martes, 12 de febrero de 2013

0

Comienza Gran Hermano 14 con vértigo y concursantes suicidas


1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13 y 14. No, no son ni los intentos de suicidio de los televidentes desde la primera promo emitida por Telecinco, ni la suma de las neuronas o los CI de los participantes de la nueva entrega de “Gran Hermano”… sino el número que marca su edición. Muchos preferirían una ETS a ver 14 segundos del veterano e incombustible reality que presentan Mercedes Milá pero cualquier crónica (o intento de, como este caso) nos lleva a revelar los entresijos de la decadencia de la humanidad. Sí, “Gran Hermano” es “Black Mirror” a la española y también merece ser narrado antes de la cuasi-segura muerte cerebral del narrador. A mí, los comentarios despectivos en general de “Gran Hermano” me recuerdan exactamente a los mismos que se vertían en los foros donde compartían la película porno de Carmen de Mairena: «¿Por qué coño vemos esto?». Pues habrá que verlo por er’ coño, ¿no? La dimisión de Benedicto XVI el mismo día del arranque de “Gran Hermano” junto con el recopilatorio de portadas de Interviú hicieron soltar las alarmas: ¿será uno de los participantes y saldrá enseñando la dote papal? No, al final no… pero casi. El escote de la Milá, tras su topless y formar parte de uno de los 5 disfraces más aterradores para el Halloween 2012, fue el conductor del plató y presentaciones: tenemos casa de las bromas y un puñado de participantes clónicos. Veamos, están un niño-mono, una niña-mona, un niño-mono, una niña-mona, un niño-mono, una niña-mona, un niño-mono, una niña-mona, un niño-mono, una niña-mona, un niño-mono, una niña-mona… O sea, ¿doce monos? Es momento de intentar condensar y reducir lo que parecía irreducible y no hablo de la masa encefálica que ahora habita los interiores de la casa de Guadalix sino de esta propia crónica. ¿Están preparados? ¿No? ¡Cuenten hasta 14 y salten!

No han parado de decir que esta edición era de «Vértigo», pero todo hace indicar que se han quedado simplemente con el efecto de mareo/vomitera. ¡Vaya pota de programa! ¡Qué casting más cutre! Con excepciones, eso sí. Repasemos:

Tenemos Kristian-Krusty, que es un entrenador de fútbol-niño-pelocho-LMFAO a lo ayudante de Krusty (Milá). Nos enseñó la casa, dio sustos y dice que dibuja cómics y quiere ser protagonista de uno… El que realice de su experiencia en este programa tendrá dos viñetas.

Susana y su chupi-pandi, su chupi-pandi y Susana. Dice que entra en “Gran Hermano” para conocer gente especial. Pues vas apañada guapa… empezando por ti.

Noelia es la nueva Fresita de la edición y afirma ser princesa y muy competitiva. ¿Princesa del Reino Pichurrín? Por favor, que esta vez la aplaste del todo la vaca… Por favor, te lo pido por favor.

Giuls (no, no es marketing de la tienda de ropa) nos muestra los efectos de las drogas ibicencas y su pendiente en el frenillo que da dentera. Entró con posición ‘coñal’ de manos… O sea, algo esconde esta niña aparte de un padre desaparecido.


Juan Carlos, es portero y trabaja en un comedor social. ¿Perfecto? No, es tartaja y ha entrado para superar su tar-tar-tar-tar-tar-mudez. ¡No hagan chistes de tartamudos, ca-ca-ca-ca-brones!

Danny, er’ DJ que ha publicado 8.896.132.567 singles de éxito publicados por los sellos más importantes del país, que pincha muy bien en las mejores discotecas de España, que tiene una novia ‘ferpecta’ y que incluso conduce su propio programa de radio… Y, entonces, ¿pa’ qué te metes en “Gran Hermano”? A mí, desde luego, me dio un ataque de risa y rodé de lado a lado de la pared con los 4.559.989.445 singles publicados por Mr. Danny. ¿O eran 8.896.132.567? ¡El tecno-pachanga me confunde!

