triunfó. 


Como suele suceder en la trama del concursante gay en ‘QQCCMH’, los pretendientes de Sandro superaron al propio soltero e incluso al tándem que formaba con su madre… Sí, esa señora propietaria del Casino de Ginés… donde únicamente (y al parecer) juegan ancianos peperos al dominó. El primer diálogo tróspido-antológico llego antes que el Gordo de Navidad:

—¿Eres un chico independiente? 
+No, soy dependiente.
—¿Y eso?
+Trabajo en una tienda de ropa...


Apareció un pintor que utilizaba su propia sangre como material (fue expulsado injustamente) y surgió un ser alienígena que no era hombre o mujer sino persona (fue eliminado por su look Almodóvar-Alaska). Sandro se quedó con Vicente, Juan, Ra, Brian, Alex y José. En un momento piscina erradicó de su lista a Alex. Sí, se quedó con un clon de Marilyn Manson que debe, por obviedad, mamarla bien y el Gremlin de piel atópica que no podía bañarse con cloro. You know. 


No sabemos si alguna de las pretendientes de Ambrosio AKA Markus es travesti y si alcanzará el grado de ‘putón familiar’ soñado. Sí sabemos que se quedó con Cristina, Rocío, Marta, Rebeca, Lara y Saria AKA La Lagartona. Después llegó la vergüenza ajena: se hace lllamar Markus y dice que tiene clase y nivel... pero se llevó a unas tías a comer a un McDonalds. NIVELAZO… de Ambrosio, claro.


Rafa, el millonario, se quedó con Dely, Pili, Sara, Claudia, Sandra y Kristiane. Pasó del cosplay y la niña de las nieves y de la joven princesita del conejo. La que dice ser la doble y reencarnación de Marilyn Monroe (y parece la hermana de Mayra Gómez Kemp) continúa y su viaje en calesa madrileña reveló el odio y tensión entre esas gatas en celo en busca de la fortuna, el pelo perfecto y esa colección de ferraris y porsches. Hasta que la rata muerta que lleva encima de la cabeza Rafa asalte a alguna de sus pretendientes no nos creemos nada.


Diego dejó en blanco y negro a la virgen del programa adicta a ‘Cincuenta sombras de Grey’ y se quedó con Nuria, Ana AKA La rusa tetona, Yasmina, Ivana, Beatriz y Angie. En el primer sushi-gang-bang surgieron las tiranteces habituales entre las futuras musas del cineasta y se reveló que ninguna estaba allí para hacer amigas. Se nota, se siente. Si lees esto Diego un consejo: mira a la rusa a las tetas para hacer creíble tu papel en esta película tróspida que luego te critica Mauricio Colmenero en Twitter.


Resumen. Los datos del estreno de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ fueron excelentes, quedándose cerca de los dos millones de espectadores. Sus buenos e iniciales ratings confirman la tendencia viral en redes sociales durante toda la noche. Los tróspidos han vuelto para quedarse en nuestros televisores… ¿y recuperar el trono perdido?

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

1 comentario:

  1. Yo con este programa no puedo, principalmente porque Lujan Argüelles me pone mala. De cualquier modo, vaya fauna...

    Un beso.

    ResponderEliminar

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...