Argi, es estudiante de arquitectura, y dice ser audaz. Dice que no soporta a los ineptos y aquellos que no tienen recursos y no quieren buscarse la vida. O sea, no se soportas a sí misma. Protagonizó el momento bajada de la bola del reloj de la Puerta del Sol más lenta de la historia que uno recuerda. Sí, tan lenta y aburrida como esta primera carta de presentación.


Raky es una asesora comercial de 26 años que puede violarte con los pies o robarte la cartera, que para este caso es lo mismo. Dice ser cotilla, desparpajada y una chica de barrio. Sí, guapa, nos habíamos dado cuenta con esas pintas que llevas…

Ivan, bailarín, imitador y explotador de canino. Vaticinamos que esconde más de un secreto… como su ídolo John Travolta.

Igor (que no Igor) es un jugador de hockey vasco afincando en la France, separado y con un hijo. Viene a pillar cacho o hacer otro bombo aquí, las cosas como son.

Sonia es una una odontóloga de Las Palmas y entra con el objetivo de hacer muchas limpiezas de boca a sus compañeros y compañeras… Esperemos que sean todas con la lengua.

Lorena es la gran favorita: una versión Godzilla de Chiqui que, al parecer, es fangirl del programa y que se rumorea que será la que se vaya comiendo a los expulsados. Dice que le encanta la salsa… En las patatas fritas, claro.


El otro favorito (si le dan el alta) es el primer gafapasta del programa que fue víctima de la novatada del grupo de canís. Hijo, tan inteligente que eres y te la dan una panda de clones y melones. Algunos creen que su lanzamiento fue un intento de suicidio… porque, Álvaro-de-profesión-gestor-de-arte, se lanzó a la red. ¡Han matado a Kenny, hijos de fruta! La madre de Álvaro, también lesionada y seguramente abofeteando al hijo para que recapacite, parece buen material dramático de primera. ¡Le queremos en la final! Si es que empieza el programa… claro. A partir de ahora, en resumen, se dirá que duras menos que un gafapasta en “Gran Hermano”.


Una participante no paraba de gritar cuando fue arrojada como una bolsa de basura «¡Qué se me ve todo, qué se me ve todo!». Tranquila hija, que con tus tres neuronas vas aquí sobrada. No sé si se puede apostar en Betfair o Bwin por revelar quién es la meretriz de este año o si podemos contratar a un sicario en crowdfunding para que torture al responsable del homenaje a “Vértigo” de Hitchcock. Eso sí, si quieren homenajear al maestro del suspense deberían apuñalar a todos los protagonistas en el primer acto y meter a otros… porque no valen mucho, la verdad sea dicha. Repasemos: Raky, Igor, Danny, Giuls… ¿De verdad que nos os recuerdan a los nombres de los enanos de El Hobbit?


A la Godzilla-Chiqui la trollearon en la casa de las bromas un doble de Marilyn Manson y una embarazada que quería parir allí. Mercedes Milá indicó que uno de sus sueños era ver un protuberante panza abrirse de piernas y soltar ante las cámaras y millones de televidentes el que sería el primer bebé oficial de ‘Gran Hermano’. El mío también… pero, además, que Jigsaw fuera el Súper y llenara la casa con trampas mortales en plan “Saw 2”. Cuentan que la preñada va a ser la Súper de los fines de semana… y yo me pregunto… pa’ qué tanto Súper si con una grabación bastaba para colársela a estos niñatos.


Pero llegamos al momento triste de la crónica. La final de la segunda edición de “Tu cara me suena” barrió en audiencia a “Gran Hermano”, pero no puedo con el reality a nivel de redes sociales, donde #GHentradas fue el trending topic de los trending topics. El show comenzó con un plano subjetivo, escote y mojón y acabó con muchas bolas chinas y 13 platos… Sí, al final todo se reduce a la ‘Cada de las bolas chinas’ y a 13 platos… aunque tendrían que haber puesto 13 rayas de coca. Los participantes las necesitarán… o, al menos, el que escribe esto después de ver esto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...